- Publicidad -

London Grammar / Californian Soil

Lo mejor: 'Lose Your Head', 'How Does It Feel', 'Baby It's You'
Te gustará si ansiabas: un cruce entre Enya, Dido, Jamie xx y Mazzy Star
Escúchalo: Youtube

Estrellas de primera línea en su país Reino Unido, y no tanto en otros territorios como el nuestro, London Grammar llegan a su tercer álbum dejando casi igual número de certezas que de dudas. El trío británico formado por la líder Hannah Ride junto al baterista y teclista Dot Major y el guitarrista Dan Rothman no se prodiga demasiado, pues parecen haberle cogido el gusto a lo de sacar un único álbum cada 4 añazos, si bien desde el principio sus colaboraciones puntuales han ido como dando a entender que no iban a dejarse aprisionar por ningún corsé estilístico. Sus temas con artistas del mundo de la electrónica como Disclosure o Flume han sido perfectamente visibles, incluso más que sus propios hits.

‘Californian Soil’ contiene una embriagadora producción junto a George FitzGerald: uno de los sencillos, ‘Lose Your Head’, enriquecido por un vídeo totalmente tomado por la teatralidad. Es uno de los grandes momentos que nos ha dejado este 2021. Pero después, FitzGerald tan sólo vuelve a aparecer en los créditos en alguna ocasión, como en otro de los cortes pop, ‘Baby It’s You‘, una honesta declaración de amor. Dulce que no edulcorado, termina de formar el grueso pop del álbum junto a ‘How Does It Feel’, un tema escrito excepcionalmente con la ayuda de Steve Mac (Ed Sheeran, Pink) que coquetea con la música disco y las voces tratadas a lo Rita Ora/Selena Gomez. Es la idea de London Grammar de «experimentar», como han venido contando; y su intención de que el corte fuera más la excepción que la regla es respetable y beneficia a la secuencia, apareciendo justo a la mitad.

- Publicidad -

Porque en verdad ‘Californian Soil’ continúa siendo un álbum de London Grammar un tanto taciturno, algo lineal sobre todo en la segunda mitad, donde el mayor atractivo es la final ‘America’, cuando vuelven a recordar a Tasmin Archer y un poquito a Hope Sandoval. De manera osada, después de todas las críticas que el grupo ha recibido en el pasado por «recordar a» en exceso, este álbum se abre -con permiso de la intro tipo «new age»- con un single titular que recuerda un poco demasiado a Massive Attack.

‘Californian Soil’ se presentó como un álbum que hablaba de la manipulación y toxicidad que Hannah Reid ha sufrido en la industria musical como mujer, y por eso ‘Lord It’s a Feeling’ -de sonido muy Dido- es una respuesta tipo «jódete» al daño que le han hecho («he visto el daño que le hiciste a ella sentir / como si debiera transformarse en otra persona»); por ahí podríamos hablar también de la decepción respecto a un sueño que representa ‘America’; pero también es cierto que muchos de los temas hablan sencillamente de amor o de relaciones humanas edificantes.

- Publicidad -

En verdad, ninguno de los pasos dados por London Grammar en el «difícil-tercer-disco» son tan determinantes. ‘Californian Soil’ no es especialmente un disco social ni tampoco rupturista en su línea artística. Al final, su encanto es muy similar al que percibimos en su debut: producciones que invitan al recogimiento, a conocernos mejor a nosotros mismos, gracias a la delicadeza con que se disponen sus elementos con y sin instrumentos de cuerda, y sobre todo al precioso registro más agudo de la voz de Reid, como se aprecia perfectamente al inicio de ‘All My Love’. Eso no se ha ido a ninguna parte.

Discos recomendados