Beach Fossils / Beach Fossils

Por | 22 Nov 10, 16:15

Fue su 7’’ titulado ‘Day Dream/Desert Sand’ el que les abrió las puertas y les dio la oportunidad de lanzarse a por un largo que, ni corto ni perezoso, cuela en la escena independiente de Brooklyn. Otra cosa es que consigan salir al mundo. Por ahora disponen de público europeo, lo que viene siendo un paso gigante en su carrera teniendo en cuenta que los sonidos lo-fi están actualmente demasiado omnipresentes en todo el mercado independiente internacional.


Beach Fossils han presentado un debut que puede ser resaltado por las canciones y al mismo tiempo pasar desapercibido por la producción. La banda pretende conseguir un sonido distinguido con el uso exagerado del reverb en las voces y la ínfima instrumentación, de manera que no sacan partido a su potencial. Poseen un gran puñado de buenas canciones que contienen melodías de guitarra absolutamente enriquecedoras, pero todas pierden fuerza por el hecho de haber tomado la elección de sonar como si estuvieran bajo el agua.

El grupo tenía que elegir entre asemejarse a bandas con una producción actual o intentar recobrar el espíritu clásico, y quizá el disco habría ganado mucho con la primera opción, decantándose por el sonido más próximo a nuestra época. Pero al mismo tiempo, suponemos que este hecho habría sido un inconveniente para ellos, ya que entonces posiblemente habrían tenido que arrastrar el sambenito de ser considerados los nuevos The Pains of Being Pure At Heart. ¿Está el mercado saturado de todas las variaciones posibles del mismo sonido?

Quizá si las canciones happies ‘Twelve Roses’ o ‘Daydream’ no sonaran tan oscuras, si hubieran sido producidas con otro ambiente más claro y no tan saturado, serían mucho más agradables en la escucha y no cansarían tanto. En cualquier caso, hay momentos brillantes dignos de mención, como la apertura con la canción ‘Sometimes’: sencillez estructural y buen uso de las cuerdas que suenan a clásico instantáneo. O también ‘The Horse’, que transmite el espíritu juvenil de la banda con un ritmo en la percusión distinto a la línea que predomina en el disco.

El constante halago de la juventud y el sonido maquetero que sugiere este debut evidencian las intenciones del proyecto, que son, más que nada, llegar a la juventud que se identifique con ellos y abarrotar salas con los directos, donde las hormonas exploten y se celebren las vacaciones de un hermoso verano. Una pena que el invierno esté al caer.

Valoración: 6/10
Lo mejor: ‘Twelve Roses,’ ‘Daydream’, ‘Golden Age’.
Suenan a: Real State, Manhattan Love Suicides, The Pains of Being Pure At Heart.
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:

La Tienda JNSP