¿Peligra el modelo gratuito de Spotify?

Por | 23 Mar 15, 11:24

SpotifyNo cabe duda de que el streaming ha revolucionado el mercado musical durante los últimos años. Las ventas de iTunes, que estaban consolidadas especialmente en Reino Unido y Estados Unidos, han visto frenadas drásticamente su subida. La venta de CD’s es cada vez más residual. Mientras, el streaming no para de avanzar y ganar terreno, siendo considerado ya en la elaboración de listas de singles y álbumes en los países más importantes para la industria.

Sin embargo, sigue siendo objeto de debate. Durante los últimos días, varias han sido las voces que se han alzado contra el modelo “gratuito” de la plataforma de streaming. Como todo el mundo sabe, Spotify opta por un modelo de negocio mixto: por un lado los oyentes pueden utilizar el servicio gratis a cambio de escuchar unos cuantos anuncios, y por otro los oyentes pueden pagar una cuota mensual.

El primer modelo, el gratuito, tiene bastante indignada a la compañía Universal Music Group, y Financial Times comenta en un artículo recogido por The Verge que esta multinacional está presionando a Spotify para que acabe con él, pues “devalúa la música de sus artistas” y por supuesto, sus ingresos, claro. Lucian Grainge de esta empresa dice que “el modelo basado en los anuncios no va a sostener todo el ecosistema de creadores e inversores”. En otras palabras, si las ventas digitales continúan bajando y no suben las suscripciones, según él, la industria no sería sostenible. Según indicaba Rolling Stone unos días antes en otro artículo, otras multinacionales también están incómodas por el modelo “freemium”. Un portavoz de una segunda multinacional recordaba que “ni Sirius XM ni Netflix ofrecen productos de manera ilimitada, gratis, bajo ningún concepto”. ¿Por qué la música ha de ser gratis cuando las series no lo son?, parece preguntarse.

En los últimos tiempos, la superventas Taylor Swift, que ha vendido 6 millones de copias de ‘1989‘, ha retirado todo su catálogo de plataformas como Spotify o Deezer. Por su parte, Björk ha dicho que prefiere que un disco, mientras es novedad, no esté disponible en las plataformas digitales, citando también Netflix como modelo.

Por otro lado, Spotify es firme en su postura, como indica Jonathan Foster. “Sin el modelo gratuito, el pago nunca habría sido un éxito. Somos uno de los brotes verdes de crecimiento en la industria. No queremos desestabilizar eso. Creemos que este modelo funciona”, ha indicado, añadiendo que el servicio gratuito no es culpable de la bajada de las ventas.

Mientras esperamos a la evolución de las negociaciones entre Universal y los servicios de streaming y aguardamos al contraataque de streaming que Apple se guarda bajo la manga, sigue siendo fascinante cómo algunos usuarios se resisten a pagar 10 euros al mes (o menos, si tenemos en cuenta los acuerdos con algunas compañías telefónicas, por ejemplo) por utilizar un servicio tan útil y usado a todas horas. ¿Son las multinacionales las únicas que criticar en este debate?

Etiquetas:
  • Alberto Tebembaum

    Pues podrían optar por que los álbumes mientras son novedad no estén disponibles para los usuarios que no pagan (a decisión del artista/sello) sino solo para los de pago.

    Eliminar el modelo gratuito del todo perjudicaría a artistas incipientes a los que les viene muy bien que la gente pueda escucharles gratis. Entiendo que a Teyler Sweft y gente así, pues no.

  • Chochi

    El coño tu prima

  • liyonking1

    La industria de la música siempre ha sido muy sabia. Han avanzado un montón y sus declaraciones no tienen nada que ver con las de hace 25 años.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Home_Taping_Is_Killing_Music

  • Jota

    Panda de sacacuartos.

  • GinTONIC

    Pues sí, parece bastante lógico que álbumes de los que se esperan grandes ventas no están enseguida en la versión grautita de la plataforma y que se desbloqueen pasado un tiempo. De todos modos, no es escuchar música gratis, es escuchar música con anuncios, de anunciantes que pagan por estar ahí, así que mejor eso que una descarga ilegal, no?

    Por otro lado, eliminar la versión gratuita de Spotify creo que sería un error, ya que gracias a ello, mucha gente ha dejado de descargarse música de manera ilegal. Tal vez no sea mucho el beneficio que aporte la versión gratuita pero es una buena manera de enganchar a la gente.

  • Otro más

    Al parecer los de Universal prefieren las descargas ilegales antes que el streaming gratuito, si no quieren subir los álbumes que no lo hagan, de alguna u otra manera la gente se ingeniará para escucharlo.
    Spotify me parece una maravilla, tanto RL servicio premium como el free.

  • ModernaRimaConPierna

    yo desde hace tiempo uso Deezer. Sin geobloqueos en europa, mismo catálogo y lo mas importante: ni un anuncio

  • Sameour

    Si claro, la culpa la tendran los servicios de streaming gratuito y no el hecho de que sea tan fácil como poner DESCARGAR TAYLOR SWIFT 1989 en Google para tener el disco calentito y gratis en mi ordenador. Van como pollo sin cabeza y ya no saben a quién culpabilizar.

  • Xanti82

    Se veía venir. Nadie quiere trabajar gratis, no?

  • victor noé

    FREE MUSIC FOR THE PEOPLE!

  • Esteban Martínez

    El dinero hoy no está en el disco, eso está claro. Por eso hoy te cobran un dineral por los shows en vivo. Ahora, que en ese cobro sea la productora la que saque principal beneficio y no el artista, eso es harina de otro costal.

    Pero volviendo a los discos, el problema con el sistema antiguo es que ibas a ciegas con uno y además te cobraban una BARBARIDAD por el. Hoy estamos en la vereda opuesta, el formato físico es casi puro romanticismo y puedes tener prácticamente lo que quieras sin pagar un solo peso. En ese sentido la propuesta de Bjork parece sensata, es decir, que el disco no esté en Spotify por unos seis meses, hasta que deje de ser novedad. La otra es que te llenen de avisos el sistema gratuito. En lo personal me parece justo, la idea es que no exista robo de parte del usuario pero ojo…tampoco de parte de las productoras, y antes de la era internet lo había, y en grande.

    Saludos.

  • liyonking1

    El modelo funciona con los deportes: mucha gente viviendo de ellos y solo se paga por los eventos en directo. El merchandising de los deportes podría ser equivalente al de la música y la música en sí, el esfuerzo, bien podría ser similar al entrenamiento en los deportes; no hay que despreciarlo, es lo necesario para poder ver una actuación, pero no es esencial pagar por ello.

    Por supuesto que hay deportistas en ciertas categorías que no pueden dedicarse a ello por completo y necesitan tener otro trabajo además de entrenar. Si eres futbolista y no juegas en primera división, difícil lo tendrás para vivir de ello, aunque parece que hay muchos artistas a los que les cuesta todavía verse en una situación similar.

    Por otra parte, el negocio en torno a las retransmisiones deportivas no surgió de la nada. Que una empresa pague 4 millones de dólares por colocar su anuncio en la retransmisión de la Super Bowl es una buena garantía de que ahí hay negocio, pero hay que saber buscarlo. ¿Quién puede asegurar a día de hoy que no puede aumentar en un futuro el ingreso que recibe Spotify de anunciantes? Es miedo al cambio y a la innovación, es intentar parar un tornado soplando hacia el lado contrario: la gente va a tirar más de descargas ilegales (que las habrá siempre) si se le retiran los contratos a Spotify.

  • minipimer

    Aportaré mi perspectiva como economista. Esta gente de las
    multinacionales no entiende los principios más básicos de la formación
    de precios en un mercado. Una cantidad grande de trabajo no implica un
    determinado valor, ni alto ni pequeño. Que tú te hayas deslomado durante
    16 horas cultivando arroz o recogiendo chatarra no puede evitar que al
    final del día te paguen dos euros por ese trabajo, y no digo que me
    parezca bien o mal, es como funciona un mercado, cualquier bien se
    devalúa cuando se aumenta su oferta o disminuye su demanda.

    Aqui
    la oferta aumenta, primero porque un disco no es como una cosecha de
    tomates, que una vez que te los comes desaparecen y necesitas producir
    más para volver a consumir tomates. Los discos permanecen, de manera que
    todos los discos que alquien había escuchado en vida en 1955 siguen
    siendo ofrecidos en el mercado. Y cada año la cosecha de discos aumenta
    exponencialmente. Aparte lo que todos ya sabemos, el mercado es global
    con la red y cada vez es más facil producir música: el equipo es más
    barato y el conocimiento está más disponible. En resumen, yo me siento
    desbordado cada vez que me llega el UNCUT cada mes con 150 reseñas de
    discos nuevos.

    La demanda en un momento dado podría disminuir si
    surgen otras alternativas de ocio, series, etc.. y menos tiempo libre,..
    yo desde luego ya no tengo tiempo para tumbarme una hora a escuchar un
    disco con los ojitos cerrados como hacía hace años, aunque quizá la
    gente joven lo siga haciendo.

    El resultado de esta situación,
    simplificando mucho y principalmente hablando de mi experiencia, es que
    si un grupo nuevo quiere que escuche su disco practicamente me tendrían
    que pagar dinero por mi preciado tiempo. Si no me lo ofrecen gratis,
    pues paso al siguiente, total, no doy abasto. Un puñado de grupos sí
    pueden fidelizar un poco su mercado, pero es una pequeñísima élite
    comparada con los cientos de miles de grupos que hay en el mundo, en los
    locales de ensayo, tratando en empezar, o compitiendo en niveles más
    profesionales.

    Todo ese grueso de grupos del mundo por tanto
    necesitará canales de distribucion gratuitos para llegar a su mercado,
    sea spotify, bandcamp u otros. Presionar a Spotify para que elimine esta
    opción solo hará que otras plataformas atraigan grupos, porque es una
    necesidad que tienen los grupos que no están arriba, y la competencia (oferta masiva) hace que el efecto se propague hacia arriba.

    El problema se genera en la
    oferta. ¿Qué les queda a las multis toda vez que ya no tienen los medios
    de producción y difusión con los que controlaban la oferta? pues educar
    y concienciar a la gente para que se suscriban o haga donaciones por
    servicios que cada uno considere de valor a la sociedad, aunque haya
    “free riders”, y monetizar mediante acuerdos con marcas que ningún
    artista quisiera para si, pero es lo que toca (U2 con apple, o “te hago
    una canción mencionando tu marca de refresco y me pagas por ello”).
    Supongo que a los ilustradores también les gustaría poder hacer
    ilustraciones que no vendan productos en revistas pero es lo que hay.
    Vaya rollazo he soltado, sorry.

  • awerpower

    Os recomiendo este artículo donde se habla de porqué no funciona Spotify de manera equitativa para todos los artistas, y donde se plantea una muy buena solución: http://kernelmag.dailydot.com/issue-sections/staff-editorials/12136/spotify-royalty-payment-model/

  • chuyterry

    No es estoy a favor ni en contra pero, ¿No es de lógica pensar que si llegan a eliminar Spotify el consumidor va a tener mas razones para usar Zippyshare, VK ,Uploaded, Mega y pare de contar….? ¿Quien produce los verdes y quien los roba?.

  • Cheshire Cat

    La industria musical se ha quedado anticuada. Hay algunos que lo han visto y de manera particular tratan de adaptarse a los nuevos tiempos. Otros, como Universal, siguen tratando de mantener un modelo de negocio obsoleto. Así les va. Los hábitos de consumo han cambiado, la industria musical no puede seguir funcionando como antes. Ahora, antes de comprar un álbum (si, yo los sigo comprando) trato de escucharlo en su totalidad primero (excepto en casos muy concretos) y si merece la pena, pago por él. Si no merece la pena, ahí se queda, que no se piensen que pierdo el tiempo descargándome por la jeta algo que no voy a escuchar. Si, piratear es muy goloso para mucha gente. El Spotify gratuíto es una buena forma de frenar eso y además ahora cuentan las escuchas en las listas de éxitos que tanto les preocupan. Si tanto creen que les perjudica el streaming de Spotify, que retiren su catálogo de ahí. Tienen el poder de hacerlo. El problema es que no lo quieren quitar, sino que quieren rascar todavía más.

    Por otro lado, ha llegado un punto en el que casi es más caro comprar un álbum digital que uno físico. Y eso, oigan, no puede ser. En el físico se gasta material y hay que contar con los medios de distribución, en el digital no. Ahí podrían vender álbumes a tope si no fueran tan sumante cortos de miras. Las millonadas de discos que se vendían no se van a volver a vender jamás. Eso es un hecho que creo que tienen que aceptar. ¿Pueden subir las ventas? Si, pueden subir, pero primero han de cambiar su modelo de negocio de arriba a abajo. Y no parecen muy dispuestos a ello.

    Por último, no creo que el problema esté en pagar 10 euros mensuales (muchos, con los tiempos de vacas flacas que corren, estarán en todo su derecho de rebatir ese argumento porque para empezar el ADSL en este país no es barato precisamente), el problema está en que una vez abierta esa compuerta de “o pagas o pagas” se volverán a inflar los precios como antes. Recuerdo haber pagado 26 euros por algún cd en edición sencilla. Internet ha “democratizado” la música en muchos sentidos. Eso no se puede perder.

    Conclusión, la piratería es un problema al que no saben enfrentarse. Las reglas
    del juego hace una década que empezaron a cambiar. Han tenido tiempo más que suficiente para enfrentarse a esos cambios y han pasado de hacerlo. Y ahora Spotify tiene la culpa, como antes la tuvo el formato mp3.

Send this to a friend