- Publicidad -

Angèle / Nonante-cinq

Lo mejor: 'Bruxelles je t'aime', 'Libre', 'On s'habitue', 'Pensées positives'
Te gustará si te gustan: LANY, Troye Sivan, MUNA
Escúchalo: Youtube

Si Angèle no te sonaba de nada antes de 2020 es probable que la descubrieras por su colaboración con Dua Lipa en ‘Fever’, uno de los éxitos que dejaba la era ‘Future Nostalgia’. Sin embargo, la cantante belga es desde hace rato una gran estrella en los países francófonos gracias a su debut ‘Brol‘ y especialmente a su single ‘Balance ton quoi’ y su nuevo disco le está reportando todavía más éxitos. ‘Nonante-cinq’ está siendo, como era de esperar, uno de los discos más vendidos de la temporada navideña en Francia (salía un 10 de diciembre) y su primer single se mantiene en el top 10.

Ya hemos comentado que ‘Bruxelles je t’aime‘ es un potente single de sonido electropop similar a Robyn que ha conformado una de las mejores canciones de 2021. Su mensaje unitario, abiertamente político e inspirado en los conflictos identitarios de las «dos Bélgicas», la flamenca y la francesa, ha calado en parte porque es creíble, pues el apellido de Angèle es neerlandés y, de hecho, en la canción la artista canta frases en ambos idiomas; pero sobre todo porque es todo un temazo de pop electrónico de los que siempre hacen falta en las listas de éxitos.

- Publicidad -

Aunque Angèle no es una artista política per se, efectivamente sus letras no son hablan de amores y desamores sino que tratan temas no tan habituales en el mundo del pop como la violencia de género, tema que aborda en ‘Tempête’, en la que hace uso de la metáfora de esa «tormenta» que cae sobre la mujer dejándole morados «azules»; o la práctica de las salidas de armario involuntarias, sobre la cual Angèle, que es bisexual, canta en la lacrimógena balada ‘Taxi’, para dirigirse en concreto a los «traidores que han expuesto mi vida». La ansiedad es otra temática recurrente en el álbum, en pistas como ‘Démons’ o la balada final ‘Mauvais rêves’, en la que Angèle deja un pasaje de lo más evocador y poético cuando canta que «lo que se vive de noche desaparece por la mañana sin hacer ruido».

La perspectiva de Angèle es especialmente interesante cuando la cantante reflexiona sobre su propia vida, como hace en el medio tiempo cuqui ‘On s’habitue’, en el que habla sobre las cosas malas a las que ha tenido que «acostumbrarse», como los calambres y dolores de estómago que le produce la regla. En otra de las pistas destacadas, ‘Libre’, de elegantes aires new wave, no renuncia a su libertad pese a los cambios que le ha traído el éxito, y en el adictivo dancehall-pop de ‘Pensées positives’ busca «pensamientos positivos» alejándose de la pantalla de un ordenador, aunque podría ser la de un teléfono móvil.

- Publicidad -

‘Nonante-cinq’ no es un trabajo especialmente arriesgado en lo musical, pero el tipo de synth-pop amable que presentan pistas como ‘Solo’ o la mayoría de las incluidas en el álbum lo hace bastante bien, y el álbum se atreve incluso a coquetear con la EDM en ‘Plus de sens’, que recuerda vagamente a la primera etapa de Yelle. El hip-pop de ‘Démons’ con Damso es uno de los cuatro éxitos que Angèle protagoniza actualmente en el top 100 de singles francés, pero no es especialmente imaginativo en lo musical, y los ritmos caribeños de ‘Profite’ suenan redundantes. Sin embargo, hay bastantes cosas que disfrutar en ‘Nonante-cinq’, incluso en la evocadora balada ‘Mots justes’, que introduce sintetizadores luminosos cuando el disco más lo necesita.

Discos recomendados