Primavera Club, vivero de promesas

Por | 21 Oct 16, 9:30

kelly lee owens-2Esta semana se celebra en Barcelona una nueva edición de Primavera Club, el hermano pequeño de Primavera Sound que ha ido mutando con el paso de los años hasta convertirse en lo que es hoy: un vivero de promesas del pop, el rock y la electrónica más audaces. Su cartel tiene nombres muy sólidos, como el supergrupo Minor Victories, los autores de discos notables como Porches, Whitney, Maria Usbeck y, un escalón o dos por debajo, los pujantes C Duncan, Public Acces TV, El lado oscuro de la broca o Gúdar.

Pero, sobre todo, destaca por ser un vivero de promesas que podrían estar dando mucho que hablar en un par de temporadas, y ascender al line-up del hermano mayor de la familia. En este especial Revelación o Timo, repasamos 8 de esos nombres que pronto podrían tener gran atención mediática… o caer en el olvido.

Mild High Club

Pensad en una especie de versión doméstica de Tame Impala. Pues eso, aproximadamente, es a lo que suenan Mild High Club. Su pop de cuidada estética retro es una especie de versión 2016 de la psicodelia pop del colectivo Elephant 6 (The Olivia Tremor Control, Elf Power), aderezada con lounge o tropicalia. Alexander Brettin, frecuente colaborador de Ariel Pink y Mac DeMarco, está al frente de este proyecto que el pasado año publicó su debut, ‘Timeline’, y que a finales del verano ha lanzado ‘Skiptracing’, un segundo disco rico en matices. Actúan el domingo, 23 de octubre, en la Sala Apolo.

Yumi Zouma

Este combo neozelandés lucha por consolidarse en un panorama de bandas jóvenes que recurren a los sonidos más elegantes y sutiles de los 80, en la misma liga que militan bandas como Woman’s Hour, All We Are o TOPS. Surgidos en 2014 con su primer EP, un disco homónimo que contenía su mayor éxito, ‘The Brae’, Yumi Zouma han ido dando avances con sucesivos EPs y singles (como aquella gran versión de los suecos Air France) que han culminado este año con la edición del largo ‘Yoncalla‘. En él, las guitarras jangle de sus inicios han ido cediendo protagonismo a sonidos electrónicos, si bien la dulce voz de Christie Simpson continúa siendo su mejor enseña. Actúan hoy viernes, 21 de octubre, en la Sala Apolo.

Lucy Dacus

Dado el éxito de Courtney Barnett, esperábamos de un momento a otro que algún sello llegara con un perfil semejante entre sus filas. Es el caso de Matador y Lucy Dacus, una artista de Richmond, Virginia, de voz grave y guitarra afilada, que lanzaba su primer largo, ‘No Burden’, meses atrás. Contundentes y ruidosas, en contraste con un tono vocal de una elegancia próxima a la de Laura Marling, canciones con letras ocurrentes y atípicas como ‘I Don’t Wanna Be Funny Anymore’ o ‘Troublemaker Doppelgänger’ la han convertido en un valor a seguir de cerca. Actúa el viernes 21 de octubre en la Sala Apolo.

Tversky

Este dúo radicado en Barcelona y formado por el también miembro de Boreals Xavier Paradis y el saxofonista Alan Himar muestra unas maneras excelentes que sostienen comparaciones con proyectos internacionales del peso de Hot Chip o Chromeo. Como estos, Tversky se sirven de sonidos electrónicos pretéritos para hacer una propuesta fresca y vibrante. Eso es lo que transmitía ‘No One’s Gonna Find Me’, su primer tema lanzado en 2013, y, tras un EP de techno más solemne, es lo que vuelven a lograr con ‘The Way I Feel About You’, canción que acaban de estrenar como adelanto de su primer disco, a publicar en Foehn Records próximamente. Su disco funk espacial, combinado con el contraste orgánico que ofrecen flauta travesera y saxo, resulta de lo más estimulante y ya presumimos que podría llegar lejos. Actúan el viernes, 21 de octubre, en La [2] de Apolo.

River Tiber

Cabe pensar que la carrera de River Tiber pudo dar un vuelco cuando Drake usó su canción ‘No Talk’ como base de ‘No Tellin´’, tema incluido en su disco sorpresa ‘If You’re Reading This’. Sin embargo, el joven canadiense Tommy Paxton-Beesley parece haberse inmutado más bien poco, y ha seguido con su progresión paulatina. Quizá porque su propuesta solo está relacionada tangencialmente con el hip hop. Su música se sitúa más próxima al jazz experimental de Flying Lotus (que ya mostró en sus colaboraciones del debut de su colega Kaytranada) y el soul contemporáneo de James Blake, claras referencias para situar su música. El pasado junio publicó ‘Indigo’, su primer disco, un álbum que pese a las comparaciones inevitables demuestra una serenidad y elegancia sorprendentes para un chico de solo 24 años. Actúa el sábado, 22 de octubre, en La [2] de Apolo.

Alex Cameron

Aunque se escondan detrás del nombre de uno de ellos, en realidad hablamos de un dúo compuesto por el propio Cameron y su amigo, socio y compañero de filosofía artística, el saxofonista Roy Molloy. La propuesta de estos australianos se basa en las maneras de crooner de Alex, que se devanea sobre un colchón de sintetizadores de sonido retro y bases raquíticas, a medio camino de David Bowie y Suicide. Este verano han publicado su álbum de debut, un ‘Jumping The Shark’ que ha cosechado buenas críticas, aunque quizá no toda la atención que merece. Su presentación en directo, donde los singulares meneítos corporales de Alex Cameron parecen una gran baza, será el tanteo definitivo para comprobar su valía. Actúa el sábado 22 de octubre en La [2 de Apolo.

Kelly Lee Owens

Un Best New Track por parte de Pitchfork siempre supone un buen espaldarazo de atención. Es lo que ha logrado la productora británica Kelly Lee Owens. La conocida web musical destacaba su canción ‘CBM’, incluida en su nuevo EP ‘Oleic’, un tema en el que la experimentación con texturas sonoras van de la mano de lo bailable y del pop, gracias a su sugerente línea vocal, culminando con un guiño afrobeat final. Pero antes de esto, Owens ya contaba con una reputación en el circuito de clubs londinense gracias a sus colaboraciones con Daniel Avery. También adquirió relevancia su versión de ‘Kingsize’, el spoken-word que abría el anterior álbum de Jenny Hval, a la que ella dio nueva vida con una base house, que la propia Hval usa en sus directos. Pese a su apariencia algo árida, canciones como ‘1 of 3’ muestran que también tiene una mano magnífica para el dream pop, si se lo propone. Actúa en la madrugada del viernes, 21 de octubre, en la Sala Apolo.

Extrarradio

“No tenemos ni puta idea, pero es lo que hay”. Así comienza el EP que los barceloneses Extrarradio han presentado este año. Sea falsa modestia o no, lo cierto es que su irrupción no podría dejar indiferente a nadie. Con una propuesta que aún parece en plena maduración, este combo barcelonés se sitúa en sonoridades de funk y synthpop ochentero a lo Extraperlo (¿será su nombre un guiño paródico?), si bien se abren a géneros como el hip hop, anteponiendo el sentido del humor a la pericia. Podrían quedarse en nada, pero a buen seguro merecerá la pena ver de qué son capaces. Actúan el viernes, 21 de octubre, en La [2] de Apolo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR