‘The Newsroom’, televisión en estado puro

Por | 18 Jul 12, 14:19

Hay una cosa muy criticable de los medios de comunicación, y eso es su excesivo clientelismo político, su necesidad de alinearse a un lado u otro del partido y su consecuente habilidad para contar las noticias según les interesa en cada caso, en lugar de utilizar sus espacios informativos para lo que verdaderamente fueron concebidos: el servicio público.

Con unos medios de comunicación cada día más ahogados a causa de la carencia de inversión publicitaria, los estados y gobiernos se convierten cada día en poderosos lobbies de presión que utilizan sus propias campañas de publicidad institucional, adosadas a pingües beneficios para los medios que entren en el juego, dejando fuera a aquellos que no comulguen con sus ideas y se opongan al régimen establecido.

Con estas premisas y después de participar en ‘La Red Social’, no es de extrañar que Aaron Sorkin se haya interesado ahora por este juego de los políticos y los medios de comunicación. Gran conocedor del ámbito político (bien lo demostró en ‘El ala oeste de la Casa Blanca’); ahora se embarca en ‘The Newsroom’, una serie ambientada en la redacción de un telediario vespertino (el de mayor audiencia en Estados Unidos).

Y oh, qué suerte tenemos de que Aaron Sorkin se haya animado con este proyecto: ha sido capaz de balancear suficientemente (aunque hay que reconocer que algunas veces se le va un poco la mano) las historias privadas de sus personajes (que a veces parecen un poco sacadas de ‘Periodistas’) con el abrumador trabajo diario de una redacción de informativos, imprimiéndole incluso ese ritmo trepidante que solo se vive en los programas en directo.

La serie, que -francamente- es televisión pura en uno de sus mejores momentos, ha recibido gran variedad de críticas. No es de extrañar, pues contiene una altísima dosis moralizante, que incluso a veces viene con un tonillo de superioridad nada agradable. Pero la trama es tan interesante que es fácil quedarse enganchado a ver qué opina la dueña de la cadena de que, de repente, a su presentador estrella le haya dado por convertirse en el periodista más íntegro sobre la faz de los Estados Unidos, apoyado por una increíble productora que se revela como el mejor personaje de toda la serie (MacKenzie McHale). Y sobre todo, por ver qué opinan los partidos políticos, la audiencia y los anunciantes de este giro de 180 grados en el espíritu del informativo.

Calificación: 8,5/10
Destacamos: que es relativamente difícil seguir el argumento si uno no está mínimamente informado de las noticias y la política en Estados Unidos.
Te gustará si te gusta: ‘El ala oeste de la Casa Blanca’
Predictor: ya ha renovado para una segunda temporada, como es lógico.

  • Alex

    Me parece una delicia, pero no recomiendo a nadie seguirla en VO, los diálogos son vertiginosos y casi no da tiempo a seguir los subtítulos. Mi consejo, esperar a que la doblen. Y eso que no generalmente defiendo el subtítulo frente al doblaje, pero aquí haremos una excepción.

  • Totalmente de acuerdo en que los diálogos son una locura, pero tiene mucho encanto en VO, no? ;)

  • twisted

    El primer capítulo tenía tantas dosis de moralina americana que no quiero ver más

  • Lalala

    Metacritic no la pone muy bien que digamos…

  • Alex

    ¿Moralina americana una serie que a los dos minutos suelta un “Los Estados Unidos no son el mejor país del mundo”? Normal que muchos de allí la pongan a caldo, los yankees son así…

    Esto es televisión de calidad. Series que no tratan al espectador como si fuera un idiota, al nivel de Six Feet Under o Mad Men.

  • Slavin

    Maravillosa. A veces es difícil de seguir pero creo que merece la pena verla en VO.
    Las historias entre personajes y en especial la relación de Will y Charlie son geniales.
    No paro de recomendarla.

  • gagosa

    Pues yo soy más de Ana y los siete

  • edupremia

    ¿Moralina americana? se nota quien sólo ha visto el trailer de la serie, una serie imposible de realizar en España, podría aprender Hilario Pino lo que es un informativo y no lo suyo.
    Absolutamente recomendable en VO.

  • Sylvia

    Otra de las cosas es que te invita a estar informado. ¡Aprendí que era el Exxon Valdez!

  • No es moralina americana: es la moralina de Sorkin de “yo soy un demócrata y sé que en el punto medio de cada dicusión está la virtud”. El monólogo inicial es una vergüenza, donde llega al paroxismo el “amo a mi país, que yo soy demócrata pero ante todo un patriota ¿eh?”, y con un Jeff Daniels en un papel al estilo Martin Sheen que se le queda muy muy grande. Hay toques genuinamente Sorkin que son excelentes, como la presentación de personajes a través de la noticia de la fuga de petroleo, haciendo de la exposición algo más sutil. Pero luego se lo carga con su forma de considerar El País y La Política como La Mejor Herramienta, con fanfarria de fondo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to a friend