‘Snowpiercer (Rompenieves)’: distopía entre raíles

Por | 09 May 14, 11:32

cartel-snowpiercerNi el origen, ni el destino. Lo que se disfruta de ‘Snowpiercer (Rompenieves)’ es el trayecto. Cuando el director Bong Joon-ho (‘The Host’, ‘Mother’) se pone la gorra de jefe de estación y grita “viajeros al tren”, el viaje que nos espera no parece muy prometedor: la enésima distopía futurista orwelliana donde un “líder natural” encabeza la rebelión de las masas contra un régimen totalitario. ¿Otra vez?

Los lugares por donde vamos a transitar en esta adaptación del cómic ‘Rompenieves’ (Bang Ediciones) son más comunes que los que recorre a diario un tren de cercanías. Pero eso sí, con una diferencia: los vagones se parecen más a los del tren de la bruja o a los de una montaña rusa. La bruja sería una irreconocible (y fantástica) Tilda Swinton. Cuando ésta saca la escoba, el tren coge velocidad y ya no para hasta al final.

Como en un videojuego, en ‘Snowpiercer (Rompenieves)’ hay que ir pasando pantallas (vagones). Desde el furgón de cola, hay que ir avanzando; abriendo puertas y matando a los malos. Un trayecto plagado de dificultades, que el director resuelve de la mejor manera: excelentes secuencias de acción (la del túnel es extraordinaria), vistosa dirección artística, ingenios tecnológicos (el traductor), una sabia dosificación de los elementos dramáticos y un humor muy, muy negro.

Pero cuando la película va a llegar a su destino, el director decide sacarnos del tren de la bruja y montarnos en el transiberiano. Se acabó la diversión: profundidad impostada, monólogos de un sentimentalismo contraproducente (Chris Evans relatando sus traumas antropófagos), facilonas metáforas sociales y ecológicas, explicaciones poco convincentes y Ed Harris en bata y comiéndose un filete. Solo falta que aparezca Truman… 7.

  • badger

    El tren de la fresa

  • Discrepo. Obra maestra.

  • AnaTema

    Obra maestra y de culto absoluta. En diez años será una peli reivindicadísima y podremos reirnos de la miopía de los críticos que como suele suceder, no vieron el prodigio delante de sus narices.
    Guarda esta crítica, Joric; es posible que en pocos años te de vergüenza leerla, porque las obras maestras no tienen porque ser perfectas. Y ni ganas.

  • yeirus

    Ya os vale con desvelar la sorpresa final.

  • Saltodemata

    Chusca, chusquísima película que se va desinflando a pasos agigantados.

    Lo único salvable, la imitación de Maggie Tatcher que hace Tilda Swinton. Muérete de envidia, Meryl Streep.

  • tula

    Yo me lo he pasado muy bien y me ha divertido el protagonista haciendo “aquello que se supone que un protagonista no debe hacer”. Pero ha sido una decepción llegar al final y ver a Ed Harris. Mas que ver, escuchar la chapa rollera que suelta. Un pesao, Ed Harris es un pesao.

  • Omar

    Alucino cómo se ensalza a los altares ciertas creaciones solo porque aparecen en ellas personajes que nos resultan “guays”. Esta Snowpiercer es un truñaco en el que que si en lugar aparecer Tilda fuera Julia Roberts no merecería un comentario más allá del parking de los cines Plenilunio. Prescindible, te olvidas de ella en media hora. Lo único salbable el papel de Tilda Swinton, por histriónico no por papelón ojo.

    El rollo de que el tren es el mundo y los pasajeros la humanidad es de Primero de Justificación de Artista.

Playlist del mes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR