Sting @ Palacio de los Deportes

Por | 02 Nov 10, 9:53

La carrera de Gordon Matthew Sumner no estaba precisamente para echar cohetes durante los últimos 5/10 años: tras el notable ‘Brand New Day’ (1999) llegó un buen álbum en directo, ‘All This Time’, aunque con un apunte trágico, ya que fue grabado justo el mismo 11 de septiembre de 2001. Su siguiente disco de estudio, ‘Sacred Love’ (2003), tiene algún tema decente, pero flojea. ¿Qué hacer ante esta situación? Lo que dijo que jamás haría: volver con The Police para una exitosísima gira que llenó estadios alrededor del mundo durante 2007 y 2008, un sabio golpe de timón a todas luces. Justo antes de la reunión comenzó su relación discográfica con Deutsche Grammophon, explorando la música tardo-renacentista/barroca de John Dowland en ‘Songs From The Labyrinth’ (2006); y tras su periplo con Police ha hecho dos álbumes más, el navideño ‘If On A Winter’s Night…’ (2009) y ‘Symphonicities’, un álbum grabado con la filarmónica de Londres donde revisita sus grandes éxitos en solitario y junto a Andy Summers y Stuart Copeland, el cual está presentando en directo estos días. La mastodóntica gira pasó por Madrid el pasado sábado, y tuvo lugar en un Palacio de los Deportes con todas las localidades vendidas pese al elevado precio de las entradas, algo lógico dadas las características del evento.

Con Steven Mercurio al frente de la orquesta (todo un espectáculo en sí mismo, con tantísima gesticulación al dirigir) y una banda compuesta por músicos de renombre como Dominic Miller (su guitarrista habitual) o la cantante de jazz Jo Lawry, el británico arrancó su actuación con ‘If I Ever Lose My Faith In You’, a la vez que tres pantallas gigantes se desplegaban encima del escenario, y sobre las cuales aparecían imágenes en vivo o distintas proyecciones. Tras esta, llegaron ‘Every Little Thing She Does Is Magic’ y después ‘Englishman In New York’, y de este modo fue desgranando una a una grandes canciones, algunas presentes en el disco, como la segunda y tercera, y otras que no lo están, como la inicial. Salvo en el caso de ‘Roxanne’, la cual pierde su toque reggae y se convierte en una balada, la mayoría de los nuevos arreglos no distan estructural y rítmicamente de los temas originales, simplemente se añade un colchón orquestal, eso sí, menudo colchón, sonando canciones como ‘When We Dance’, ‘The End Of The Game’, o ‘Fragile’ especialmente emocionantes e imponentes.

Todo esto resultó finalmente en un espectáculo bastante apañado, de considerable duración (se dividió en dos partes de aproximadamente hora y cuarto con un descanso de veinte minutos entre ambas), y donde el artista, con su capacidad vocal en plena forma, se esforzaba además en conectar con el público, comunicándose en castellano (aunque leído en teleprompter) y animando a corear donde el tema lo pedía. La orquesta no solo hacía las veces de majestuosa base, sino que también tenía alguna coreografía preparada, como en ‘She’s Too Good For Me’, añadiendo espectacularidad al concierto. Si Sting ha decidido por un lado explorar, como con sus dos primeros discos en DG y a la vez reciclar éxitos pasados para permanecer en el candelero, bienvenido sea, porque por lo menos lo hace con gusto y, sobre todo, haciéndonoslo pasar en grande.

Etiquetas: ,
  • Keybiscayne

    Esto es pura mierda. Casualmente me encontraba paseando por allí al finalizar el concierto. Cuando vi salir a la gente me parecían marcianos, raros, no se, como de otro planeta, como testígos de jehova saliendo de una misa. No sabía quien tocaba y le pregunté a una chica que podía haber sido la mismisima DAYANA, me contesto:
    -The Stín.
    Por el acento comprendí que venian de Ganimedes, y que aquel público era el mismo que, sempiterno, aparece en el video-live Synchronicity.

  • Mj

    Uno de los directos más brutales en los que he estado. Me quito el sombrero. De verdad. Impresionante.

  • Super8

    estaba lleno?

  • Meliped

    Sting es un maestro del directo y fue unos de los mejores conciertos que se pueden ver, con un Sting pletórico. Sí estaba lleno. Resulta sorprendete con que ligereza opina la gente de cosas que ni siquiera a visto.

  • Klein

    Estuve en el del Sant Jordi y disfruté como hacía años que no lo hacía en un concierto. Impresionante voz y saber estar en un escenario de Sting. Espectacular a los coros Jo Lawry y el resto de músicos.
    Keybiscayne tu lo que verías salir sería a gente de una fiesta de Halloween y no del concierto. ¿Seguro que era el Palacio de los Deportes?

  • Keybiscayne

    Pues vete a saber.

Playlist del mes

Send this to a friend