Quantcast

Sleigh Bells / Treats

-

- Publicidad -

Sleigh Bells / Treats

sleigh-bellsCrystal Castles son la vuelta que siempre necesitó el electropop después de su eclosión en 2001 y Sleigh Bells, con un peso decisivo de unas guitarras eléctricas bastante salvajes, son su contrapartida electro-rock, además de muchas otras cosas. Aunque no lo hayas leído antes, en cuanto suena el single ‘Tell ‘Em’ que abre ‘Treats’ es evidente que Derek Miller cuenta con un pasado hardcorero, metalero o similar, que ahora ha decidido combinar con bases hip-hop o incluso trance (aún estamos hablando de la misma canción), consiguiendo sólo de esta forma hacer sonar blandos a los grupos que probablemente escucharía en su adolescencia.


Son varios los momentos durante la escucha del álbum de Sleigh Bells en los que piensas en ‘Paper Planes’, o quizá deberíamos decir en The Clash para que no se enfade nadie. No importa. Lo que Derek, compositor y productor, ha decidido meter aquí parece haber salido de todas partes por igual, previa selección freak, eso sí, como sucede en los discos future-pop que al menos hasta ahora se ha marcado Dan Deacon.

- Publicidad -

El dúo de Brooklyn, que publica esta semana su debut a lo grande en el sello de M.I.A., ha dado al tema ‘Treats’ un inicio un tanto ‘How Soon Is Now’ que luego se transforma, mientras ‘Rill Rill’ (antes conocida como ‘Ring Ring’) sorprende por su customización del soul a lo Dirty Projectors, uno de los pocos momentos en que puedes notar la educación vocal que recibió Alexis Krauss en una banda pop de chicas de corta duración llamada Rubyblue.

De la misma manera que Alice Glass, consigue resultar sexy casi sin que entendamos lo que quiere decirnos. En este ‘Rill Rill’ parece hablar sobre lo difícil que es ser adolescente, pero otras letras contienen simplemente frases repetidas hasta la saciedad de significado final indescifrable, en las que destacan más sus incansables «ah-ah-ahs», como es el caso de ‘Run The Heart’, o sus gemidos en ‘Rachel’, que encauzan la melodía principal, después repetida por los teclados.

- Publicidad -

Casi todas las pistas, a pesar de sus matices, tienen un componente garajero de distorsión bastante burro que nos hace pensar en otras formaciones como Public Enemy, Beastie Boys, más recientemente A.R.E. Weapons, parte de la carrera de Primal Scream y el gamberrismo de gente como Black Lips. Las guitarras de ‘A/B Machines’ nos llevan hasta las películas de Tarantino, mientras el fortísimo componente rítmico ya hizo que Diplo asomara su cabecita por su vida hace tiempo. Le seguirán muchos otros. Probablemente casi todos los que les han inspirado. Porque cuando consigues hablar de un grupo con entusiasmo sin necesidad de mencionar tus dos canciones favoritas, dos de las que más han contribuido a su «hype» y que sí están contenidas en el disco, es porque algo grande tienes entre manos.

Calificación: 8,1/10
Lo mejor: ‘Crown On The Ground’, ‘Kids’ (antes ‘Beach Girls), ‘A/B Machines’
Te gustará si te gustan: M.I.A., A.R.E. Weapons, Dan Deacon, Crystal Castles
Escúchalo: NPR, en directo en el Primavera Sound

Lo más visto

No te pierdas