‘La vida en tiempos de guerra’, la secuela (o algo así) de ‘Happiness’

Por | 29 Jul 10, 19:31

La vida en tiempos de guerraDurante la primera secuencia de ‘La vida en tiempos de guerra’, planificada de forma idéntica a la que abre ‘Happiness’ (1998), la hippy apocada Joy dice entre lágrimas “estoy teniendo un déjà vu”. Pues bien, para los espectadores familiarizados con el universo de Todd Solondz, en especial los que conozcan ‘Happiness’, la última película del director de New Jersey les parecerá eso exactamente: un déjà vu. Ya la hemos visto.

‘La vida en tiempos de guerra’ es una secuela-remake-variación de ‘Happiness’. Aparecen los mismos personajes, los miembros de la disfuncional familia Jordan, pero interpretados por actores diferentes. Como el mismo director comenta, “han transcurrido diez años, pero no soy de los que se ciñe literalmente al paso del tiempo o a las circunstancias. Por ejemplo, algunos personajes han envejecido cinco años y otros, veinte. Algunas historias han cambiado. No hay nada definitivo. Es más divertido e interesante así”.

Interesante, puede, pero divertido, poco. ‘La vida en tiempos de guerra’ mantiene el discurso mordaz y provocador que vertebra la obra de Solondz y contiene algunos de sus diálogos más memorables, sobre todo los que tienen a la madre (Trish) y el hijo (Timmy) como protagonistas. También se beneficia del notable trabajo fotográfico de Edward Lachman (conocido por su premiada labor en ‘Las vírgenes suicidas’ o ‘Lejos del cielo’), que dota a la película de una imagen muy estilizada, con unos colores brillantes que contrastan con el áspero clima emocional de la historia. Y, además, hay que destacar la inclusión de una bonita y reveladora canción, titulada igual que la película, con letra del propio director e interpretada por Devendra Banhart y Beck.

Pero nada de eso es suficiente para hacernos olvidar lo que ya hemos visto, y mucho mejor, hace diez años. ‘La vida en tiempos de guerra’ resulta redundante dentro de la (excelente) filmografía de Solondz. Empieza en terreno conocido y acaba dando vueltas –pederastia, hipocresía, incomunicación, vacío existencial, perdón- para llegar al mismo sitio, a lo que parece un callejón sin salida. Y, lo que es más grave, con mucha menos gracia. 6.

  • Alex A

    De este director recuerdo haber visto Palíndromos … que es, como poco, peculiar.

  • elefante elegante

    que poco trabajador es solondz, y encima se repite…luego cuando son viejos les coje la prisa, como a woody allen o clint eastwood…

  • Marta

    ¿Qué raro esto, no? Mira que Happiness me encanta, pero ¿por qué no dejarlo como está y hacer otra cosa? Estoy segura de que Solondz es muy capaz.

  • Haakjvork Galleta

    Pensaba que la película que tocaba era la de Mr. Nobody, que tengo ganas de saber que decís.

  • Ivn

    No es que sea vago, y efectivamente es muy capaz. Hoy por hoy, el mayor probelma de Solondz es que tarda mucho tiempo en conseguir alguien que le financie las pelis. Así lo contó en el festival de cine de Gijón de hace un par de años.

  • Echo demasiado de menos en el reparto a Dylan Baker. Actorazo. El otro día le vi en una película tan pasable como “La hora de la araña” y me encantó ver como con su interpretación se encargaba de hacer verosímil el cambio de orientación de su papel, que primero era el antipático de la peli y terminaba de aliado del prota.

  • jenny boy

    La ultima fue palindromos, no happiness..

    Es mas me la descubristeis vosotros, y a raiz de palindromos, welcome to the dollhouse.. mi pelicula favorita ever de siempre.

    Lesbo! Lesbo! Lesbo!

  • Mojo Jojo

    Lo mismo de siempre. Historias de disfuncionalidad, buscar llamar la atención sobre los problemas de la incomunicación. Los títulos de las películas son distintos, pero finalmente es el mismo cuadro. Korine, Solondz, Clark… Por más que posean una fotografia interesante, una banda sonora atractiva, el desarraigo de suburbio norteamericano se encuentra agotado. Habría que reinventarse. Deberían leer a Foster Wallace.

Send this to a friend