La adaptación de ‘Cheers’ se queda en los 80

Por | 12 Sep 11, 17:12

La buena noticia sobre el estreno de ‘Cheers’ en Telecinco es que parece que por fin vamos pillando que una sitcom no dura 75 minutos más el descanso, pero las malas ocupan (casi) todo lo demás. La adaptación de la serie estadounidense de los 80 por parte de Manuel Gómez Pereira, conocido sobre todo por sus comedias de enredo de los 90 (‘Todos los hombres sois iguales’, ‘Salsa rosa’, ‘¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?’) se sitúa en el escenario del mítico bar de Boston, pero tratando «la idiosincrasia española y la realidad socioeconómica de nuestro país» (sic).


En realidad, Telecinco no necesitaba adaptar un formato estadounidense para mostrar las mismas tramas de siempre sobre tatuajes involuntarios en culos y fiestas de soltero con strippers. Para empezar por todos los tópicos que os imagináis y para terminar porque ya tenía un bar propio que resultaba igual de mítico o más y por el que pasaron guiones mucho más ingeniosos que los que hemos escuchado en esta serie. Se llamaba Casi Ke No y sostuvo durante años todo tipo de pullas hacia el gobierno y hacia nuestra sociedad.

Ya sabemos que el mundo de gracietas de ‘7 vidas’ terminó rozando la autoparodia, pero es inevitable acordarse de Diana, Carlota, Sole y Gonzalo al mirar a estos nuevos personajes que no saben reírse de sí mismos y se debaten entre los «malos muy malos» (el dueño del bar) y los «tontos muy tontos» (el camarero). Una pena si tenemos en cuenta la sorpresa de Alejandra Jiménez en ‘La pecera de Eva’ o las posibilidades que encierran Antonio Resines, Pepón Nieto y sobre todo Alberto San Juan en su papel de héroe playboy venido a menos. Por no hablar de que el personaje de Carla Tortelli, uno de los más magnéticos de la serie original, apenas ha sido recreado (¿cuántas frases le ha tocado decir de momento a Chiqui Fernández?).

La versión española de ‘Cheers’ tiene ciertas opciones de mejorar en el futuro gracias a su elenco, pero de momento se ha mostrado torpe e indecisa entre la sobriedad de la original y la comedia del disparate y el esperpento a que estamos acostumbrados en España (muy presente en la infravalorada ‘Aquí no hay quien viva’). Tan influida por el humor de décadas pasadas en sus diversas formas, lo cierto es que parece de todo excepto una comedia de nuestro tiempo.

Calificación: 2/10
Destacamos: los actores y sus posibilidades de enredo futuras
Te gustará si te gustaron: Los Serrano
Predictor: de momento buenos datos de audiencia, en torno al 16%. Bajará.

La Tienda JNSP