Discos de la década: Wilco

Por | 25 may 09, 19:09

yhf

Ayer, día 24 de mayo, Jay Bennett falleció mientras dormía en su casa de Urbana, Illinois. En estos momentos no se conocen las causas exactas de su muerte pero, seguramente, se fue con la desazón de no haber logrado reconciliarse con Jeff Tweedy, el hombre con el que trabajó codo con codo durante 7 años para cambiar las reglas del rock and roll norteamericano. Juntos grabaron seis álbumes clave para la música de este siglo, entre ellos la obra culminante de su colaboración profesional y su relación personal, el cuarto álbum de estudio de Wilco, ‘Yankee Hotel Foxtrot’. Un disco que conjuga a la perfección clasicismo y experimentación, que se vale de complejos trucos de estudio para amplificar el impacto emocional de sus canciones y que confirmó el talento de Jeff Tweedy como la mejor noticia para el rock norteamericano después del ocaso del grunge.


Después del considerable éxito de ‘Summerteeth’, que había mostrado su lado más pop pero también su vocación experimental e inconformista, y del segundo volumen de ‘Mermaid Avenue’ junto a Billy Bragg, Tweedy comenzó a grabar algunas canciones para su nuevo disco en su entonces recién estrenado loft, en Chicago. Tweedy había conocido a Jim O’Rourke en un festival y había grabado junto a él y su batería, Glenn Kotche, un miniálbum bajo el nombre Loose Fur. A Tweedy le gustó tanto el trabajo de Kotche que le invitó a regrabar algunas de las baterías de las maquetas que había grabado Ken Coomer, el percusionista oficial de Wilco, mucho más convencionales y estándar, lejos del propósito experimental del grupo. Un tiempo después, Coomer y la banda acordaron la salida del primero. Tras diversos conflictos entre Tweedy y Bennett por las mezclas de los interludios entre canciones, agravados por unos terribles episodios de migrañas que el músico padece de forma crónica, Jeff le pidió a Jim O’Rourke que oyera las nuevas canciones e hiciera unas nuevas mezclas, que fueron presentadas a la banda. El grupo al completo aceptó volver a mezclar y grabar con O’Rourke. Jay Bennett acabó por ser expulsado del grupo poco después.

Por si toda esta zozobra no fuera suficiente, su compañía, Reprise (WEA), encuentra el álbum excesivamente difícil, poco radiable. Presiona a la banda. Se acojonan y dicen que no publican y Jeff no cede. Negocian su salida y, no sin esfuerzo, compran el máster por 50.000$. Wilco se queda sin sello con un disco recién grabado bajo el brazo. Ante la imposibilidad de que vea la luz, deciden colgarlo para libre descarga en su web, obteniendo una repercusión totalmente insospechada. Tras recibir una multitud de ofertas de sellos de todo el mundo, finalmente el disco se publica en el año 2002 en Nonesuch Records. Curiosamente, WEA y Reprise habían sido compradas poco tiempo antes por Warner, propietaria también de Nonesuch.

Aunque casi todos los temas del disco están compuestos a medias por Tweedy y Bennett, todos los textos son del primero y reflejan un momento vital agridulce. Por un lado, acababa de superar una crisis matrimonial con su mujer, Sue, y de tener su segundo hijo con ella, mientras que sus insoportables episodios de migrañas le convirtieron en un adicto a los fuertes analgésicos del tratamiento. Hay quien busca un sentido universal e incluso político en las letras de ‘Yankee…’. Incluso hubo quien veía en este disco una voluntad de plasmar el sentimiento del pueblo de los Estados Unidos tras los atentados del 11-S (algo difícil, si tenemos en cuenta que fue escrito y grabado antes de que ocurriera). Los textos son casi siempre ambiguos, pero parece claro que el autor se enfrenta a sus propios conflictos internos, con el propósito, quizá, de vencerlos un poco al plasmarlos en canciones.

‘I Am Trying To Break Your Heart’ abre el disco como una declaración de intenciones. Se trata de una pequeña canción envuelta en un tremendo caos de percusiones, ruido, teclados, timbres, aparentemente inconexos pero que confluyen mágicamente, creando la confusión perfecta para retratar a un tipo que deambula totalmente borracho por la ciudad, después de sufrir un conflicto (interior o no). “This is not a joke, so please stop smiling / What was I thinking when I said It didn’t hurt”. Ya está claro que no estamos ante un disco cualquiera.

En ‘Radio Cure’ Tweedy habla sobre esa enfermedad que le hace apartarse de los que le quieren y cómo esa distancia dificulta sus relaciones pero… ¿se refiere a sus migrañas o a su vida como músico? ‘War On War’, uno de los temas con más gancho del disco, vuelve a jugar con la ambigüedad. Hay una guerra y vas a perder. Vas a perder porque hay que aprender a morir si quieres estar vivo. That’s it. ‘Jesus, etc.’, un medio tiempo de aires clásicos envuelto en un espectacular y característico riff de violín, parece hablarnos de lo importante que es tener algo a lo que agarrarnos cuando todo parece desmoronarse a nuestro alrededor. “Our love is all we have”.

El engañoso título de ‘Ashes Of American Flag’, la probable razón por la que algún obtuso pensó que ‘Yanke…’ era un disco patriótico, esconde una reflexión sobre una sociedad demasiado ensimismada en el capitalismo extremo para reparar en su podredumbre, con frases demoledoras como “I wonder why we listen to poets when nobody gives a fuck” o “I would like to salute the ashes of American flag and all the fallen leaves filling up shopping bags”. ‘Heavy Metal Drummer’ es un vigorizante ejercicio de nostalgia por una adolescencia en la que uno sueña con ser estrella del rock, “tocando versiones de Kiss, bello y fumado”, que protagoniza uno de los mejores y más enternecedores momentos del documental de Sam Jones: su hijo Spencer trata de explicarle cuál es su canción favorita, pero Jeff es incapaz de entenderle…

‘I’m The Man Who Loves You’ es un rayo de sol, otro eco de clasicismo Beatle-iano con unos vientos bien soul, una declaración de amor hecha canción, como si fuera capaz de expresar su amor a través de una canción y no cara a cara, que parece contagiar a ‘Pot Kettle Black’, una animada canción en la que Tweedy parece darse cuenta que no tiene más enemigo al que vencer que a sí mismo. Ambos temas dan paso al sobrecogedor final del álbum, que enlaza ‘Poor Places’ y la preciosa ‘Reservations’. La primera, que termina con ese mensaje radiofónico en clave que bautiza el álbum sonando en bucle en una manta de feedback, redunda sobre la hipocresía de la clase media norteamericana. La segunda es una confesión a flor de piel de Tweedy sobre sus inseguridades (“How can I convince you it’s me I don’t like”) y su incapacidad para hacer las cosas como se espera de él, pero dejando claro que si hay algo que tiene claro en esta vida es su amor.

Gran parte de esta amarga historia de rock and roll desde las entrañas de la misma creación se ve magníficamente retratada en el documental que Sam Jones rodó durante todo el proceso de grabación, titulado ‘I Am Trying To Break Your Heart’. Un documento único sobre la creación artística y el rock and roll, imprescindible no solo para fans, sino también para cualquier aficionado a la música.

Etiquetas: ,

20 Comentarios

  1. salava 25 mayo, 2009 | Enlace

    Siendo breve: un Sgt. Pepper’s del siglo 21. Y un gran artículo de Caniche.

  2. Kalp 25 mayo, 2009 | Enlace

    Grandísimo artículo Caniche, este es uno de mis discos favoritos sin ninguna duda.

  3. jm 25 mayo, 2009 | Enlace

    no se si fue por la novedad, para mi, pero yo me colgué mucho más del Summerteeth, quizás por que es más luminoso, como i’m always in love (precioso homenaje en este día triste) o ese monstruo que es a shot in the arm, pero vaya de mis discos favoritos del 2002
    eso sí, articulo 10, sr.

  4. Betacam 25 mayo, 2009 | Enlace

    No es un disco de la década: es EL DISCO de la década.

  5. El Outsider 25 mayo, 2009 | Enlace

    Gran post, gran disco.

    Eso si yo debo decir que a mi me ganaron y prefiero “Being There” y “A Ghost Is Born” (“Spiders (Kidsmoke)” y Handshake Drugs” son enormes). Pero si, este es el disco por el que Wilco tiene su lugar en la historia de la música.

  6. xavier 25 mayo, 2009 | Enlace

    me encanta, pero “a ghost is born” me fascina.

    el ultimo, wilco “the album” es buenisimo, lo habeis escuchado ya?

  7. yomismo 25 mayo, 2009 | Enlace

    es maravilloso leer y releer este artículo. como agua de mayo (y nunca mejor dicho)!

    personalmente los conocí con AM, y “being there” (ese sunken treasure, y todo el resto de un par de benditos cds!)(o red-eyed and blue!)… nunca podré dejar de escuchar dash7 o blue eyed soul… y, madre mía, me resulta completamente imposible prescindir de ellos. no, todavía nunca me he cansado de cualquiera de sus trabajos: es imposible, son demasiado perfectos, han sabido capturar demasiado deliciosamente todas las realidades que los y nos envuelven… y sí, yankee hotel foxtrot es una culminación de obra a la que pocos se pueden equiparar.
    “maravilloso! maravilloso!” no dejaría de exclamar…
    jay, se ha ido sin poder consumar una reconciliación con jeff… pero no me extrañaría olerme algun homenaje en breves… viva jay! viva jeff! viva los wilco!

    maravilloso.

  8. Martuja 26 mayo, 2009 | Enlace

    ¡Canichez! ¡Quiero un informe como éste cada mañana encima de mi mesa!

  9. mazinger 26 mayo, 2009 | Enlace

    Excelente post. Una cosica: cunado habla con su hijo en el video no es que no lo entienda, es que el niño le pide que adivine cual es su canción favorita, y Jeff va diciendo títulos hasta que llega a Heavy Metal Drummer.
    Que ganas de verlos el viernes en Territorios!

  10. i_might_b_wrong 26 mayo, 2009 | Enlace

    ole,ole y ole.

    enhorabuena , ya me extrañaba que no estuviera…de los primeros de la década, sin duda…
    top 3 diría yo

  11. Dickinson 26 mayo, 2009 | Enlace

    Muy bueno el artículo, Caniche. Me llega, además, en un momento inmejorable: los vi anoche en Málaga, estuvieron muy grandes, y todavía resuenan en mi cabeza los acordes de tantas y tantas canciones. Fueron casi dos horas de ésas que tardan en olvidarse.
    Por cierto, hizo un par de alusiones a Jay Bennet: una al principio del concierto casi y la otra al final al dedicarle una canción.
    ¡Saludos!

  12. Azotaina 26 mayo, 2009 | Enlace

    Mi favorita, “Kamera”.

  13. Wilco (el concierto) 26 mayo, 2009 | Enlace

    Anoche estuvieron en Málaga y fue increíble. Más de 2 horas de concierto, y teloneados por los geniales Akron Family.

  14. Nofuiyo 26 mayo, 2009 | Enlace

    Este disco es muy muy grande y el concierto de anoche en Malaga sencillamente espectacular… Temazo tras temazo sin descanso…….Wilco es la gran banda de esta decada…..(hay queda eso)

  15. Enrique Belfast 26 mayo, 2009 | Enlace

    Que tiene Wilco que NOS vuelve locos?…es cierto que el que entra a una sala y los ve por primera vez…nunca podra abandonarles…como el sexo o el gin-tonic…

  16. JLG 26 mayo, 2009 | Enlace

    Apuntadme para eso de nombrarlo disco de la década.

    Y a mí no me parece descabellado interpretarlo como un disco post 11-S, no en términos políticos obviamente, pero sí creo que transmite un estado de ánimo, entre el estupor y la introspección, que correspondería bastante con el ambiente que se respiraba en la época, sobre todo en los Estados Unidos.

    Por cierto ¿no tiene el disco nuevo unas cuantas canciones muy pop, muy summerteeth?

  17. maoxia 27 mayo, 2009 | Enlace

    felicitaciones caniche por el articulo,que disco, que grupo… esta noche disfrutare de ellos por primare vez en directo,nervios… ya os comentare. besos

  18. chuy 5 junio, 2009 | Enlace

    no es la gran cosa a mi me aburre

  19. The Whitehall Hotel 26 junio, 2009 | Enlace

    Es bueno que promovamos este tipo de musica por ha perdido un poco de auje durante estos años y es bueno tenerla de vuelva aunquea sea por un concierto

  20. Johan 30 julio, 2009 | Enlace

    Yo, que soy un exagerado, digo que “Yankee Hotel Foxtrot” es uno de los mejores discos no de la década, sino de toda la historia, a la altura de los grandes álbumes de los Beatles, R.E.EM. o Rdiohead.

    LLevo ya muchos años liderando una banda, y vendería mi alma al diablo a cambio de que nuestros discos sonaran como los de Wilco.

10 Trackbacks

  1. [...] muy escorado hacia ‘A Ghost Is Born’ (¡sonaron hasta ocho temas de ese álbum!) y ‘Yankee Hotel Foxtrot’, la impoluta y casi mecánica ejecución instrumental de los temas a cargo del sexteto está lejos [...]

  2. [...] de todas formas, ha sido esta adaptación al castellano de ‘A Shot In The Arm‘ de Wilco por parte de Templeton, que de momento no tiene título pero que podríamos denominar ‘Sólo [...]

  3. [...] ha mostrado interés por él. Sobre todo cuando la banda ya tiene un nombre. La industria ha tenido meteduras de pata garrafales absolutamente históricas, pero en la mayoría de los casos es el equivalente de que el álbum que les ha salido no es muy [...]

  4. [...] Bennett, figura fundamendal del disco de la década de Wilco, murió por sobredosis de una sustancia llamada fentanyl, una droga que suele venderse con receta [...]

  5. [...] a grupos post-rock pero también más folk o slowcore, como Piano Magic, Two Gallants, Neil Young, Wilco, etcétera. La melódica en canciones como ‘The Day After Tomorrow’ o los coros [...]

  6. [...] para volver a invitarlos de nuevo. Fruto de esa encuesta, se confirman ahora las actuaciones de Wilco y The [...]

  7. [...] 1 es ‘Kid A’ de Radiohead, el 2 es ‘Funeral‘ de Arcade Fire y el 3 ‘Yankee Hotel Foxtrot‘ de Wilco. En el resto de la tabla aparecen Antony & The Johnsons, The Strokes, Rufus [...]

  8. [...] 11.-Wilco / Yankee Hotel Foxtrot: En 2009 Jay Bennett fallecía mientras dormía en su casa de Urbana, Illinois. Seguramente, se fue con la desazón de no haber logrado reconciliarse con Jeff Tweedy, el hombre con el que trabajó codo con codo durante 7 años para cambiar las reglas del rock and roll norteamericano. Juntos grabaron seis álbumes clave para la música de este siglo, entre ellos la obra culminante de su colaboración profesional y su relación personal, el cuarto álbum de estudio de Wilco, ‘Yankee Hotel Foxtrot’. Un disco que conjuga a la perfección clasicismo y experimentación, que se vale de complejos trucos de estudio para amplificar el impacto emocional de sus canciones y que confirmó el talento de Jeff Tweedy como la mejor noticia para el rock norteamericano después del ocaso del grunge. [...]

  9. [...] trabajo de estudio, una manera de hacer las cosas comparable con bandas como los Wilco del ‘Yankee Hotel Foxtrot’ o ‘A Ghost Is Born’: salvo en contadas ocasiones, siempre con el ritmo y la melodía por [...]

  10. [...] muerte del ex Wilco Jay Bennett también se relacionó con que no tuviera seguro médico, asunto tratado por Michael [...]

Discos recomendados »

EMA / The Future’s Void

Deslumbrante correspondencia entre lo que nos cuenta EMA en su segundo disco y con qué sonidos nos lo cuenta.

Eagulls / Eagulls

Una masa de post-punk abrasivo y ganchos irresistibles en el gran debut de la banda de Leeds, de gira estos días.

Cosmen Adelaida / La foto fantasma

Los madrileños imprimen en su segundo álbum la fuerza de un debut.

Síguenos en Facebook

Destacamos

vetustamorla-entre

Vetusta Morla: “La radiofórmula ha perdido el contacto con la realidad”

Hablamos con Pucho, Juanma y Guillermo en la semana de edición de ‘La deriva’.

nachovegas-

Nacho Vegas: “No soy un abstencionista convencido”

Hoy se publica ‘Resituación’. Hablamos con Nacho Vegas sobre su disco más político.

PHOENIX

Lollapalooza Chile 2014

Lorde, gran triunfadora. Julian Casablancas, la mayor decepción. Crónicas de Arcade Fire, New Order, Phoenix, Vampire Weekend, Café Tacvba…

BobbieGentry-full

Clásicos Que Nunca Lo Fueron: ‘Touch ‘Em With Love’ de Bobbie Gentry

Este disco de country con un inusitado carácter funk no es la obra menor de una de las mejores voces de todos los tiempos.

MELENDI

El norte es más de Melendi, el sur menos de Of Monsters and Men

¿Qué ciudades son menos fans de Daft Punk? ¿Se escucha más a Avicii en el norte o en el sur? ¿Dónde se oye más ‘Blurred Lines’? ¿Qué comunidad autónoma pasa de Will.i.am?

losrolling

Las entradas de Rolling Stones no se han agotado en 5 minutos

Imposible hacerse con una entrada para su único concierto en España.

how-i-met-your-mother-season-6-poster

‘Cómo conocí a vuestra madre’: ¿nueve años perdiendo el tiempo?

Tras nueve temporadas, Ted Mosby y sus acólitos dicen adiós (por fin) a la pequeña pantalla.

PELOPONY

‘Supervivientes’ relanza a la Pelopony

“Prepárate a sentir la magia de mi ilusión”.