Quantcast

Entrevista a Mano de Santo

-

- Publicidad -

Entrevista a Mano de Santo

ilustracionmanodesanto.jpgGracias a ‘Hurra y Aleluya’, Mano de Santo ha dejado de ser el patito feo de su sello discográfico. Sus canciones notan la influencia de sus compañeros mejorando en melodías y producción. Las letras ya las tenían, ¿quién hace en España mejores letras que cada uno de los austrohúngaros? ‘Cierta curiosidad’, desde su modestia, resume como pocas canciones los juegos mentales post-ruptura, y ‘Nos insultan’, hasta un crítico de RDL la ha situado por encima del ‘Criticar por criticar’. Hablamos con ellos sobre este lanzamiento y sobre lo complicado que ha estado hacerse con una copia.

¿Cómo os conocisteis y cómo se formó Mano de Santo?

- Publicidad -

Nos conocimos en la Facultad de Derecho. Después de varias horas de biblioteca juntos necesitábamos hacer algo para nosotros.

- Publicidad -

¿Por qué ha sido tan difícil hacerse con vuestro disco hasta hace muy pocos días, habiendo salido en noviembre?

El disco llegó a algunas tiendas antes incluso de la fecha marcada por la distribuidora. El problema es que, al no ser un grupo conocido, otras tiendas tardaron en hacer sus pedidos. Ahora hay que insistir. Y siempre se pueden conseguir en http://www.austrohungaro.com/producto/

No parece ninguna casualidad que ‘Nos insultan’ sea el primer corte del disco. ¿Es una canción para los críticos, para vuestros enemigos o para quien se quiera dar por aludido?

No es una declaración de principios, pero llama más la atención al ir la primera. Las canciones nos van saliendo por pura necesidad, y como mucho, pensamos que las van a oír unos cuantos amigos, no son «eh, tú». Aunque vaya en primera persona la idea era hablar de algo que estábamos observando que se generalizaba.

¿Os han criticado mucho? ¿Os afectan las críticas?

Nos gustan las críticas razonadas y que nos puedan aportar algo. Las que son una expresión de maldad, aunque sea encubierta de razón, no.

Este tema aparece al mismo tiempo que ‘Criticar por criticar’ de Fangoria. ¿Por qué la gente critica tanto: aburrimiento, envidia, llamar la atención, ninguna de las anteriores?

Es la «tombolización» de España. Lo vemos como una terapia al aburrimiento y al vacío personal.

Que se entere todo el mundo. ¿Qué es Lunes de aguas?

Lunes de aguas es el primer nombre que usamos. También es una fiesta de Salamanca en la que la gente sale al campo a comer una empanada típica (hornazo) y pillarse sus primeras borracheras. En principio lo que se celebraba era la vuelta de las prostitutas pasada la Cuaresma y la Semana Santa.

Habéis sorprendido con una canción de amor que parece un poco frívola, pero que también puede resultar devastadora, ‘Cierta curiosidad’, ¿sufrís mucho por amor?

Sufrir por amor está muy bien. La canción es también sobre la amistad.

¿Preferís un millón de pesetas o hacer la croqueta por la ladera?

Rodar sobre millones de pesetas, en plan Tío Gilito, sería lo ideal.

De no estar en Austrohúngaro, ¿en qué sello os veríais?

En Spicnic, Rompepistas, Acuarela, Elefant… Pero no sería para nada lo mismo sin Manolo, Carlos y Genís.

‘Living apart together’, ¿es una broma costumbrista o un drama?

Era un drama cotidiano y pequeño.

Vuestro primer disco era, en cierto modo, cacofónico, ruidoso, como sobreproducido. Es algo que se ha perdido en ‘Hurra y Aleluya’, donde desarrolláis un estilo más intimista. ¿A qué se debe este cambio?

La última canción que hicimos para el primero fue ‘No sólo no lo son’. Y hemos ido en progresión hasta ‘Cierta curiosidad’, que es donde dejamos el segundo.

Parece que los directos os dan miedo, que sufrís haciéndolos, o al menos es lo que se vio en vuestro último concierto en el Ochoymedio. ¿No sería mejor hacer como las Feria y pasar de ellos?

Si el público es hostil e irrespetuoso, y si no nos funcionan las cosas que llevamos preparadas, se nos hace más cuesta arriba. Lo que nos anima a hacer actuaciones, más que lo de plantarnos en un escenario, es el poder viajar y reencontrarnos con amigos.

¿Cuál es la canción de vuestra vida?

‘Disfraz de tigre’ de Hidrogenesse.

¿Se vive mejor en Salamanca, en Bilbao o en Barcelona?

En Bilbao por supuesto, y en Salamanca cuando vienen a vernos. En Barcelona sólo hemos vivido lo justo para grabar los dos discos.

Hasta que no os vio en concierto, alguno de nosotros no estaba seguro de quién de los dos cantaba las canciones. ¿Os han gustado siempre las voces graves para chica?

Esa confusión es algo muy guay, también pasa con los Sparks. No tenemos un tipo de voz favorito, pero nos gustan voces graves de chicas como Nico, Ana D, Alison Moyet…

¿Os ganáis la vida con la música? Si la respuesta es no, ¿en qué trabajáis durante la semana?

No nos ganamos la vida con la música, Inma trabaja de «mediadora» y Fran en una Asesoría.

¿Es cierto que vivís juntos? ¿Para cuándo una exclusiva de vuestra casa
en el Hola?

La exclusiva se la llevó la web superfluor en Navidades.

¿Por qué no cantáis ‘La canción de tu vida’ ni ‘El baile de la ameba’ en los directos?

Solemos hacer ‘El baile de la ameba’, pero ‘La canción de tu vida’ no se nos ocurría ninguna manera de reciclarla para actuaciones y dejamos de hacerla.

El último macro concierto al que fuisteis fue….

Hidrogenesse, Parade, Kikí d´akí y Julio Bustamante en Logroño. El año pasado fuimos al Summercase y a Benicassim para poder ver a los Sparks y a Morrissey.

¿Dónde compra Inma sus gafas y sus ropas?

En Charada (c/ Pelota, Bilbao), Persuade, La Tienda de Henar, Bingoshop… y en casi todas las típicas.

¿Cuántos días al mes se afeita Fran?

Fran ya no se afeita, se pasa un cortapelo de 2 a 4 veces al mes.

Recomendadnos un bar de Salamanca.

Seguro que haríamos las mismas recomendaciones que uno de vuestros redactores, que sabemos que es de aquí. Por decir uno, nuestro favorito, el piso de debajo de El Esperpento. Algunas ilustraciones del libreto están dibujadas directamente sobre su suelo. Piscu, Supervago

Lo más visto

No te pierdas