Jay Jay Johanson @ Teatro Lara

Por | 18 Feb 11, 16:52

Casi una hora y media y todo un botellín de agua relleno de whisky es lo que necesitó Jay-Jay Johanson para soltarse, literalmente, la melena. El primer concierto de Jay-Jay en Madrid en más de tres años empezó tarde y de manera un tanto abrupta. Acompañado exclusivamente por su fiel Erik Jansson a los teclados, arrancó el show tenso y casi de mal humor, pero con el valor seguro de ‘The Girl I Love Is Gone’.

De manera estática, casi agarrotada, y sin apenas interrupciones, le sucedieron temas extraídos de todos sus discos (incluso ‘Antenna’ y ‘Rush’). La selección dejó algunas ausencias muy notables, la que más ‘So Tell The Girls That I’m Back In Town’, pero muchos también echamos en falta algunos clásicos de ‘Tattoo‘, como ‘Quel dommage’ o ‘Lychee’.


Por contra, sí que interpretó otras grandes canciones como ‘Believe In Us’, ‘She Doesn’t Live Here Anymore’ o ‘It Hurts Me So’, algo afeadas debido al uso de pregrabados que replicaban innecesariamente el sonido original de los discos. Mucho mejor la versiones a piano de ‘Far Away’ y ‘Alone Again’ o la intensidad turbia y ruidosa de ‘My Mother’s Grave’. También destacaron algunas de las nuevas canciones de ‘Spellbound’, como el nuevo single ‘Dilemma’ o la inspirada balada ‘On The Other Side’, que lo sitúa ya como un compositor maduro, casi más cerca de un creador de standards que de un veterano del trip-hop.

Sin embargo, fue a partir de los bises donde pudimos ver y escuchar al mejor Jay-Jay. Mucho más desinhibido y envalentonado por los aplausos del público, pareció empezar a disfrutar de verdad del concierto, mostrándose más comunicativo y simpático. Con la extraordinaria revisión -muy libre, prácticamente en clave piano-bar-, ya casi al final, de ‘She’s Mine But I’m Not Hers’, se llegó al momento cumbre de una noche que quizá debería haber empezado entonces. 7.

Antes tocaron los madrileños Personal Belongings, un poco entre el folk de mentira a lo Russian Red y el pop saltarín de una Miss Li. Entregados, pero cursis y sin magia, demostraron tener el suficiente dominio técnico y de las estructuras de la canción pop clásica para ser unos correctos teloneros. 5.

Foto: Carlos Guzmán.

  • Patrullero

    Muy generosa la nota para Personal Belongings que no se merecian ni la mitad.
    Jay Jay muy bien, aunque el horario hizo un poco cuesta arriba el concierto, empezar a las 12 de la noche es un poco tarde.

  • Allen

    ¿Incluso “Antenna”? No entiendo…

  • @Allen sí, que tocó canciones también del cuarto y quinto disco. No es que nunca haya dejado de hacerlo, pero lo remarco porque no suelen ser álbumes muy valorados.

  • personalhorribilings

    Creo que han sido los peores teloneros que he visto en mi vida.

    De Jay Jay lo peor sin lugar a duda la hora de comienzo. El resto de 8.

  • Teloneros: El momento pompas de jabón fue para matarlos allí mismo. Creo que empezaron bien y acabaron aburriendo.
    Jay Jay: lo mismo digo, la hora empañó un poco un concierto que, no lo olvidemos, cae en un día de entre semana. Por lo demás, su voz en directo es increíble y desprende un magnetismo muy fuerte, combinado con una personalidad de lo más excéntrica.

  • Es difícil aventurarse a decir q el cantante bebía whiskey..no lo sé,pero tampoco es trascendente. Jay Jay desnudó su alma ante un teatro lleno de culturetas tibios que sólo se dejaron llevar a partir de “on the radio”, momento en el cual comenzaron las ovaciones sinceras.Eso motivó al sueco que acabó por empatizar completamente con los allí presentes.No tiene ninguna importancia su seriedad nórdica ni que comenzara el concierto algo cabreado por falta de rigores técnicos .Eso deja muy claro su profesionalidad.qué puede decir una fan entusiasmada después de ver a un talento semejante. Muy grande su despedida repartiendo besos.I LOVE JAY JAY!

  • Angel

    Yo lo vi ayer en Alicante y fue muy parecido a lo que contáis. A mi me gustó, no esperaba mas ni menos. El momento del concierto fue “believe in us”.

Send this to a friend