Cashmere Cat / 9

Por | 13 May 17, 15:06

cashmereLa historia de Magnus August Høiberg, conocido como Cashmere Cat, ha sido de las bonitas: de subir pistas sueltas a Soundcloud desde el cuchitril de su casa en Oslo ha pasado a trabajar con algunos de los nombres más grandes de la industria musical a este lado del hemisferio, lo que incluye a Kanye West (‘Wolves’), Britney Spears (‘Just Luv Me’) o The Weeknd (‘True Colors’). Por supuesto, su trabajo con Ariana Grande es notable (‘Be My Baby’, ‘Adore’) y es precisamente ella quien interpreta la mejor canción de su primer disco, ‘9’.

Ya os hemos contado que ‘Quit’ representa una especie de vuelta de tuerca de la moda tropical house: en realidad parece una raga pop. ‘Quit’ es una balada cautivadora en la que Grande nos canta sobre un amor tóxico (“sé que me voy a arrepentir”, lamenta), co-escrita, por cierto, por Sia, siempre ahí con el lápiz afilado, en la que Høiberg asume con convicción un extraño papel de encantador de serpientes. Podría haberse ahorrado el final de piano eterno, pero ‘Quit’ es una de las canciones pop más especiales -en el mejor de los sentidos- que se han hecho últimamente.

El resto del disco especial es un rato, aunque no siempre en el buen sentido. ‘9’ es claramente experimental: la canción más “radio-friendly” del álbum, ‘Love Incredible’ con Camila Cabello, es una rareza, pero incluso esta contiene un momento puramente experimental como es su coda con Prismizer. La presencia de este instrumento en ‘9’ es generosa, pero evoca a Bon Iver más que presenta variaciones interesantes de su sonido. ‘Wild Love’ con The Weeknd y Frances and the Light (inventor del Prismizer) es un suculento despliegue de producción vocal, pero como canción deja mucho que desear.

Escuchado el repertorio de Cashmere Cat para otros, no queda muy claro qué sonido atribuir al noruego exactamente: ‘Just Luv Me’ parecía en realidad de Jamie xx y no tiene nada que ver con ‘Be My Baby’, como tampoco tiene nada que ver con estas canciones -o con ninguna en particular- ‘9 (After Coachella)’ con MØ y SOPHIE, que es el anti-hit absoluto, una producción de EDM-trap deconstruido en su máxima expresión que cuela xilófonos, cazuelas esquizofrénicas y ladridos con naturalidad. Y encima tiene un fondo emotivo que atrapa.

Irónicamente, la mejor producción del disco es instrumental. ‘Victoria’s Veil’ no contiene ninguna colaboración y su plasticidad recuerda al último trabajo de Oneohtrix Point Never, pero su ritmo presenta cierta querencia jamaicana que podría conquistar a Rihanna o Drake si estos quisieran. Por su parte, ‘Trust Nobody’ con Selena Gomez es la concesión tropical house más obvia del disco, pero por suerte no suena obvia ni desesperada, más bien elegante y dotada de una sofisticación que podría hacer muy bien a la radio actual.

El asombroso trabajo de excavación musical que es ‘Infinite Stripes’ con Ty Dolla $ign, que emplea un sample de Dexter Wansel y Terri Wells nos recuerda que ya se hacían cosas raras en los 70. ‘9’ pinta a que va a ser una rareza fascinante en el futuro como lo es hoy ‘Life on Mars’ y ojo, de aquí pueden salir muchos de los sonidos que vayamos a escuchar en los singles futuros de nuestros artistas favoritos, pero esta “piscina europea” contiene demasiadas ideas sin desarrollar como para construir un fondo sólido. Eso sí, los temazos no se los “quita” nadie.

Calificación: 6,8/10
Lo mejor: ‘Quit’, ‘Trust Nobody’, ‘9 (After Coachella)’, ‘Victoria’s Veil’
Te gustará si te gusta: el pop atento a la vanguardia
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • MARDEBERING

    Obviando el tema para no “ser bandita” en la crítica y totalmente objetiva del friki este que salió de su habitación para codearse con artistas famosillos, tengo que decir que la linea entre lo “experimental” y la basura es muy fina y en este caso se pasa bastante al lado de la basura, leo la crítica y alucino
    (cito)
    ‘9 (After Coachella)’ con MØ y SOPHIE, que es el anti-hit absoluto, una producción de EDM-trap deconstruido en su máxima expresión que cuela xilófonos, cazuelas esquizofrénicas y ladridos con naturalidad. Y encima tiene un fondo emotivo que atrapa. wowwww ¿el anti-hit? Osea ¿una mierda de canción? evidentemente si, una canción llena de ruidos INSOPORTABLES que incluso una tragaperras suena mejor, ¡¡¡el anti.hit !!! (risas)

    y que decir de ‘Wild Love’
    (cito)
    es un suculento despliegue de producción vocal, pero como canción deja mucho que desear.
    ¿pero como canción deja mucho que desear? ¿de que hablamos aquí en JNSP luego ¿deportes, de informática luego?
    ¡¡¡suculento despliegue vocal!! (risas)

    pero bueno las mejores canciones de este despropósito son las más convencionales la de Ariana, la de la Gómez(se merienda la cancioncilla) o la de la Cabello, todo lo demás ¡¡chégalle ben!!

  • Juan Manuel

    A mí el álbum me ha gustado mucho. Love Incredible es la mejor del disco para mi. Cabello se desenvuelve muy bien y suena muy sofisticada. Quit es una muy buena canción, y la interpretación de Ariana, por supuesto, es inmejorable, pero el hecho de que sea tan Sia hace que tome otro significado.

    Me quedo con Trust Nobody, Love Incredible y Quit

Playlist del mes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR