Muere la madre («nunca «mamá» o el horroroso «mam» de Mánchester») de Morrissey

Por | 14 Ago 20, 17:12

Morrissey había pedido hace unos días a sus seguidores a través de Morrissey Central que rezaran por que su madre se recuperara, pues estaba muy enferma. «No hay mañana. No os pido nada más, porque podría no haber mañana», pedía desesperado, responsabilizándola de «todas las cosas buenas que le han motivado en la vida». Finalmente, Elizabeth Anne Dwyer ha fallecido lamentablemente y será enterrada en Dublín, pues la familia del autor de ‘Irish Blood, English Heart’ procedía de allí y no de Mánchester.

El artista no es el tipo de autor que dedica canciones o discos a sus seres queridos, por lo que quizá no quepa esperar un disco personal al respecto en el futuro, pero no podemos pasar por alto la importancia que ha tenido su madre en la carrera del que es uno de los autores más interesantes y peculiares de todos los tiempos. Era habitual que Elizabeth Anne acudiera a multitud de conciertos de Morrissey y por supuesto aparece en su popular e imprescindible ‘Autobiografía’.

El artista le dedicaba un precioso pie de foto para una instantánea de 1975 («mi madre siempre en mi corazón) y sin revelar mucho sobre ella, pues el libro solo muy sutilmente revela escenas de su vida más personal, en un momento muy divertido y mordaz marca de la casa, la definía de la siguiente manera: «Madre es madre, nunca mamá (o el horroroso «mam» de Mánchester); glamurosa como nadie, y además, otras cosas».

La maternidad aparece en las letras de Morrissey, pero más bien como parte de una historia ajena o ficticia, como es el caso de ‘This Night Has Opened My Eyes’ de los Smiths, sobre un embarazo adolescente, o ‘Mama Lay Softly On the Riverbed’ (en ‘Years of Refusal’). Pero no se puede pasar por alto que Morrissey utilizó el recurso de llorar en los brazos de una madre por mal de amores, o sencillamente como consecuencia de la soledad, en la preciosa letra de ‘I Know It’s Over’, una de las canciones incluidas en la obra maestra de los Smiths, ‘The Queen Is Dead’ (1986), y la que mejor viene al caso. Para todos sus seguidores, una escena que ha marcado su carrera.

Morrissey ha publicado este año un buen álbum llamado ‘I Am Not A Dog on a Chain‘ que ha pasado desapercibido por la pandemia, por su mal momento de popularidad y por su cuestionable elección de los singles, pero con temas tan reivindicables como ‘Jim Jim Falls‘.

Etiquetas:

La Tienda JNSP