No tiene las llaves

-

- Publicidad -

No tiene las llaves

vegasrosenvinge.jpg

Me he comprado la Rolling Stone sólo por la entrevista a Christina Rosenvinge y no me ha decepcionado para nada. Saca disco esta semana, se revelan los títulos de sus dos mejores canciones, que no encuentro para escuchar en ningún lado (¡muy mal Dro!), ‘Anoche’ y ‘Negro cinturón’, y el periodista Manuel Piñón, después de tantear sutilmente su relación con Nacho Vegas y encontrarse con evasivas, se lanza a su yugular: «No me andaré con chorradas: la pregunta detrás de ese disco era si Nacho y tú os habíais liado». Christina se va un poco por las ramas:

Pues esa pregunta no me la hacían en las entrevistas. No queríamos hacer algo tan obvio como los discos de Gainsbourg y Jane Birkin, pero sí que jugábamos con las letras. Nos habíamos escrito canciones el uno al otro, jugando con la idea de convertirnos en personajes.

- Publicidad -

Siguen un sinfín de preguntas en las que Manuel sigue intentando sonsacarle carnaza, con cosas del palo “¿pero escribís pared contra pared?”, obteniendo respuestas bastante centradas en lo profesional hasta que el tipo ataca de nuevo “que si Nacho Vegas y tú estáis juntos”.

Nunca me atrevería a oficializar ninguna relación, ni la mía ni la de nadie. Mi vida privada la mantengo al margen de todo esto. Me ha sorprendido mucho leer que lo daban tan por hecho sin saberlo de primera mano. Desde luego, Nacho es muy especial para mí…

Harto de tanta ambigüedad Manuel Piñón sigue atacando: “quitémonos de encima este asunto: ¿tiene copias de tus llaves?”. Christina sólo contesta en lo que suponemos “off the record”, cuando acaba la entrevista, que no. ¡Pero aparece en la entrevista!

- Publicidad -

Fantástico trabajo, Manuel. Nosotros ni en mil años nos habríamos atrevido.

Lamentamos el momento Tomate, pero la idea de que dos de nuestros cantantes favoritos estén liados es demasiado bonita como para pasarla por alto.

Por cierto, en otras páginas de la revista, Christina se revela fan de Remate.

Lo más visto

No te pierdas