Los Mejores Discos de 2021

-

- Publicidad -

Los Mejores Discos de 2021

El pop nacional o en español fue, desde principios de 2021, lo más excitante que pasó en el mundo de la música pop, con varios artistas reinventándose buceando en el folclore de distintos lugares, como Califato 3/4 y Mon Laferte. Mientras los artistas internacionales parecían guardar en cajones sus obras magnas a la espera de que pasara la pandemia, la industria nacional subsistía a base de discos nuevos y novedosos presentados en formato teatro bajo el eslogan de #CulturaSegura. Billie Eilish no publicaba su álbum avanzado el año pasado hasta julio, y la última mitad del año mostraba cierto acobardamiento en el calendario de lanzamientos debido al comeback de Adele, Ed Sheeran y ABBA, quienes saturaban la fabricación de vinilos. Nos quedamos un año más sin disco de Rihanna, Kendrick Lamar, Beyoncé y Frank Ocean, mientras la creatividad de otros como Drake y Justin Bieber parecía secuestrada por el Today’s Top Hits, y el underground internacional parecía víctima de un eterno retorno, muy poco imaginativo, entre el grunge y el bedroom pop.

50
Olivia Rodrigo

Olivia Rodrigo deja viejo el concepto «chica Disney» gracias a su disco de debut.
‘SOUR’ logra ser un disco variado entre notas de bedroom pop y grunge, entre influencias tan dispares como Taylor Swift y Fiona Apple. ‘SOUR’ puede dar un subidón de azúcar en muchos casos, pero las composiciones ya desprenden una madurez inequívoca en lo melódico, en lo vocal y en las influencias que manejan.
Olivia Rodrigo es la única artista novel a que hemos dedicado un postcast, en concreto el pasado mes de agosto.

- Publicidad -

49
Soleá Morente

Con ‘Aurora y Enrique’, podría parecer que Soleá Morente ha construido su propio ‘Carrie & Lowell’. La comparación no es baladí. Título aparte, la influencia de Sufjan Stevens en este disco es muy notable.
‘Aurora y Enrique’ es un disco menos exuberante que los excelentes ‘Lo que te falta’ u ‘Ole Lorelei’, pero tiene el valor de ver despegar a Soleá como única y completa responsable de su obra. Titubeante a veces, demasiado apegado a sus referentes otras… Pero sin miedo. El resultado es un álbum principalmente de indie pop, con mucho de dreampop y shoegazing y algo menos de flamenco.
Fue reseñado el 23 de noviembre y será «Disco de la Semana» esta semana de Navidad.

- Publicidad -

48
Califato 3/4

El supergrupo formado por el cantante S Curro, el «cantaor» The Gardener (Manuel Chaparro) y Sergio Ruiz de BSN Posse, entre otros, perfecciona su estilo en su segundo álbum.
‘La contraçeña’ vuelve a ser un desvergonzado disparate en el que la genialidad se codea con el desbarre: ‘Te quiero y lo çabê’ insiste en su inspiración en ‘I Love You, I Know’ de Psychic TV, pero al 99% de los mortales sonará a la adaptación de ‘Quiero verte’ que popularizaron Los Sobraos en los años 90, influencia que Califato también reconocen. Otro corte lo llamaron ‘Fandangô de Carmen Porter’ en honor de la presentadora de Cuarto Milenio. Y así, por aquí y por allá les caben requiebros big beat, jungle y acid.
Crítica completa del disco, publicada el 9 de marzo.

47
black midi

Lo de black midi tiene que ver con un tipo de rock mucho más «arty» que lo de shame o Fontaines D.C.
‘Cavalcade’ sigue sonando a ellos en tanto las canciones más potentes contienen un elevado nivel de aparente improvisación, pues el grupo ha sumado a la banda a un saxofonista y sus partes son 100% free-jazz, como demuestra el single ‘Slow’. Sin embargo, el disco sorprende por lo relajado y melódico que suena en comparación con el anterior. Es como si, a causa de la pandemia, a black midi no le haya quedado otra que madurar de golpe.
Fue «Disco de la Semana» en torno al 24 de mayo.

46
Baiuca

Baiuca destaca entre los artistas que han logrado acercar la música tradicional española a las nuevas generaciones.
En ‘Embruxo’, el equilibrio entre lo espeluznante, lo mágico y lo divertido no puede estar más conseguido; los samples apenas son requeridos en un par de cortes para agregar un componente de recuerdos capturados al disco, y lo mejor es que la música de Baiuca nunca ha sonado más accesible. Este disco tiene toda la pinta de crecerse en directo o pinchado en una verbena, y además a lo grande.
Fue Disco de la Semana en torno al 3 de mayo.

45
Tinashe

Tinashe no es la primera cantante de R&B indie que nos puede venir a la mente, pero pocas artistas hay en su posición cuya música tenga un atractivo comercial tan grande.
‘333’ es uno de esos trabajos que equilibran lo comercial con lo experimental pero hacen énfasis en ambos aspectos sin ningún tipo de prejuicio ni medias tintas. La artista no se corta en coquetear con diversos géneros (que nos perdone porque ella aboga por la abolición de los mismos, pero a los periodistas nos sirven de mucho) y en todos es capaz de entregar una canción, en el peor de los casos, interesante y, en el mejor, excelente.
Fue Disco de la Semana en torno al 9 de agosto.

44
Spellling

Chrystia Cabral, conocida profesionalmente como Spellling, es una cantante y compositora californiana de música experimental. Este tercer disco se aleja ligeramente del sonido de sus anteriores trabajos.
Las canciones de ‘The Turning Wheel’ se sienten inmensas, son densas y catárticas. Es un proyecto en el que se puede percibir la confianza y talento de su autora, una cantante y productora única, que aquí, una vez más, nos ofrece una llave para entrar en su fascinante e inagotable mundo interior. Se trata de un trabajo mucho más ambicioso y variado, donde la omnipresencia de los sintetizadores de sus anteriores largos da paso a una instrumentación mayoritariamente acústica.
Fue Disco de la Semana en torno al 23 de agosto.

43
Caliza

Caliza dedica su segundo disco a la pérdida de su hermano y al cambio climático. Es un trabajo que parte de la pérdida y de la nostalgia por tiempos pasados para elaborar un manifesto apocalíptico sobre el futuro que aguarda a la humanidad.
No es ninguna tontería afirmar que ‘El descenso’ representa una clarísima acción activista por parte de Elisa Pérez. Ella explica que «tras un sentimiento inicial de absoluta impotencia derivado de la inutilidad de las pequeñas acciones individuales, descubrí, gracias a un podcast de Brian Eno, a Extinction Rebellion, movimiento social climático de desobediencia civil». Lo que no implica que el disco esté exento de pop, EBM, sonidos industriales y la electrónica más sofisticada.
Fue reseñado el 1 de diciembre.

42
Sleaford Mods

Sleaford Mods llevan ya unos cuantos años arreando puñetazos encima de la mesa. Más allá de esa imagen de parodia de británicos brutos que parecen cultivar -el tipo del portátil que sólo bebe cerveza y el exmod eternamente cabreado vociferando improperios-, hay mucho, mucho más .
En ‘Spare Ribs’ Sleaford Mods certifican que no sólo no han agotado la fórmula (ni visos), sino que la han mejorado. Y, además, ahora son más significativos y necesarios que nunca; recogen el desaliento por el confinamiento, el odio por la clase política dominante, la animadversión a los memos que se dejan engañar por proclamas populistas. Y nos devuelven canciones sincopadas, rabiosas y taciturnas para bailar en el apocalipsis.
Fue Disco de la Semana en torno al 26 de enero.

41
Tyler the Creator

Tyler Okonma nos ha tenido tan bien acostumbrados en sus últimos discos, que este ‘CALL ME IF YOU GET LOST’ nos ha pillado un tanto fuera de juego. La brillantez de ‘IGOR‘ o ‘Flower Boy’ aquí se muestra un tanto esquiva, pero estar, está.
‘CALL ME IF YOU GET LOST’ no es un producto dosmilero, aunque sí lleno de nostalgia, de sonidos funk, retros y flautas cortesía de Fabián Chávez. Tyler Baudelaire esta vez canta menos, rapea más en un álbum plagado de irrupciones bossa nova, reggae, interludios, pistas cortas y muy largas como ese tour de force del disco llamado ‘WILSHIRE’ en el que, como en el resto, las piezas van cobrando sentido poco a poco.
Fue reseñado el 13 de julio.


El surcoreano Parannoul está entre esos pocos músicos que apuestan por el anonimato.
Lo que hace a ‘To See the Next Part of the Dream’ tan especial es la cantidad de capas y texturas que tiene, que hace que resulte imposible apreciarlo todo en una primera escucha. Cada vez que se vuelve a él hay detalles nuevos por descubrir, sonidos magnéticos e hipnóticos y fragmentos rebosantes de emoción. Ante todo, el segundo disco de Parannoul es un proyecto hecho desde la pasión y la generosidad (y la influencia de My Bloody Valentine), donde el artista se abre en canal sin esperar nada a cambio.
Fue Disco de la Semana en torno al 18 de mayo.

39
The Killers

La falta de estabilidad en la formación de The Killers no está conllevando una pérdida de calidad en sus discos. Todo lo contrario.
‘Pressure Machine’ mantiene la mirada fija en Bruce Springsteen, solo que ahora en ‘Nebraska’. La influencia de Fleetwood Mac del álbum anterior se reduce al mínimo y en este caso cabe incluso más bien hablar de Bob Dylan teniendo en cuenta el protagonismo de las armónicas en temas como ‘West Hills’ y ‘Terrible Thing’, o incluso de The National por el tipo de piano de la primera. No es un álbum que les devuelva la fama de sus inicios, pues para eso ya tienen el viral permanente e inagotable de ‘Mr Brightside‘, sino otro que les está dando un crédito que nadie adivinó en los tiempos de ‘Battle Born’ (2012).
Fue Disco de la Semana en torno al 16 de agosto.

38
Arca

Arca ha sorprendido estos días publicando cuatro discos de golpe, los que quedaban por escuchar de su pentalogía ‘KICK’ anunciada el año pasado y que, originalmente, se componía de cuatro discos en lugar de cinco.
‘KICK iii’ es el disco más cañero de todos y uno de los más redondos. El universo de ‘KICK’ abarca todas o casi todas las facetas musicales y temáticas que interesan a Arca. El transhumanismo, el posgenerismo, la misma fluidez de género, la identidad «queer», las fronteras entre el ser humano y las máquinas y también el amor y el sexo tienen cabida en un ciclo de álbumes en los que Arca tritura, pulveriza, desintegra, destruye y reconstruye los sonidos que le vienen en gana, especialmente el reggaetón y la música latina con la que ha crecido en su Venezuela natal pasando por el formato de balada. En ‘KICK iii’ nos lleva directamente a los clubs de electrónica del underground global. Es un disco que suena a silicona y látex y a fiesta fetish. Ella lo llama «música mutante de club». Y es tan divertida como parece.
Fue «Disco de la Semana» en torno al 13 de diciembre.

37
Bicep


Bicep ofrecen un disco ligeramente más espiritual, tras haber debutado en plan Underworld y Orbital.
Más conciso y concentrado que su debut, ‘Isles’ presenta influencias muy parecidas, pero estas ahora se ven enriquecidas con los viajes realizados a diferentes lugares, y al mismo tiempo, mucho mejor integradas. Por aquí tiene más sentido la perlita de trip-hop que podemos considerar ‘Lido’, muy cercana a lo que Massive Attack y Craig Armstrong trabajaban en 1998; e incluso las incursiones de UK Garage casi pop ideadas junto a Clara La San. La corista de Yves Tumor pone su granito de arena en ‘Saku’ y ‘X’, la primera de ellas con un punto álgido tan celestial como el que luego buscamos en la estupenda ‘Fir’.
Fue Disco de la Semana en torno al 25 de enero.

36
Sons of Kemet


Sons of Kemet son un combo desenfrenado, con un pie en el jazz y otro en ritmos africanos y afrocaribeños. Su música es vitalista y de fuerte raigambre en lo popular, basada principalmente en los metales, piedra angular de su sonido.
‘Black to the Future’ es puro frenesí instrumental hasta que acaba abruptamente en el cierre con la breve ‘Black’, en que Joshua Idehen recupera su discurso inicial, el de cantar contra el supremacismo blanco, aunque esta vez su voz está en segundo plano, con los vientos casi tapándole, enfadados, hasta que termina la canción y el disco con un categórico “Leave us alone!” (“¡dejadnos en paz!”). Un broche perfecto para un disco político que resitúa y da la importancia que se merece a su propia cultura.
Fue Disco de la Semana en torno al 21 de junio.

35
Adele


«Ecléctico». Esa fue la palabra con que se definió el cuarto disco de Adele en el primer reportaje sobre ’30’. «¿Y eso es bueno?», fue lo primero que nos preguntamos todos.
’30’ es un excitante disco de transición en el que nuevos caminos se abren para Adele. Desde el punto de vista confesional, es por momentos emocionante (‘Easy On Me’), por momentos reconfortante (‘Love Is a Game’); mientras musicalmente nos deja ver que Adele encaja en un trip-hop, en un musical de Broadway, en un neo-soul electrónico. Un disco para celebrar el eclecticismo de su futuro.
Fue Disco de la Semana en torno al 15 de noviembre.

34
Espanto

Los riojanos Espanto son uno de los mejores grupos de este país pero, ay, se prodigan menos de lo que desearíamos. Este año ha habido suerte y sí hemos conocido nuevo disco.
Si ‘Fruta y verdura’ era una inmersión en la naturaleza, ‘Cemento’ supone el regreso a la ciudad. La preciosa portada muestra edificios emblemáticos de Logroño. Pero este regreso se presume que no ha sido del todo voluntario. Porque en ‘Cemento’ cohabitan dos sentimientos, opuestos pero complementarios. Uno es la desazón por esta vida urbana y perturbada, una queja contra el mundo moderno y sus esclavitudes. El otro aboga por el escapismo, la bondad y la esperanza.
Fue Disco Recomendado el 22 de abril.

33
Chvrches

CHVRCHES han huido desde su excelente debut de ser una banda insustancial de pop, y su cuarto álbum ‘Screen Violence’ no es una excepción.
‘Screen Violence’, aun siendo un álbum 100% CHVRCHES, presenta el número suficiente de novedades como para mantener a la gente bien despierta. Entre guiños al jangle pop y al big beat, Lauren sigue siendo una observadora crítica de la realidad, ofreciendo enfoques interesantes para sus canciones, sobre las «final girls» del cine de terror, lo que se espera de una chica o lo que las niñas buenas deben hacer. No conocimos en los 80 tantos grupos de synth-pop de líder femenina que llegaran a un cuarto disco con tantas ganas de seguir retorciendo mensajes. Ni de líder masculino, tampoco.
Fue «Disco Recomendado» el 29 de agosto.

32
Tulsa

Miren Iza, Tulsa, parece ya definitivamente lejos del rock angosto que practicaba en ‘Espera la pálida‘ o ‘Solo me has rozado’. ‘Ese éxtasis’ ahonda en la vena más pop, la que se abrió en la era ‘La calma chicha‘.
Tulsa siempre esconde algo inquietante e inasible y ese es el caso también de ‘Ese éxtasis’. Abrir con un tema tan decidido como ‘Autorretrato’, quizá el mejor de su carrera, podía ser contraproducente. Aquí más bien Miren se decide por un disco de relatos, de retratos bufos sobre las relaciones, o las convenciones sociales, donde los que mejor funcionan son los autobiográficos. Como siempre, es un gustazo encontrarse con ella, su voz rasposa, dulce y desafiante, esa manera suya de escribir, tan literaria, que juega a descolocar letras y música. Sí: seguimos queriendo mucho a Tulsa…
Fue Disco de la Semana en torno al 12 de julio.

31
Parcels

¿Por qué Parcels no pueden quedarse también con una «parcelita» del éxito de Adele, en un mundo en el que ‘Easy on Me‘ de Adele es la canción más escuchada en todo el globo terráqueo?
El espíritu desenfadado de ‘Parcels’ da lugar en ‘Day/Night’ a la madurez, el virtuosismo, la búsqueda del Grammy (que ojalá consigan). Y muchas de las canciones están a la altura. La mayoría de ellas se encuentran en el primer disco, donde hallamos varias gemas. Después, la parte nocturna de ‘Day/Night’ claramente huye del hit fácil para mostrar a una banda que quiere experimentar con nuevos sonidos.
Fue Disco de la Semana en torno al 8 de noviembre.

30
Sen Senra

https://jenesaispop.com/2021/03/25/409495/sen-senra-corazon-cromado/Sen Senra era un artista en crecimiento a punto de dar el salto cuando se desmoronó el mundo. Gracias a ‘Sensaciones‘ y a este nuevo mini LP, se mantiene en boca de todo el mundo.
Aunque la colaboración con C. Tangana se lleve muchos streamings, lo llamativo de ‘Corazón cromado’ es lo grandes que son muchos de los singles que reúne en 24 minutos: está el hit ‘Perfecto’, está la balada desgarrada ‘Me valdrá la pena’, está su momento The Weeknd llamado ’Sublime’, está el latineo elegante de ‘Wu Wu’ y la canción inclasificable ‘Tumbado en el jardín viendo atardecer’. ¿Quién da más? Ah, sí, ya hay nuevo single en el mercado.
Fue Disco de la Semana en torno al 29 de marzo.

29
Lonelady

Si ‘Hinterland’, el segundo álbum de LoneLady, incorporaba sintetizadores, ‘Former Things’ se entrega definitivamente a ellos, en el que es su trabajo más pop hasta la fecha.
Si ‘Former Things’ parece un disco cegado por la nostalgia, no lo es en absoluto. En su tercer trabajo discográfico, Campbell hace que lo viejo suene contemporáneo. Quizá sea su gusto por los ritmos rígidos y mecánicos de la synth-wave, quizá sea su intuición a la hora de hallar buenos ganchos vocales, quizá la producción de las canciones es especialmente creativa y burbujeante, pero la música de ‘Former Things’ es estimulante en todo momento.
Fue Disco de la Semana en torno al 4 de octubre.

28
Genesis Owusu

Ajeno a los imperativos del mercado, sin featurings ni ritmos trap ni canciones pensadas para el TikTok, Genesis Owusu ha desarrollado un trabajo muy de banda en este debut.
‘Smiling With No Teeth’ utiliza la imaginería de un «perro negro» como metáfora del mal. Ese mal puede verse representado por la represión policial para la población negra, y también por el propio mal en nuestro interior. El primer acto abarca hasta la mitad del álbum, con canciones relativamente luminosas y fieras en las que el artista proclama su independencia. El segundo acto pretende evitar edulcorar los males del mundo, a lo largo de una serie de canciones más oscuras. El desenlace quiere mirar al futuro con optimismo, pero siendo consciente de que tal futuro esperanzador no ha llegado todavía.
Fue Disco de la Semana en torno al 10 de mayo.

27

Dos cosas inquietan a la debutante Arlo Parks, la salud mental y la causa LGTB+, pues se reconoce a sí misma como bisexual y trata el tema con naturalidad en composiciones como ‘Eugene’ o ‘Green Eyes’.
‘Collapsed In Sunbeams’ es fácilmente vinculable a la moda neo-soul que emergió hace unos 15 años en los tiempos de MySpace, como prueba por ejemplo ‘Bluish’. Arlo Parks le da cuerpo a todo con un álbum en el que también explora diferentes caminos, comenzando con un pequeño «spoken word» y terminando con una de sus producciones más ambiciosas, hasta cierto punto diferente a lo que escuchamos en el resto del álbum.
Reseña completa de ‘Collapsed in Sunbeams’, publicada el 28 de enero.



El británico Dave vuelve tras su excelente debut, donde se incluía ‘Black’, una de las canciones más relevantes que jamás se han escrito sobre lo que significa ser negro.
Dave es a Reino Unido lo que Kendrick Lamar a Estados Unidos. La misma sensibilidad en carne viva, el mismo gusto por lo clásico bordeando el jazz, la misma realidad expresada sin medias tintas ni artificios. Aquellos no dispuestos a sumergirse en el mundo de Dave, esto es, en sus larguísimas letras ya llenas de anotaciones en Genius, encontrarán familiaridad en las grandes producciones que aparecen en este álbum: ‘Law of Attraction’, ‘In the Fire’, el single ‘System’ o las colaboraciones con James Blake.
Fue Disco de la Semana en torno al 1 de febrero.

Lo más visto

No te pierdas