Green Day y Röyksopp actuaron en la jornada más difícil de Mad Cool

Por | 08 Jul 17, 13:24

slowdive-royksoppLa segunda jornada de Mad Cool estuvo marcada por la muerte del acróbata Pedro Aunión Monroy entre los conciertos de alt-J y Green Day. Su actuación, poco antes de la medianoche, tenía lugar al lado del Escenario Principal, siendo presenciada, principalmente, por la gente que prefirió quedarse guardando sitio para Green Day, pero no por la gente que optó por ver a Kodaline en el otro extremo del recinto o desplazarse hacia la zona de comidas, situada a bastante distancia, al otro lado de un puente. Pese a que fueron varias las personas que pedían la cancelación del festival en redes sociales, la organización decidió continuar por “razones de seguridad”, como indicaban en un comunicado a las tres y media de la madrugada. Green Day, programados a las 23.25, no salían a escena hasta las 23.50 aproximadamente, y era evidente que, pese al retraso, no podían haberse enterado de lo que había pasado, como luego confirmaron en Twitter. Tras pincharse fragmentos de unos temas de Queen (‘Bohemian Rhapsody’), Ramones y Ennio Morricone, el grupo apareció con toda la vehemencia del mundo sobre las tablas, intentando convertir el recinto, pese a lo comprimido de su sonido, en una fiesta (fans subiendo al escenario y tirándose al público, caretas de Trump, mil menciones a España, pantallas gigantes a ambos lados a diferencia de Foo Fighters, gritos contra el sexismo y la homofobia por parte del líder Billie Joe Armstrong, excesivas explosiones estridentes, adaptaciones de ‘Careless Whisper’ de George Michael, ‘Hey Jude’ de los Beatles, ‘Satisfaction’ de los Rolling, sección ska, hitazos propios a destacar ‘Basket Case’) a la que cada vez había menos ganas de unirse. Cuando llegaron los bises dos horas y media después, con un par de temas en acústico, la sensación de sinsentido se apoderaba de muchos. Por suerte, pronto llegó su mensaje de pésame en Twitter, nombrando al artista (“Pedro”) cuando pocos (¿nadie?) a esas horas lo habían hecho. Slowdive o su equipo habían realizado pruebas de escenario durante el concierto de Green Day, pero tras una hora de confusión, un rótulo indicaba en pantallas que su show era cancelado. El grupo comunicaba en Twitter que les parecía “inapropiado” actuar. Sí lo hicieron Kiasmos, ofreciendo un show de electrónica ambiental sutil y elegante; y Peter, Björn and John, que en lugar de a las siete de la tarde pasaron a tocar en el Escenario MondoSonoro a las dos de la mañana, donde los puestos de comida, terminando esforzados en su vertiente más progresiva. Cuando parecía imposible que Röyksopp salieran al escenario principal, lo hicieron 45 minutos tarde, ofreciendo un “live” impecable en cuanto a sonido y proyecciones. El dúo estuvo acompañado de Jonna Lee, al frente de la inicial ‘Monument’, ‘The Girl and the Robot’ o al final ‘Do It Again’; mientras Jamie McDermott se encargaba de los temas de voz masculina. En un momento dado, este dijo “que el amor es todo lo que importa” -durante ‘I Had This Thing’- y nunca este mensaje había sonado tan triste. El grupo comunicaba que tenía que acortar su set, pero no hizo referencia al accidente. A las 5 de la mañana, el público que quedaba abandonaba el recinto.

A primera hora de la tarde, Spoon habían ofrecido un buen show de indie rock, sobre todo en la primera mitad, donde situaron temas como ‘Do I Have To Talk to You’ o ‘Do You’, agradeciendo a sus múltiples fans haber ido a verles en la ciudad la última vez que la visitaron en 2012; poco después Ryan Adams salía al escenario cargado de energía con ‘Do You Still Love Me’, ‘To Be Young’ y ‘Doomsday’; y al mismo tiempo alt-J ofrecían uno de los shows más meticulosos e impecables en cuanto a sonorización y proyecciones, ensayado al milímetro y cuidado, muy celebrado por el numerosísimo público, sobre todo en los primeros minutos (hordas de gente corriendo para verlos) y en la final ‘Breezeblocks’. El último concierto antes del accidente fue el de Kodaline, alternando el sonido Keane y su vena folk en la estela de Mumford and Sons con la novedad que ha supuesto en su discografía reciente la vocoderizada y excelente ‘Brother’.

  • MARDEBERING

    LO QUE NO ES NO ES Y ES IMPÒSIBLE QUE SEA.
    los peseteros de la organización debieron cancelar todo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR