Música por Haití @ El Sol

Por | 22 Ene 10, 15:41
nacho-christ

Anoche tuvo lugar el concierto para recaudar dinero a través de Intermón Oxfam para los damnificados del davastador terremoto en Haití. A última hora se confirmaba la asistencia de Vetusta Morla y Ordovás y la venta anticipada de entradas (en la que Ticketmaster anuló las comisiones de gestión), que se agotaron en tan sólo veinte minutos.


Las colas para recoger las entradas en la taquilla fueron las habituales en la sala El Sol y nos perdimos las actuaciones de Zoo, Cohete y Paul Collins, que se iba a continuación cumplir con su concierto programado en Gruta77. Aparecieron Amaral excusándose por no haber preparado mucho la versión ‘The only living boy in New York’ de Paul Simon, pero que quedó estupenda, casi tanto como ‘Femme Fatal‘. Nacho Vegas abrió su actuación con la preciosa ‘Que te vaya bien, Miss Carrusell‘. Después salieron Christina Rosenvinge y Charlie Bautista y tocaron ‘Verano Fatal’. Víctor Coyote hizo algunos apuntes sobre la Iglesia Católica y el obispo de San Sebastián y reivindicó su creencia en el diablo con ‘Yo que creo en el diablo’.

Jesús Ordovás, maestro de ceremonias, fue dando paso al resto de artistas. Carlos Tarque de M-Clan apareció con Sara Íñiguez (Rubia) y Josu García haciendo de su actuación un pequeño Woodstock con mucha magia en el ambiente y dando sentido a aquella noche. Tocaron entre otras la genial ‘Doctor My Eyes‘ de Jackson Browne. Javier Ruiz TresTrece apareció solo agradeciendo al público su asistencia, emocionado por la respuesta de la gente. Martí Perarnau de Underwater Tea party subió al escenario con Charlie Bautista. «La primera y quizá última vez» (sic) que se junten estos dos artistas en un escenario. Dieron una vuelta al ‘Highway 61 Revisited‘ de Bob Dylan y al ‘I Still Love you NY‘ que quedó francamente bien.

Las guitarras acústicas fueron prestadas desinteresadamente por Gibson para la ocasión y conforme avanzaba la noche parecían crecer ganando presencia e importancia en el espectáculo. Remate, tan carismático como siempre, apareció solo y versionó a Daniel Johnston con ‘Joy Without Pleasure‘. La gran sorpresa de la noche fue Jesse Dee, que venía justo de tocar en Le Swing Jazz Club. Abrió con ‘Over And Over Again’ y arrastró a los que quedábamos en la sala Sol a otra dimensión. Hacía mucho que no se veía a alguien acompañado tan solo de una guitarra acústica interpretar de una forma tan desgarradora una pieza soul. Continuó con ‘Slow Down‘ y acabó siendo acompañado por una sutil percusión a manos de uno de los miembros de Vetusta Morla, que a continuación cerraban esta noche solidaria. Entre ovaciones, los chicos aparecieron a banda completa sin perder el formato acústico que llenó de cercanía y emoción sus ya archiconocidas ‘Copenhague‘ o ‘Valiente’.

Una velada muy emocionante donde el pensamiento de todos por encima de la música estaba en Haití. El país seguirá necesitando ayuda en los próximos meses, probablemente años, y no está de más seguir ayudando a través de cualquiera de las asociaciones que están poniendo todos sus esfuerzos en ello.

La Tienda JNSP