shame reflejan la absurdez de era que vivimos en la caótica ‘Water in the Well’

Por | 02 Dic 20, 12:50

shame publicarán un nuevo disco el 15 de enero que Dead Oceans, su sello, dice será «más valiente y más grande» que el primero. Son palabras mayores porque ‘Songs of Praise‘ fue un disco muy bien valorado por la crítica el año pasado gracias a su sonido de post-punk adolescente, urgente. Pero como sus colegas Fontaines D.C. y IDLES, parece que shame están preparados para dar el siguiente paso en su carrera.

Por si alguien olvidaba que shame son británicos, el grupo ha llamado su disco ‘Drunk Tank Pink’ porque el líder de Shame, Charlie Steen, lo ha compuesto en parte en un cuarto de color rosa, acompañado de sus colegas «borrachos». Las nuevas canciones de shame nacen del parón de conciertos provocado por el coronavirus y de la «psicosis» que esta nueva realidad ha creado en el compositor: «cuando la música para te vuelves muy consciente de ti mismo, estás solo con el silencio, y gran parte de este álbum habla sobre ese silencio». Steen habla incluso de una crisis de identidad que vincula este nuevo trabajo directamente con el que Fontaines D.C. han publicado este año: «el tema del que más hablaba con mis colegas es la crisis de identidad que todo el mundo está teniendo. Nadie sabe qué cojones está pasando».

Si todo esto no suena especialmente divertido, espera a escuchar el single ‘Water in the Well’. Un pegadizo corte de art-rock que, por un lado, hay que asociar a la influencia de Television, The Fall, Pere Ubu… y, por el otro, al trabajo más reciente de Cate le Bon o Squid. En cuanto a la composición, el fondo de guitarrazos y percusiones tipo güiro de ‘Water in the Well’ crea un escenario tan animado como caótico para la voz de Charlie Steen, quien canta con una afectación exagerada, absurda, casi paródica, convirtiendo la canción en una especie de comentario humorístico de esa psicosis de la que habla el artista en las notas de prensa.

Un delirio mental reflejado también en un texto que opta por cierto misterio: «Hay algo en las montañas, lo he visto matar, está flotando por ti, te llamé anoche, te escuché temblar, te di un buen susto» canta Steen en una de las estrofas. Y en la siguiente, se dirige a una persona para aclararle que «no es su amante» sino su «amigo espe-espe-especial» y después para hundirse más en la mierda: «desconecta el teléfono, quítate internet, las montañas no ven nada de eso, ¿qué camino lleva al cielo, señor? Todos nos hemos perdido de alguna manera, yo intenté encontrarme a mí mismo pero perdí el mapa y ahora estoy quemado».

Etiquetas:

La Tienda JNSP