«‘Oxena’ es un paso hacia lo que es DORA de verdad»

Por | 12 Sep 20, 10:26

Unas horas antes de que salga ‘Oxena’, DORA acude puntual como un reloj a nuestra cita a través de Zoom. Esta es una de sus producciones más complejas, hasta el punto de que los días de ‘Hoy’ empiezan a sonar tremendamente lejanos, y la artista se muestra entusiasmada y muy segura de este tema en particular. Su padre Diego Postigo asoma la cabeza un momento para decir «hola», pero por lo demás permanece fuera de plano sin aportar nada, pues apenas DORA le cuestiona si lleva trabajando con Pional 2 o 3 años. Por lo demás, está claro que es la cantante quien toma sus decisiones según le da: ‘Oxena’ aparece en las plataformas de streaming como una grabación del sello «Dora Records». No faltan las marcas en sus vídeos ni el apoyo de personajes clave en esta familia de artistas (DORA va a protagonizar la próxima película de Paco León), pero su proyecto musical se huele libre desde la distancia.
Parecía que esta entrevista se iba a retrasar por el comienzo de las clases, pero veo que no. ¿Cómo ha ido?
Era la presentación, acabo de llegar a casa. Ha sido solo una horita. He ido para que nos dijeran las medidas del coronavirus, no han dado clases, han dicho que tenemos que estar con distancia… todo eso».

Esta canción que presentas esta semana tiene dos partes. ¿Cómo ha surgido?
Al principio era una balada, y la primera parte es la que he hecho yo sola en mi cuarto. Es uno de los últimos temas que escribí, en pleno confinamiento. En principio ese era el tema, pero un día estábamos en el estudio y Pional se puso a jugar, salió la parte más garage, y dijimos: «vamos a cambiar todo el tema, vamos a hacerlo a saco».
¿Trabajáis juntos o también en la distancia?
Tenemos el mismo estudio, está cerca de mi casa.
La segunda parte de la canción, que es más de desmadre discotequero, está muy acorde con lo que dice la letra, «estoy mejor sin ti».
Todo el tema tiene un punto como sin explotar, hasta que llega la segunda parte. Se está conteniendo y luego hay un punto en que explota. El vídeo es como un trip, es como muy surrealista, es ambiente de club. Es sobre algo que llevas dentro mucho tiempo, que tiene que salir y ya explota.

¿Por qué se llama ‘Oxena’?
La canción es sobre un amor fallido y viene de mi exnovio (risas) Hay buen rollo, es su nombre. Le escribí para preguntarle, en plan: «¿no te importa?». Pero se lo tomó muy bien, le hizo mucha gracia.

Ya habías dicho en otra entrevista que era un tema post-ruptura…
Así es. El tema que saqué antes, ‘Hoy’, también era sobre una ruptura. Pero esto está llevado a otro sitio, se puede interpretar de varias maneras, cualquier otra persona se puede identificar. «Estoy mejor sin ti» puede ser un mensaje para muchas cosas. A cualquier cosa en la vida que no te venga bien, le puedes decir: «estoy mejor sin ti, déjame en paz».

¿Dónde habéis hecho el rodaje?
Es un plató, tiene ese ambiente de discoteca pero era un plató. Toda la magia se hizo con las luces y los colores.

Te lo pregunto por si se había hecho en una discoteca en la que todavía no podías entrar…
¡Que me cuelo! Pues igual de repente puede ser otra opción de la historia: me rebelo y me cuelo (risas).

No sé si no has podido actuar en sitios por ser menor, esto cambió hace unos años…
Tengo 16, nunca he tenido problemas, llevo haciendo conciertos desde antes. Hay que llevar la firma de los padres.

Este tema tiene una producción chula. No sé si es indicativo de lo que puede estar por venir o solo es un tema más…
Todos los temas especiales, son como mis hijos. Pero este es mi ilusión, es un paso entre lo que he hecho y más adonde quiero tirar, más mi sonido. Es un paso hacia lo que es DORA de verdad. Yo estaba flipando viendo el vídeo porque decía: «¡exactamente esto es lo que quiero!». Era perfecto.

Luego está ‘Ojos de serpiente’, que es algo más clásico. Es un bolero. Es un poco como que se sale de lo que está de moda. Siempre hay alguien que reivindica la tradición, pero si coges una playlist de Spotify de hits o de canciones que están de moda, es raro dar con un bolero. No sé si es es algo que vas a seguir explorando, o fue una excepción.
Tengo muchas referencias musicales y, en piano, empecé tocando boleros. Me salió solo pero siempre voy a querer experimentar. Puedo hacer un bolero y al día siguiente me saco un blues. Me gusta probar de todo.

Dices que tienes referencias variadas. Cuando me dijeron «la hija de Bimba Bosé está haciendo cosas muy chulas», pensé que tu madre podía ser un referente, pero creo que más bien lo ha sido en otros campos…
Sí, así es. A mi madre la veo como un gran referente en términos de su actitud, su ropa, su presencia… En la música hay cosas que sí porque admiro el disco que se hizo con mi padre, me encantaría tirar para el rock en un punto de mi vida. Pero yo voy tirando con mis cosas, con mis referencias…

«A mi madre la veo como un gran referente en términos de su actitud, su ropa, su presencia»

¿Qué evolución has tenido como fan de la música desde pequeña?
De pequeña escuchaba a Aretha y todas las míticas de soul. También Ray Charles, James Brown… han sido siempre mi base más fuerte. A mi lado con locura. Luego he tirado por el rock con mi padre: Los Ronaldos, Arctic Monkeys… ahora estoy tirando más hacia el hip hop. Wu-Tang Clan, Erykah (Badu), que me encanta. Todo…

Al escuchar tu single me venían a la cabeza más bien nombres como The xx, James Blake… pero estás escuchando cosas bastante antiguas.
Me gusta escuchar las raíces. Escucho mogollón de cosas que salen ahora y me gusta estar al día de lo que escucha la peña. O escuchar lo que salió hace 5 o 10 años. Pero tengo tan interiorizado Erykah y Outkast, que escuchas a los de ahora y es como: «entiendo de dónde lo has pillado».

«Tengo tan interiorizados a Erykah Badu y Outkast, que escuchas a los de ahora y es como: «entiendo de dónde lo habéis pillado»».

¿Cómo es trabajar con Pional y cómo surge?
Trabajar con «Pio» fue por mi padre. Nuestro encuentro fue raro. Yo iba a hacer un jingle para Carolina Herrera que quedó en el aire, pero empecé a escribir y con él fluyó todo muy rápido, conectábamos mucho e hicimos como tres canciones muy rápido. Pruebo con todos, he estado probando con más gente, pero Pional siempre ha sido con el que mejor conecto.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando con él?
Casi 3 años, 2 o 3 años.

¿Os soléis organizar así? ¿Tú empiezas un tema a piano y luego lo trabajáis juntos?
Hay muchas maneras, se me ocurre una melodía y meto ya el piano. O hay una progresión y cambia la melodía. Probamos un poco de todo. Depende mucho, hay veces que los temas son 100% mi estructura, y me quiero quedar con lo escrito en mi cuarto, y otras veces busco un cambio. Otras veces él me pasa una base, como la de ‘Call Me Back’, que me puso una base, la tiró un poco, y ahí ya me escribo yo cosas. «Pio» también se graba muchas vocecitas y cosas. Y mola.

«Eso de meter muchos singles en un disco… esa idea no la entiendo. Estoy pensando cómo hacer mi concepto y montármelo bien»

¿Tenéis muchas canciones?
Hay bastante material, más del que pensamos. Si nos ponemos a revisar, hay incluso para hacer un disco. Pero eso de meter muchos singles en un disco… esa idea no la entiendo. Estoy pensando cómo hacer mi concepto y montármelo bien. Cuando tenemos un tema que queremos sacar, lo sacamos. En un mes o dos, saldrá otro que por ejemplo sonaría muy bien como en una playlist. A veces pienso en cómo encajaría un tema detrás de otro.

Quieres decir que los singles que ya tienes publicados no encajarían dentro de un disco.
Veo muy diferente el concepto single y el concepto disco. Tengo muchos temas, pero no quiero amontonarlos. Me mola que en un disco haya una historia. Tiene un peso diferente. A mí personalmente me gusta escucharme los discos con calma, saber de qué van, por qué esta canción, por qué esta otra, por qué las letras…

«Hay unos discos increíbles que es una pena dejar atrás si se pueden hacer otras cosas, se puede crear otro mundo a partir de ellos»

Es un concepto que se daba por muerto. Pero han salido discos con conceptos chulos, como Rosalía, Bad Bunny… Tu perspectiva es clásica. No sé si tus amigos tienen esta misma pasión.
La gente con que me junto no escuchamos lo mismo, pero somos muy inquietos musicalmente. Tengo un amigo al que le encanta Freddie Gibbs, me pasa cosas de hip hop. O yo a ellos. Pero somos bastante oldies, nos mola lo clásico (risas).

¿Qué música española escuchas?
Ahora estoy con el primer disco de Los Ronaldos entero. Alice Wonder, Kaydy Cain, Siniestro Total, Derby Motoreta’s…

Yo soy mucho mayor pero es que hasta yo ya si me gusta algo, les paso un tema suelto a mis amigos, antes que un disco entero. Se está perdiendo…
Me da mucha pena eso. Estoy en una lucha para recuperarlo. Hay unos discos increíbles que es una pena dejar atrás si se pueden hacer otras cosas, se puede crear otro mundo a partir de ellos. Porque hacer un disco es un mundo.

¿Cuál es tu meta a largo plazo?
Sacar muchos discos, vivir de ello… lo que he querido desde pequeña, es lo que siempre he querido, quiero hacer giras, tengo muchas cosas pensadas, un disco con mi padre, muchas cosas…

Un disco con tu padre sonaría muy distinto a uno con Pional.
(risas) Sí, mi padre sabe mucho de música, sería algo más clásico a nivel de producción. Bueno, clásico… habrá que verlo.

En tu familia siempre ha habido muchos artistas, y dices que siempre has querido dedicarte a esto. ¿Esto cómo se ha visto? ¿Cómo se vive desde dentro? Es un trabajo de largo recorrido y mucha paciencia. Y de disciplina.
Es que me gusta tanto que a mí no me cuesta. Miro atrás, me doy cuenta del trabajo que he hecho y digo: «¡sí que he hecho cosas!» (risas) Creo que en la familia sí que se ha dicho lo típico de «la niña canta», pero mi padre no me empezó a tomar en serio hasta que escribí mi primer tema y ahí fue: «esto ya va en serio».

¿Qué tema fue?
Uno que nunca se publicó, llamado ‘Monsters’.

«Si saco un single, ya estoy pensando en el segundo. No me quedo estancada en los comentarios, en el «hate», no aporta nada»

La fama tiene un punto negativo. Puedes hacer una declaración que tiene muy mala recepción, decir algo que sienta muy mal o críticas muy malas. A mí es un tema que me produce mucha inquietud, ¿no has tenido miedo de ello o nunca te ha producido cierto rechazo?
Es una cosa al final del trabajo. Si tienes esta ambición de darte a conocer, estás en una posición en la que estás muy expuesto. Tienes que tener tu círculo muy ubicado sobre lo que quieres hacer y no escuchar el ruido de fuera. Así es como me protejo. Si saco un single, ya estoy pensando en el segundo. No me quedo estancada en los comentarios, en el «hate», no aporta nada.

Estás en la película nueva de Paco León, no sé si está en pre-producción, has leído el guión…
Todavía no he leído nada, pero sí me sé la historia. Es increíble, tengo muchas ganas, me da vértigo. Sí que había pensado: «cuando sea más mayor me lanzo». Pero no ha sido como «quiero ser actriz». Es una oportunidad que se me plantea y creo que voy a aprender mucho.

Pero tú eres la protagonista, ¿no? ¿Has hecho pruebas?
La verdad es que nos quedamos en shock cuando vino Paco a presentarnos el proyecto. Hicimos el vídeo de ‘Ojos de serpiente’, nos contó «esto es lo que pasa», que quería que fuera prota y nosotros flipando. Muy surrealista, en verdad. Me da tranquilidad hacerlo con Paco, porque transmite muy bien lo que quiere hacer. Cuando estábamos haciendo el vídeo, enseguida entiendes dónde quiere ir, tiene una manera de expresarse y de transmitir que a mí me asegura mucho.

Supongo que tiene que ver con las pelis que ha hecho con su madre, el captar lo natural…
Sí, es así, su madre yo creo que nunca había actuado, eso es lo que me estaba contando, y se especializa en trabajar con gente así, muy natural. En sus pelis coge gente bastante real. Las personas que coge para sus cosas ya son para él un personaje en sí mismas.

Antes de la pandemia estabas actuando, en Madrid creo que para unas 300 personas. Supongo que se te han estropeado los planes para este año.
Ha sido todo como que se ha derrumbado, tenía festivales y me apetecía mucho. Me jode pero tengo suerte de que no me afecta tanto, no vivo a base de los conciertos. Es una época para crear, para escribir, para hacer las cosas que no se pueden hacer normalmente.

¿Cómo has llevado estar encerrada en casa? No sé si eres muy callejera…
Ahora que se ha levantado el confinamiento estoy súper callejera, pero me gusta estar en mi cabeza, en mi movida, me encierro a veces a escribir y a hacer cosas. He estado mucho conmigo misma, con mi familia, me ha traído mucha paz.

Entiendo que ayuda que te lleves bien con tu padre, que no es el caso de todo el mundo…
Me llevo muy bien. Bueno, es un poco mitad, mitad. Porque hacer de padre y de mánager es un poco… (risas) Pero nos llevamos súper bien.

Etiquetas:

La Tienda JNSP