Quantcast

Lily Allen sigue revolucionando la industria

-

- Publicidad -

Lily Allen sigue revolucionando la industria

Nos puede gustar o no, nos puede caer mal o bien, pero lo que está claro es que Lily Allen está contribuyendo enormemente al cambio de la industria. Acaba de colgar otra de las canciones de su nuevo disco en su MySpace. Se llama ‘Everyone’s At It’ y no suena mal, pero lo importante es que, perteneciendo a EMI, es un absoluto escándalo que haya colgado en su web cuatro pistas ya del que será uno de los lanzamientos internacionales más importantes de 2009.

Ni siquiera los artistas independientes se atreven a revelar el contenido de sus discos con tanta antelación. A Lily, que ya le han dado algún toque en EMI por la tranquilidad con que cuelga lo que graba, le da absolutamente igual. Ahora que el concepto «álbum» está cuestionado porque vuelven a venderse más canciones sueltas en iTunes que álbumes, nos preguntamos si el futuro será esto: el artista termina una canción y la cuelga.

- Publicidad -

Los grupos guardan con gran celo lo que graban. Desde que una canción se termina hasta que llega al gran público pueden pasar meses, y tal y como está la red, son muy pocas las personas que pueden escuchar un disco. Lo nuevo de Franz Ferdinand, a pesar de estar terminado, ni en sueños aparece en ningún lado. Quizá ni 10 personas hayan podido escucharlo. Sin embargo, Lily hace lo que le sale de la raja.

- Publicidad -

Lily Allen fue una de las primeras artistas que tuvo que agradecer su fama a MySpace, donde fue colgando sus mejores canciones, como ‘Smile’, ‘LDN’ o ‘Little Things’. Su blog, en el que siempre ha hablado de todo, te enganchaba también a él. Nunca se guardó sus mejores temas para dar la sorpresa en el álbum y por lo tanto suponemos que ahora tampoco lo estará haciendo. Si no lo está haciendo, esto es una completa revolución. Podríamos estar ante el primer artista superventas que no se preocupa de guardar sus tesoros para el lanzamiento del álbum, sino que los va exponiendo a su antojo meses antes y, aparentemente, en sus versiones definitivas.

Puede que tenga un par de ases en la manga, pero en ese caso su disco será grande, porque ninguno de los temas colgados de momento suena a «relleno». Y en cualquier caso, la estrategia promocional nos hace pensar en el futuro. Ya son varios los artistas que han declarado que parece que el futuro no está en los álbumes, como Muse. Quizá sí para álbumes conceptuales en los que hay que entender toda la obra como un todo, pero en el mundo del pop, donde artistas como Rihanna o Katy Perry venden cada vez más singles que discos, ¿seguirá teniendo sentido guardar un temazo en la nevera durante 7 meses sólo para disfrazar su lanzamiento de «álbum» sin ninguna posibilidad de éxito?

A menudo, un lanzamiento tiene que esperar a la temporada siguiente para ser lanzado al mercado cuando la compañía cree que tiene más posibilidades de triunfar, pero Internet es capaz de romper esta regla también. ¿Será considerado más honesto lanzar la canción cuando se termine y punto sin esperar a que llegue su fecha de lanzamiento más adecuada?

Lo más visto

No te pierdas