- Publicidad -

Anaju / MOOD

Lo mejor: 'Ese o ese', 'Rota', 'Carbón'
Te gustará si te gusta: Natalia Lacunza, _juno, Billie Eilish
Youtube:'Carbón'

En plenos fastos de 20º aniversario de carrera de David Bustamante -quién iba a decirlo-, no podemos quejarnos ni mirar con condescendencia la deriva alternativa de algunos concursantes de los últimos OT. Era lo que queríamos. Amaia y Natalia Lacunza han estado entre las personas que han seleccionado a artistas underground para sus composiciones o producciones y esa es la misma elección artística de Anaju (Ana Julieta Calavia es su verdadero nombre), que quedaba 4ª en la edición maldita de 2020. Entre los créditos de este EP que salía a finales del año pasado encontramos a Raül Refree, BRONQUIO, Zahara o Pol Granch.

‘MOOD’ se publicaba pocos meses después del final del programa, si bien hay que reconocer que no es el típico lanzamiento precipitado para aprovechar el tirón. Un hilo conductor sobrevive a la sucesión de nombres participantes, y además hay una idea que sirve de tímido concepto: estas 6 canciones se orquestan en 2 grupos de 3, las primeras con el «mood» :) que Anaju considera «alegres y motivantes»; y las últimas con el «mood» :( que Anaju considera «reflexivas o intensas».

- Publicidad -

Entre las felices, ‘Ese o ese’ es un minihit con cierta ambigüedad en su nombre: es una llamada de socorro, ojalá una disyunción entre dos intereses sexuales («ya no sé qué mano es la mejor / demasiados ases bajo mi sillón»). En cualquier caso, una composición muy simpática que alguien ha descrito malamente en Genius como «una canción de sonido muy indie», cuando en realidad es una brillante producción de synth-pop ochentero con una melodía clásica y universal tamaño Paloma San Basilio o ‘Yo no te pido la luna’. Uno de los mejores singles que han salido de OT.

El resto del EP deambula por estilos familiares, aunque no demasiado próximos. Lo que une a ‘MOOD’ es una voluntad electrónica y minimalista, pero esta puede ser por la vía de James Blake (‘Si supieras’) o por ritmos más cercanos al R&B y al hip hop. Esto último sucede en ‘Tan lento’, cuyo estribillo presenta una extrañísima rima en AAAB que primero te echa de una patada de la canción y después se adhiere (el verso libre terminado en “ato” tras 3 rimas en “-oto”).

- Publicidad -

Aunque la sombra de Billie Eilish siga siendo alargada para los artistas de esta generación, hay varias cosas que funcionan para bien en este EP: la producción ambiental de ‘Rota’ es un pequeño espectáculo, y la parte susurrada a modo de coro funciona muy bien. ‘Carbón‘, que huye de ser otra canción de amor adolescente para narrar la historia de un minero y su hija, es básicamente una canción de _juno pues estos son sus productores y se nota por los cuatro costados. Hay que destacar además que la historia no es real: Anaju se la inventó para cantar ‘Catalina’ en la tele. Y ‘El mensaje’ integra con tanta naturalidad unas palabras en catalán como emerge en ella un enorme gancho, honesto, casi generacional: «Tengo un lío en la cabeza monumental», dice, sin rodeos. Una sonrisa viene a la mente pensando en la deriva de los triunfitos, pero dejemos el paternalismo a un lado. En 2021, ¿quién puede NO cantar esto?

Discos recomendados