Miss Caffeina: “Sonar en Los 40 solo nos ha traído cosas buenas”

Por | 20 Ene 17, 13:29

misscaffeinaMiss Caffeina publicaban el año pasado ‘Detroit‘, un disco de grandes singles pop como ‘Mira cómo vuelo’ y ‘Ácido’ que les ha hecho sonar lo mismo en decenas de festivales que en Los 40 Principales, que ha asentado su posición en el mundo de la música y que mereció una mención de honor en nuestro especial 2016. Hablamos con su cantante Alberto Jiménez justo antes de que actúe hoy en La Riviera de Madrid con todas las entradas agotadas con un par de semanas de antelación. Les telonean Lígula, seleccionados por el concurso cazatalentos Sona LaDipu de la Comunidad Valenciana. Alberto se declara fan de nuestra web (“no es peloteo”, asegura), es de hecho seguidor de la contienda “Madonna/Gaga” (!) y habla aquí sin tapujos sobre la confluencia entre radiofórmula y festivales, los estereotipos indies, política, la heterosexualidad imperante en según qué circuitos musicales o el fenómeno fan.

Actuáis en La Riviera con todo agotado, ¿es una cumbre para vosotros o la cumbre está por venir?
Sí que es verdad que es la primera vez que la agotamos porque con el anterior disco no la llenamos ni sacando las entradas un año antes. Para que luego digan que no somos indies… Hace 10 días que se agotaron las entradas y estamos muy contentos. Conseguir que 1500 y 1800 personas paguen por vernos es un suplicio para nosotros. Para Izal y grupos así, pues no…

Bueno, Izal ahora llenan el Palacio, pero no hace tanto tocaban en escenarios tipo La Riviera…
En su caso ha ido muy rápido.

¿Os veis en escenarios más grandes ya tipo el Palacio en formato reducido (Ring)?
El Palacio no sé, pero un Ring es verdad, un Circo Price… sí que hemos visto que había reventa por primera vez y podíamos haber hecho otra Riviera, otra Joy Eslava… pero no ha habido tiempo.

¿Os hace especial ilusión este concierto o es un añadido más a sonar en radios, el empaque del disco…?
Madrid es nuestra ciudad, donde hemos empezado. Empezar el año con un sold-out en La Riviera, después de una gira de 54 conciertos, cuando hemos empezado a sonar en sitios donde no habíamos sonado… No es el fin pero nos motiva mogollón para coger la gira con más ganas. Cuando tocas un año el mismo disco es un poco sopor, porque es muy guay, pero al final es lo mismo siempre y empezar con este subidón esta gira que durará hasta septiembre… estamos contentísimos. Va a ser muy guay el concierto.

¿Hay invitados sorpresa?
Sí, pero ni es Zahara, como siempre (se ríe), ni es ningún cantante.

Prácticamente vuestra actuación en la gala de Los 40 fue la que más me gustó. Ese despliegue de bailarines no lo lleváis habitualmente, imagino.
No, no, y estábamos muy motivados cuando nos dijeron que había bailarines. Nos dijeron: “hay 12”, “pues queremos los 12”. Se prepararon la coreografía viendo el rollo del vídeo. Nos gustaría hacerlo más veces.

¿Qué ha significado para vosotros sonar en Los 40?
Es un empujón que te cagas. Al principio da un poco de miedo, no por el público, porque el público se lo ha tomado muy bien, y quien te apoya se alegra de que te conozca más gente. No ha surgido lo de “ya no molan nada, ya no son indies”. Te lleva a hacer cosas divertidas, hemos hecho lo de Los Premios 40, hemos hecho conciertos de 40 en Murcia, Valencia, y son cosas que te sacan del ámbito festivales, y es muy divertido. Tener repercusión y que la gente te escuche es muy guay, y sonar después de Justin Bieber, me parece lo perfecto.

“Hay una nueva oleada de música o de jóvenes que siguen este tipo de música que se estaba ignorando y no se puede ignorar durante más tiempo. Gusta a muchísima gente y está moviendo muchísimo dinero, si quieres hablar directamente de eso”.

Además, están poniendo mucho el nuevo single, ‘Ácido’.
Elegimos ‘Ácido’ por la gente que nos sigue y también gustaba en 40. Hay mucha gente que piensa “han entrado en el circuito 40 porque la discográfica…” Te prometo que ha sido porque en 40 están pasando cosas porque han cambiado a la gente. Hay una nueva oleada de música o de jóvenes que siguen este tipo de música que se estaba ignorando y no se puede ignorar durante más tiempo. Gusta a muchísima gente y está moviendo muchísimo dinero, si quieres hablar directamente de eso. Han cambiado la directiva de 40 y no sé si es porque esta persona es fan de estos grupos ha decidido ponerlos. Al principio dudamos, ahora lo pienso y me parece una chorrada, pero sonar en 40 solo nos ha traído cosas buenas.

¿Tú tienes poder de elección, puedes decir “no quiero sonar en 40”?
Sí, porque tú también tienes que apoyarlo. Si Tony Aguilar te empieza a tuitear “Miss Caffeína…”, tienes que contestar, tuitear, les mola ver que tú también apoyas… Si tú de repente pasas…

Has hablado dos veces de lo indie (un poco de aquella manera).
Lo tengo metido a fuego en la cabeza, pero en realidad lo odio.

¿Tienes un poco de trauma con lo indie? Porque al final el empujón os lo da 40 Principales.
Ha habido un empujón con Los 40, pero seguimos tocando en el circuito de… cómo lo digo, música independiente, festivales. Nos hemos hecho nosecuántos este año. Ahí nos sentimos a gusto y respetados. En según qué medio nos ignoran más o menos, pero venimos de ahí. Bienvenido sea lo de Los 40, que es consecuencia de haber hecho un disco pop, pero nosotros veníamos… no de otro sitio, porque tampoco es otro sitio, es un complemento.

¿No hay trauma?
No, y nunca lo ha habido. Hemos sido siempre muy pop.

“No creo que hagamos música adolescente, veo bandas en este rollo mucho más adolescentes que nosotros”

Percibo muchos prejuicios contra la banda. Y no te digo el típico lector tocahuevos, me refiero a gente abierta a la música que me consta que no os escucha… no sé si porque os ve como algo muy comercial, un poco teenager… No sé.
Es raro, soy consciente. Lo decía hace poco en una entrevista y me decía Miguel de Warner, “vaya titular has dado”. Hay gente que nos escucha y no se pondría una camiseta de Miss Caffeina, que lo ve como un guilty pleasure, sé que puede pasar eso, sobre todo en chicos. Creo que es por nuestro rollo o por nuestra imagen. No creo que hagamos música adolescente, veo bandas en este rollo mucho más adolescentes que nosotros.

¿Tipo?
¡No, no, no! (esquiva con cara de susto). La gente quiere exclusividad, chicos con camisas de cuadros tocando la guitarra mirándose los pies, y nosotros no somos de ese rollo e igual la gente no te toma igual de en serio. Pero por otro lado, tenemos el público que viene a vernos, y mientras tengamos eso, pues nos da un poco igual.

Igual es un poco los prejuicios contra la música pop que hay contra Madonna o Pet Shop Boys y no contra, no sé, R.E.M.
O se le da más importancia a Patti Smith que a Madonna cuando tienen un mensaje muy parecido en realidad y Madonna ha conseguido muchas más cosas. Intento no analizarlo demasiado.

¿Hay alguna influencia que no te hayan sacado en las críticas y tú veas muy evidente?
Sí nos las han sacado. Tiene mucho de Mecano, o eso veo yo, tiene mucho de Tino Casal, tiene mucho de Madonna, tiene algo de Michael Jackson… Nuestro productor (Max Dingel) es alemán pero vive en Inglaterra y nos enseñaba cosas alemanas de los 80, y le decíamos que queríamos ir por ahí. Hay muchas referencias de pop.

No se habla mucho de Tino Casal. Y eso que está muerto.
Efectivamente. Nunca se le dio la importancia que tenía. Hay un documental sobre él que es muy cutre, porque nadie ha hecho un documental bueno sobre él, en el que se ve que era productor, aparte de ser pintor, una estrella… y no lo sabe el gran público.

“El mundo de la música independiente y los festivales es un mundo de tíos heterosexuales”

Percibo también una influencia de Miguel Bosé (se ríe), en cierto amaneramiento de la voz, con perdón. Hay tomas vocales muy sexuales, muy expresivas, luego más agresivas, tristes… Es toda una contraposición al tono indie neutro de algunos grupos tipo Los Planetas. Y luego están estas declaraciones que hiciste de que ahora te da igual que te digan “marica”.
Cuando yo llegué a la banda, antes teníamos otro bajista y otro batería, eran cuatro tíos haciendo mucho ruido. En el primer disco se nota mucho que yo iba como un poco cohibido. Hasta el segundo o tercer mes de conocerles, no les enseñé mis canciones, porque igual me decían que eran demasiado emotivas. El mundo de la música independiente y los festivales es un mundo de tíos heterosexuales. Empecé en el grupo con 19 años, y no te expresas igual con 19 años que ahora. Cuando tienes reconocimiento, cuando ves que hay gente que te admira, te sientes más libre para ser más tú. Al principio no contaba nunca en ninguna entrevista que era gay, intentaba cantar de otra manera inconscientemente, porque ahora lo noto, y actuaba de otra manera en el escenario o en los vídeos. Ahora me he dado cuenta de que lo que mola es lo natural y a mí siempre me ha gustado eso en un artista. Y muchas veces pienso: “coño, pues si soy maricón y me ha salido la pluma, pues me ha salido, y ya está”.

¿Das clases de canto o eres autodidacta?
Este año tenía que empezar, pero me está dando pereza. En su momento di clases, pero lo dejé al venirme a vivir a Madrid. Cuanto más cantas, mejor y más trucos vas encontrando.

El disco empieza hablando de futuro, y el álbum es súper electrónico, ¿te suena a futuro?
Me suena bastante a pasado.

¿Retrofuturismo?
¿Traer cosas de los 90 y hacerlas sonar como de ahora? A mí me suena muy a pasado. Aunque un fan de Barcelona nos dijo que hablábamos mucho de futuro, del paso del tiempo, de hacerse mayor… y es verdad.

Me parece muy chula la producción de ‘Eres agua’, ¿cómo disteis con ella? ¿Cambió mucho sobre la maqueta?
Un poco sí cambió. La simplificamos muchísimo, era más balada, más cuerdas, con Max decidimos que la melodía era muy bonita y no necesitaba más. Lo que sí le dio fue un rollo enigmático tipo… Enya.

Está estratégicamente situada además antes de un single, ‘Ácido’…
Sí… Buff, no te puedes imaginar la cantidad de mails que nos mandamos para decidir el tracklist, lo decidimos los cuatro, hasta que quedamos de acuerdo.

¿Quién manda más en el grupo?
(Piensa) En realidad, esperamos estar los 4 de acuerdo. Igual tiramos un poco más Sergio y yo.

Sergio tiene que mandar porque él produce a otra gente, tipo Zahara. Yo os descubrí por ahí…
Leí esa entrevista. Llevamos muchos años juntos. Si de repente se pone demasiado “productor” es como “¡¡EH!!”. Yo toco la guitarra pero no muy bien, mis maquetas son acústicas, y Sergio entiende muy bien lo que quiero hacer con la canción. Luego, lo que hace cada uno está muy bien repartido. El rol de cada uno es muy claro. Sergio cuando pasa una canción está casi terminada.

¿Y qué tal canta? ¿Como tú tocas la guitarra más o menos?
¡Canta mejor que yo toco la guitarra! Cuando te manda una maqueta que es para mi voz, pues “regu”, pero cuando se pone…

Vais a reeditar el disco, ¿por qué? ¿De verdad es necesario?
No. Pero ahora hay una nueva moda en las discográficas que es que cuando se acaban las copias, se aprovecha que ha pasado un año, y se hace otra edición. No sé si cambiará la portada algo, creo que no, pero tendrá 4 extras.

Reedición a lo Fangoria.
Pero Fangoria yo creo que lo hacen ya por costumbre y porque les sale bien.

¿El single será una de las nuevas?
No, uno de los viejos temas. Cuando sacamos el disco, con las 500 primeras copias o así venía un EP con 2 extras, que se van a incluir en la reedición con la canción de la banda sonora de ‘Sólo química’ y el nuevo single a lo mejor con una colaboración, pero se está viendo ahora.

Alguien de ‘Sólo química’ os hace una promo brutal en Twitter y creo que nos cita.
Será Alfonso Albacete, el director, es súper fan. Nos pidió él la canción.

Habéis dicho que escribís durante las giras, pero en este caso no.
En este caso no. Creo que Sergio tiene unas cuantas canciones. Nunca me había pasado, estoy en un momento de crisis absoluta, llevo desde que salió el disco sin escribir nada. No me ha salido nada. He hecho canciones para otra gente que me lo ha pedido, pero para Miss Caffeina, nada.

¿No te referirás a Raphael (es fan de Miss Caffeina)?
No me llamaron para eso (risas).

¿No se puede decir quién es?
No sé si va a salir, entonces… no.

Has hablado en un chat con El Economista de política, has dicho que las cosas están fatal y que la gente debería estar en las calles. ¿Te refieres a quién gobierna aquí, a Donald Trump…?
Estuve en Nueva York en Navidad y todo lo que veía era merchandising de Donald Trump, no sé si es para reírse de él, pero si estaba es porque se vende.

“Las políticas de Europa están girando hacia la derecha y parece que a la gente le da igual. Le preocupa que le suban la luz y ya.”

Precisamente en Nueva York no ganó…
Ni en Nueva York, que se supone que es una ciudad avanzada, vi nadie protestando por nada, y aquí pasa lo mismo. No soy violento por supuesto, pero a veces pienso “¿cuándo se van a quemar contenedores?”. Nadie hace nada, las políticas de Europa están girando hacia la derecha y parece que a la gente le da igual. Le preocupa que le suban la luz y ya. Yo no puedo hacer más que salir a la calle y juntarme con más gente. Pero sí que es verdad que desde mi posición de tener un pequeño público puedo dar mi opinión, pero tampoco veo a mucha gente dando su opinión sobre esto.

Igual no se puede llamar a la gente a las calles después de unas elecciones. Es complicado, porque Trump realmente tuvo menos votos (que Hillary Clinton), pero sin que el presidente haya tomado cargo siquiera, organizar manifestaciones el día siguiente… fue polémico. En España han pasado cosas. Hay partidos nuevos, no han conseguido gobernar y nos hemos quedado igual, pero tampoco es que no haya pasado nada.
Funcionamos por hypes. Hubo un momento en que todo el mundo pensó que iba a ganar Podemos, pero de repente la gente quedó hasta el coño de repetir elecciones, y a la segunda vez, cuando había peligro de que hubiera terceras elecciones, a la gente ya se la sudó y pensó “que gane quien sea y ya está”. Yo tampoco sé cuál es la solución, no voy a descubrir nada, hay tanta gente que está en contra…

¿De Rajoy?
Sí, de cómo se hacen las cosas en el gobierno de Rajoy, y luego no…

Hay esta frase en el disco de “todos los santos menean el rabo por ti” que me saca de mis casillas, pero vaticino que es de lo más coreado en los conciertos.
Lo leí en la crítica (se ríe). La canción tenía mucha carga sentimental, y había que quitarle trascendencia. Y me hacía gracia.

Y es lo más coreado.
Sí, sí, sí…

No os he ido a ver nunca, y encima hoy coincidís con Triángulo de amor bizarro, que también hay que apoyarlos…
¿Perdona? (se ríe) Pero si es el mejor disco en todas partes, año tras año, cualquier cosa que saquen es el mejor disco del año.

¿Tenéis pocas reseñas de conciertos, por casualidad?
Hay algunos festis que parece que no hemos pasado por allí, aunque lo petes, es muy gracioso (se ríe de verdad). Hay algunos medios que nos obvian, pero a lo mejor 30.000 personas que iban al festi estaban ahí.

“Nos hicieron una crítica de un concierto en Barcelona que era “la gente estaba aburrida, que habían visto algún bostezo”. Tío, es mentira… Yo entiendo que no te gusta el grupo, porque lo sé por otras críticas que he leído, pero no mientas. Eso sí que jode”.

También tenéis que entender que es chungo, a veces para un medio, ir a ver a un grupo español cuando coincide con un internacional que nunca has visto.
Nunca me he enfadado. Alguno de la banda sí se lo ha tomado peor, yo me quedo con lo bien que me lo he pasado yo. Bueno, una vez dimos un concierto de Barcelona, era la primera vez que sentíamos que nos iba bien en Barcelona, para los grupos de Madrid, Barcelona es una ciudad muy complicada, y para nuestro tipo de música más. Se interesaron por el concierto de una revista muy famosa de música de Barcelona, y dijimos: “como vienen estos, les ponemos cátering del nuestro”. La sala estaba petada, hay vídeos de la gente fuera de sí, que yo decía “esto no es Barcelona, esto no es verdad” y la crítica era que “la gente estaba aburrida, que habían visto algún bostezo”. Tío, es mentira… Yo entiendo que no te gusta el grupo, porque lo sé por otras críticas, pero no mientas. Eso sí que jode.

La culpa es vuestra por ponerles cátering. A mí no me han puesto nunca cátering para cubrir un concierto.
Me refiero a bebida.

Has mencionado que paráis en septiembre. Tenéis intención de cortar ahí sí o sí.
Sí. Un fin de semana este verano hicimos 4 o 5 conciertos, mola porque, joder, ahora nos dedicamos todos a la música y se vive de otra manera. Pero a veces hemos alargado una gira y lo hemos pasado mal, notando que perdemos la ilusión. Es muy guay, pero como te decía antes, es lo mismo todo el rato. Yo creo que una gira de un año y medio es muy guay.

Entonces grabaríais ya el año que viene y no sabéis con qué productor.
Es muy probable que lo hagamos con Max. Mola mucho él, nos entiende y puedes hacer cosas muy diferentes con él.

¿A él le gustan igual vuestros discos o le gusta más el último?
Sí, sí, sí. Este es más su rollo. En el anterior cometimos el error de llevar todo muy cerrado. “Esto no se toca”, “esto es así”. Nos decía, “el estribillo se repite mucho”. Pero esta vez, como habíamos hecho una canción con él más al modo del nuevo disco, y vimos cómo molaba, dijimos “vamos a llevar las canciones menos acabadas”, él dijo “vamos a quedarnos con la melodía y la letra y empezar de cero”.

Pero las maquetas eran electrónicas…
Sí.

Has hablado de vivir de la música, cuando hay mucha gente que no lo consigue.
Cuando te pasa eso, no les das importancia a todo el resto. Con 20 años lo valoras de otra manera, pero ahora con 30 todos, con lo que nos ha costado y los curros de mierda que hemos tenido aparte de la música…

“He sido teleoperador de Ya.com, que creo que ya no existe. Tipo, “Vodafone, buenas tardes, le atiende Alberto, ¿en qué puedo ayudarle?”. Le puse el ADSL a Bimba Bosé y además se lo dije cuando la conocí”

¿Cuál ha sido el más marciano?
Yo he sido teleoperador de Ya.com, que creo que ya no existe. Tipo, “Vodafone, buenas tardes, le atiende Alberto, ¿en qué puedo ayudarle?”. Le puse el ADSL a Bimba Bosé y además se lo dije cuando la conocí. ¡Qué cutre, por favor!

¿Cómo decidisteis dar el paso?
Somos muy pragmáticos para todo. Nos reunimos en la oficina de nuestro mánager. “Si el caché ha subido esto y tenemos tantos conciertos, vale, ya podemos vivir de la música”. No ganamos muchísimo dinero, pero podemos vivir tranquilamente. Eso es muy bueno, porque hay veces que no sabes a qué te dedicas. ¿Soy teleoperador o soy cantante? Luego trabajé en una oficina de diseño gráfico y los fines de semana tenía que actuar. En tu trabajo nadie entiende lo que haces.

¿Un momento malo que te haya dado la fama después de tanto trabajo?
¿¡La fama!? (se ríe) Ufff.

De decir, “no gano tantísimo dinero como para soportar esto”.
El peor momento fue justo antes de acabar la gira del disco anterior, de perder totalmente la ilusión por la música, o más bien por el proyecto. Estábamos muy cansados. Se generó una tensión que no molaba nada, y por eso estuvimos un año sin hacer nada, viendo a nuestra madre, viajando… Me jode la gente que te obliga a hacerte el selfie. Tocamos en festivales y luego en salas que igual no son muy grandes, vienen 500 personas, y algunas creen que es obligatorio hacerte la foto con todo el mundo. Un día vinieron a dar golpes en la furgoneta, “que no habéis salido, que sois unos bordes, ¿pero qué os creéis? ¡Que vais de estrellas!”. No, a lo mejor he tenido un mal día, he discutido con mi novio o estoy malo o… y no se entiende. En Granada Sound había quedado con unos amigos fuera que iban al festival para ver a Love of Lesbian, y claro, cuando la gente va un poco mamada, no se da cuenta de que te convierten en un mono de feria. Había una chica que me apretaba mucho el brazo, y le digo: “por favor, me hago la foto, pero deja de apretarme”. Bueno, que si era un borde, que qué me había creído… La cercanía con la gente está muy bien, pero a veces es un poco peligrosa. Y a mí eso no me gusta.

Se ha salido de madre con las redes, ¿no? La gente ve al artista tan cercano, tú pones “esta noche toco aquí” y la gente va y espera algo…
Y te preguntan. Me acaban de preguntar a qué hora empieza el concierto en La Riviera.

Pero si lo pone en todas las redes…

Etiquetas:
  • fun

    Alberto a veces está un poco subidito… Pero esta frase es <3
    “coño, pues si soy maricón y me ha salido la pluma, pues me ha salido, y ya está”

  • Chvrche

    GRANDES

  • MARDEBERING

    los 40 es su público, normal.

  • Francisco Javier Indignado Hin

    Qué tio más cercano el cantante. Parece que le conociera de toda la vida….

  • Fliping

    Pedazo de concierto!!!!! Han estado grandísimos!

  • IX

    Pues parece un tipo interesante. Pero su música nunca me ha dicho nada, la encuentro exactamente igual que el resto de grupos de su “línea”.

  • Charlie

    Buena entrevista.

  • Mike Garcia Benitez

    A mi me encanta esa Emisora de radió 👌por ellos los conocí

Playlist del mes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR