Nacho Vegas / Resituación

Por | 09 Abr 14, 12:52

nacho-resituacionDecíamos cuando reseñábamos un disco tan complejo (y relevante) como ‘Shaking the Habitual‘ que no se entendía a qué tipo de público querían llegar The Knife con sus reivindicaciones, cómo querían agitar la conciencia y el pensamiento del pueblo con un álbum tan denso, brumoso y esquivo que no sólo evitaba el poder de la inmediatez del pop sino que a veces se regocijaba deliberadamente en el más absoluto tedio. ‘Resituación’ es la antítesis de aquella obra: Nacho Vegas, en su estilo, también ha querido hacer un disco en el que cuestiona el sistema capitalista, critica los desahucios, habla de los fantasmas que recorren “Europa entera” y de los que habitan en Gijón, y lo hace con un arma que todos podemos comprender: el pop, el estribillo, el lema medio facilón y por tanto recordable, la canción popular de toda la vida.

El mejor exponente sería ‘Polvorado’, un tema de country-pop como lo podrían haber entendido los mejores Duncan Dhu, detrás del que se esconde una crítica feroz de la sociedad, un final tan amenazante como “polvo somos, lo sabemos, y en pólvora nos convertiremos” para cantar puño arriba, y sobre todo una melodía que galopa, contagiosa, y logra agitarte, casi podríamos decir manipularte, en tanto que es imposible que no te sume a su causa. En la misma línea estaría el tema que contiene el título del álbum, ‘Runrún’, en verdad una balada, pero aderezada por un fantástico coro del Patio Maravillas -el significado de las voces colectivas es de lo mejor del disco- que viene para entonar “Nos quieren en soledad, nos tendrán en común”.

Es una cuestión, la sociopolítica, que se ha ido añadiendo poco a poco a la imaginería de Nacho Vegas desde su segundo álbum, como se analizó en el libro editado por Lengua de trapo sobre aquel ‘Cajas de música difíciles de parar’, hasta llegar a nuestros días, en que es difícil concebir una entrevista con Nacho Vegas, una participación suya en un libro sobre sus discos favoritos, sin que el artista hable del estado de la nación. Curioso cuando, a raíz de ‘El ángel Simón’ muchos pensamos que otro tipo de cantautor era posible. A lo largo de la historia del pop, hemos comprobado cómo muchos artistas decidían introducir la política en sus letras con más o menos acierto, a veces cayendo en lo pomposo y lo pueril (Bloc Party, Cranberries, Madonna), a veces resultando brillante o afilado (Morrissey, Triángulo de amor bizarro, Patti Smith), o alternando ambos extremos a la vez (U2). Es una cuestión difícil de abordar bien. Lo sabe Christina Rosenvinge, ¿pero cuál es el caso de Nacho Vegas?

El artista asturiano, que a mi modo de ver ha sido siempre, desde el primero hasta el último de sus discos, un letrista más solvente que brillante, alternando imágenes geniales, inolvidables, dolorosas, casi traumáticas, con algún que otro ripio, muestra cierta debilidad en puntos aislados de estos textos. Hablo de cosas como “¿Dónde está todo aquel amor del que nos hablaron siendo niños” de ‘Polvorado’ o algunas frases de ‘Libertariana Song’ o ‘Un día usted morirá’. Sin embargo, hay dos componentes que diferencian este disco de aquellos que se han limitado tontamente a contarnos quiénes son los malos: el primero es el humor y el segundo es el irresistible costumbrismo de las historias de Nacho Vegas, dos elementos presentes en su carrera que por supuesto se mantienen aquí.

El humor aparece puntualmente en los cortes más implicados, como en la autorreferencia de ‘Actores poco memorables’ o en la mención a Bosé, Víctor y Ana en mitad de una pesadilla en ‘La vida manca’, y se expande cómodamente por los dos temas -casi necesarios- que se salen de la tónica general del álbum, dedicados a dos personajes favoritos (chico y chica). ‘Rapaza de San Antolín’ sólo puede ser para Lorena Álvarez: ella es quien vende la conjunción “sexy y tradicional”, tras ella está “La Banda Municipal” y sólo ella nos puede hacer bailar un tema de David Civera. Pero sólo Vegas podría mencionar ese título -‘Que la detengan’, nada menos- en un disco como este, con connotaciones tan delirantemente pavas. Por su parte, ‘Adolfo Suicide’, dedicado a un amigo que diseñó el arte de sus trabajos en torno a 2011, cuenta con un desarrollo lírico y ácido 100% Nacho Vegas. Esta es su respuesta a una amenaza de suicidio: “se supone que esta vez también te tendría que creer, que hay una soga para tu cuello, que lo harás de noche en la cuadra, yo no intentaría nada o se vendrá abajo el techo / llámame lo que tú quieras, di que yo era tu chapera y te salí barata, ya ves que te lo consiento, ya estás puesto como una rata”.

Musicalmente, esta última canción, de ecos mitad Bowie mitad Rolling y un poco Dandy Warhols también, no casa tanto con el resto del disco y ese es el problema de ‘Resituación’. La intensa intro instrumental ‘Indefensos’ introduce “cual títulos de crédito” de western este disco concebido como una película llena de personajes (inmediatamente después aparece ‘Actores poco memorables’ con su mención a “este film”), pero la idea cuela más que casa sobresaliente. Frente a temas de melodía más festiva o jocosa hay otros más melancólicos como ‘Ciudad vampira’, inspirado en Daniel Johnston con la colaboración de Maite de Mursego, o ‘Luz de agosto en Gijón’, dejando cierta idea de disco deslavazado, de guión a medio cerrar. Así, el conjunto no forma el disco más equilibrado, el mejor concepto de Nacho Vegas, pero sí resulta disfrutable en todas y cada una de sus partes por separado, por una u otra razón, bien sea una melodía contagiosa, un arreglo bien traído o una letra que hace gracia. En él no encontramos sino al artista imperfecto pero irresistible -y ahora cada vez más variado- que hemos disfrutado en la última década.

Calificación: 7,6/10
Lo mejor: ‘Polvorado’, ‘Luz de agosto en Gijón’, ‘Un día usted morirá’, ‘Runrún’
Te gustará si te gustan: los anteriores, Joaquín Sabina, Daniel Johnston, Aute, Bunbury
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • BearVigo

    Comparar a Nacho Vegas con Joaquín Sabina es, como mínimo, un agravio al de Gijón. Al margen de esta equiparación tan poco afortunada, el nuevo disco de Nacho Vegas es, con diferencia, el más flojo de su carrera. Es un disco deslabazado y poco inspirado. Eleva a “La Zona Sucia” a “gran disco” -sin serlo del todo- porque éste “Resituación” no soporta la comparación. Hasta como letrista, para mí brillante en casi todos sus discos, no pasa del aprobado en ciertos temas y siempre por algunas curiosidades. Espero que esto no sea un viaje hacia la nada como el de Sr. Chinarro. “Cómo hacer crac” está aún cerca en el tiempo como para que en una próxima entrega nos devuelva al Vegas inspirado.

  • Awaiting

    Hay mucha polémica con la comparación con Sabina, normal…

  • Mark Spitz

    Habría que añadir:

    No te gustará si te gustan: ‘Actos inexplicables’, ‘Cajas de música difíciles de parar’, ‘Desaparezca aquí’.

  • BearVigo

    Teniendo en cuenta la trayectoria como crítico musical de quien firma esto, que compare a Nacho Vegas con Sabina es absolutamente lógico. Seguramente los confunde todo el tiempo. Que de Vegas sabe más bien poco está bastante claro. Si lo hubiese seguido desde el primer disco no daría por válido éste (aunque me temo que por edad sería difícil). De lo que sabe mucho es de esas señoras mainstream cuyas noticias tantos comentarios lamentables, aburridos y maleducados suscitan (y que desde la web se alientan. Y no sé yo si habrá sido buena idea mentar a las bichas)

  • BearVigo

    Y que empeño tiene o tienen con descalificar el “Shaking The Habitual”… Un año llevamos con las mismas y ellos, erre que erre, que no lo pillan… Al menos esta vez no lo ha llamado ridículo (aunque sí tedioso, denso, brumoso y esquivo)

  • Pues yo estoy bastante de acuerdo con Sebas, en general: el disco está bastante deslabazado y no hay coherencia en el estilo ni los arreglos de las canciones. Y lo de la intro es un error: no pega ni con cola con el resto del álbum.

    Pero de ahí a clamar que a ningún fan de toda la vida le gustará el disco hay un abismo: la letra de Adolfo Suicide es 100% Nacho, y Rapaza de San Antolín hubiera cuadrado perfectamente en su último EP.

    No es un horror, pero sí es verdad que le ocurre como a El manifiesto desastre: las canciones sueltas tienen incoherencias que le restan validez al conjunto.

  • uno

    Oso Viguense, al tedioso, denso, brumoso, esquivo y ridículo disco que dices que descalifican lo pusieron en el número 22 de la lista de discos del año, igual hay que interpretar un poquito mejor las cosas.
    Meterse con Sabina es super guay y tal, pero hace varias decadas no era malo hombre

  • Trickser

    Seré lapidario porque me voy al Calderón: La vida manca es un temazo, la reseña de Sebas complaciente y Resituación el peor disco con diferencia del mejor letrista que verá este país en muchísimos años.

  • Loren

    Anonanado me hallo… Todos sacáis esas conclusiones sin apenas escuchar el disco? Con 2 o 3 escuchas (como máximo)y sois capaces de analizar un disco. Me siento un ignorante musical a vuestro lado, pero juraría que he escuchado discos y hasta el mes no me “ha entrado”, y después disfrutarlo como un enano. Pero dicho sea de paso, VIVA MI IGNORANCIA!

    A vuestros pies, señores sabelotodo

  • BearVigo

    No es muy importante, Uno, pero el gentilicio de los que vivimos en Vigo es vigués/a. Supongo que no es importante porque estas cosas solo importan a los naturales o residentes de un lugar cuando les llaman mal. Con respecto al disco de The Knife te remito a la crítica que se publicó en su día en este medio y la curiosa nota “saltarina” final, que denotaba claramente que los redactores no tenían muy claro cómo valorar el disco (bueno sí, con calificativos negativos varios -y algunos positivos- que se repiten, curiosamente, en la crítica del disco de Nacho Vegas). http://jenesaispop.com/2013/04/04/the-knife-shaking-the-habitual/

  • Luis

    Alguna persona de las que comentó aquí sospecho que ni le dió una escucha al disco.

    Supongo que este es el modo de consumir música que nos trajo Internet…un titular y a otra cosa mariposa.

  • Nick

    No puedo con Sabina, toda esa pose del poeta maldito que en el fondo solo es un pretexto para llevarse mujeres al catre.

  • Fleishmann

    Es increíble la capacidad analítica y crítica de estas orejitas vuestras. Del disco hablaremos en Junio, más o menos. Podéis dar unas primeras impresiones, pero ¿compararlo con sus anteriores? ¿Estamos locos? Es normal que la gente lance su boca-chancla al viento, es lo que dicen por ahí, estamos en la cultura de escuchar y en 10 minutos ser el más rápido del oeste en idolatrar o destrozar el disco… No tengáis tanta prisa, hombre, nadie os va a juzgar por posicionaros, pero es que SIEMPRE HAY DOS BANDOS.

  • Hator

    Tras mi primera escucha del disco y seguimiento del personaje que es Nacho Vegas, mi más sincero reconocimiento a su mérito y trabajo. Que si esto no es lo que aquello… ¡vaya! Todos evolucionamos y en general… todos vamos a peor!. Que Nacho haya facturado este disco, con canciones tan interesantes y redondas, en un mercado tan complicado, tiene un mérito abrumador. Es realmente interesante y admirable su valor, capacidad y genialidad. Enhorabuena por este gran disco, del que dan ganas adquirir y seguir la pista del autor.

    Lo mejor: la vida manca; adolfo suicide; actores poco memorables y polvorado;

  • Hator

    Por si alguien todavía tiene dudas sobre al artista indie más grande que tenemos y tendremos…

    https://www.youtube.com/watch?v=UQymFxKgz7Y

  • legendkenzo

    No hay que olvidar que todos podemos ser críticos y lo que le gusta a uno no necesariamente le gustara a otro a mi me encantó, música, letras y tiempo son muy adecuados la primera escucha paso inadvertida pero al seguirlo oyendo descubres notas tan buenas como en un buen whisky.
    Para mi un gran disco.

  • Rambo

    Y digo yo, la marica de Sebas está preparada para hacer una crítica de NV? ¿Acaso conoce la discografia de Sabina? Mirad, a mi la opinion de alguien que pone por la nubes a ciertas “artistas” de medio pelo (o más bien media pluma), como que me la paso por ahi ..

  • nofuturo

    Ciertamente la comparación con Sabina no está tan mal traída, creo que los ecos del jienense son perceptibles en Adolfo Suicide.

    El disco regular, pensaba que me estaba gustando, pero tras varias escuchas creo que solamente hace gracia a ratos.

Playlist del mes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Send this to a friend