‘Legion’: el superhéroe de Marvel que se ve mejor en slow motion

Por | 13 Feb 17, 20:31

legion-dan-stevens-aubrey-plazaPara quienes sean auténticos fanáticos del universo Marvel, David Haller es un personaje para el que prácticamente no hace falta presentación. Su fama y su importancia dentro de la familia de superhéroes paridos por la editorial estadounidense es más que merecida. Pero para quienes no lo tengan tan claro, hemos decidido ahorrarnos el espoiler, aunque desafortunadamente este se haya expandido como un mísero virus de la gripe en plena estación invernal por algunos de los diarios más leídos de toda España.

De momento, nosotros diremos que Haller es el protagonista de ‘Legion’, la nueva serie de Marvel, que sorprendentemente no está entre las producciones de Netflix (responsables, en los últimos años, de ‘Jessica Jones’, ‘Daredevil’ o ‘Luke Cage’, por ejemplo). También es relevante que este personaje está interpretado por un Dan Stevens al que te costará reconocer. Sí, ese rubio delgaducho fue, con un par de kilos más, el actor que interpretó a Matthew Crawley en ‘Downton Abbey’. Y créenos, ha dejado atrás su posición en la alta aristocracia británica para bajar a un mundo mucho más violento y caótico.

Pero que no cunda el pánico: en los primeros minutos de ‘Legion’, el espectador neófito se encontrará un brevísimo resumen de la vida de Haller que, si bien no desvela aspectos clave, sí que lo deja todo ligeramente más claro. La vida de David transcurre frente a nosotros desde su niñez e infancia hasta su atormentada juventud para llegar al que se nos presenta hoy en día, un adulto institucionalizado bajo un diagnóstico de esquizofrenia y con problemas para distinguir entre realidad e imaginación.

Es precisamente ahí donde acierta de lleno ‘Legion’. Al tener como protagonista a alguien incapaz de diferenciar entre onírico e intangible, bien sea a causa de su enfermedad o de sus poderes, la serie ambienta en torno a él un mundo en el que el propio espectador desconoce si lo que está viendo está sucediendo de verdad o no. Los telespectadores son transportados a un mundo puramente lynchiano que engancha desde el primer momento, y donde la enfermedad mental sirve de metáfora para los poderes de este mutante.

Todo esto por obra y gracia de Noah Hawley, quien ya hiciese maravillas trasladando a ‘Fargo’ a la pequeña pantalla. Es él quien convierte las filigranas de un guion desencajado e inconexo en un enorme rompecabezas, usando una estrategia que ya hemos visto otras veces este año (en ‘The OA’, por ejemplo), pero que en este caso resulta más atinada y relevante que nunca. La misma confusión que siente el protagonista en pantalla la sufre el espectador, y si Hawley es capaz de mantener la atención del público lo suficiente, es posible que esta se convierta en la primera gran serie que nos deja este 2017.

Calificación: 8/10. Sería justo y necesario poder calificarla de nuevo cuando acabe, porque puede acabar tan mal como bien.
Destacamos: a Aubrey Plaza. Lenny Busker es solo un personaje recurrente, pero menudo personaje con más chicha.
Te gustará si te gusta: en general, el universo Marvel. Aunque ojo, esta serie es un poco rompedora. At your own risk, como dicen los americanos.
Predictor: cualquier cosa que venga de Noah Hawley se merece triunfar. Te rogamos, óyenos.

Etiquetas: , ,
  • Juanjo Fernández

    Hombre, como talifán confeso de Marvel, sección mutis… Ya es que hago de tripas corazón. Si Haller en vez de ser un adolescente esquizofrénico con pinta del hijo imposible entre Tim Burton y Robert Smith es un tirillas… pues mira, negasónica es Sinead O’connor adolescente y Gatasombra y Coloso nunca se enrrollaron. Guay del Paraguay. Demasiadas vueltas de tuerca les ha dado Marvel a la franquicia mutante, voy a acabar más turulato que el mismísimo hijo de X… Ups, spoiler.
    Intentaré olvidar veinte años de culto al mutante, a Chris Claremont, a los nuevos mutantes y a Bill Sienkewickz (o como lo llamen en su casa) Intentaré seguir como un producto nuevo esta serie -gracias por la sugerencia, a todo esto- y tomaré como mera coincidencia el remoto parecido que pueda tener con Legión (que más que un héroe era al principio una víctima y, por lo menos, dos villanos)
    Ahora entiendo los berrinches de Alan Moore con las adaptaciones de sus cómics… Ay, señor…

  • Pulcri

    Dan Stevens está un poco flojo, no? un poco sobreactuado en algunos momentos acaba resultando más cómico que dramático (algo que también pasaba en The Guest), tal vez le iba mejor la sutileza de Downton, pero a pesar de esto el primer capítulo vale la pena y engancha. Definitivamente Aubrey Plaza y el apartado visual (increíble el cuarto de interrogatorio en una piscina), excelentes.

  • Carlos Fillol

    Ole tú.

  • Juanjo Fernández

    A ver, ahora que se me ha bajado el calentón por el berrinche puedo criticar el episodio. Mala no es, hay que tener la cabeza muy compartimentada para ver el episodio. Y en La preview del segundo ya se le dice que de esquizofrenia nada.
    El suceso de la piscina es lo más y se adivina la larga mano de ¿Cindy? en lo que sucede. Pero no tiene nada que ver con el personaje original. Se puede hablar tranquilamente de Legión del cómic.
    David Haller es el hijo “secreto” (porque no lo sabía ni él) de Gabriele Haller y cierto mutante.
    A raíz de un atentado que sufre de pequeño en el que muere su padre adoptivo la psique de David se rompe en pedazos y se retrotrae al autismo. Además su poder mutante se manifiesta antes de tiempo, como a Magneto. Psíquicamente crea personalidades múltiples para defenderse del trauma a lo tres caras de Eva, pero su personalidad infantil no madura.
    Con la madurez de su poder en plena adolescencia las crisis de David son incontrolables y Gabriele recurre a la doctora especialista en mutantes Moira McTaggart. Moira también tuvo un hijo de poderes bastantes inestables al que la patrullaX tuvo que matar llamado Proteo. Por eso es reacia al principio a que los demás mutantes conozcan de la existencia de David, porque no quiere repetir la historia.
    Pero la cosa se pone chunga, más que autismo el crío parece poseido. Un día levita sobre la cama, otro empieza a arder…otro ríe como una niñita sádica…
    Al final interviene Xavier.
    Las personalidades de David se están haciendo demasiado fuertes, planean tomar el control permanente del cuerpo y matar al crío que aún vive dentro. La historia está relatada en Los Nuevos Mutantes, y ahí se describen los detalles.
    Cuando una de las personalidades controlaba a Haller, éste manifestaba el poder propio de esa personalidad. Al principio habían tres (porque además Haller absorbía las personalidades de la gente que mataba), pero dos en concreto eran muy dañinas: un telépata y una piroquinética.
    Con el tiempo y los cambios de guionistas se multiplican las personalidades y poderes hasta el absurdo, el Haller original maduraba y se pasaba la vida manteniendo a raya a las personalidades villanas.
    Un saludo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR