Kasabian/ Velociraptor

Por | 03 Oct 11, 17:48

Es probable que Kasabian nunca logre hacer el disco del año para la crítica especializada más petulante. Son incapaces de plasmar en el estudio los logros de sus directos, sus discos carecen de unidad, tocan demasiados palos y están a años luz de encontrar un sonido propio y característico. También es probable – yo cada vez estoy más convencido – que los de Leicestershire no tengan el más mínimo interés en solucionar los «pequeños problemas» antes enumerados. Su máxima obsesión parece ser conseguir el mayor número de hits posibles por disco aun a costa de aumentar el desdén de parte de la crítica y el de un público que considera que un disco es poco menos que una piedra filosofal a la que recurrir para encontrar la verdad sobre la vida y la muerte. En cambio, los que consideren que un disco es «simplemente» una colección de canciones encontrarán en «Velociraptor!» uno de los trabajos más disfrutables de este año.

Con la única excepción de ‘I Hear Voices’, canción a la que es fácil coger cierta manía por lo estúpido de su letra, ‘Velociraptor!’ supone tal colección de hits que ni los Cranberries con sus grandes éxitos. Desde el ‘Let’s Roll Just Like We Used To’ a lo Last Shadow Puppets pasando por un ‘Goodbye Kiss’ que recuerda a Abba en la melodía vocal, Kasabian parece haber conseguido por primera vez arropar los 4 momentos cumbre que suelen ofrecer por disco – en este caso: ‘Days Are Forgotten’, ‘Velociraptor!’, ‘Re-wired’ y ‘Switchblade Smiles’ – con una serie de canciones que jamás bajan del notable logrando así su trabajo más sólido y efectivo. Y es que joyas como ‘Neon Noon’, ‘Acid Turkish Bath (Shelter from the Storm)’ o ‘La fee verte’ no se ven todos los días.

En general parece que «Velociraptor!» ha sido bastante bien recibido. Ha logrado el número 1 en ventas y si la revista británica Q consideró «‘West Ryder Pauper Lunatic Asylum‘ como disco del año, es de suponer que este trabajo conseguirá logros parecidos. Desde aquí no puedo más que alegrarme por que un disco tan disfrutable y falto de pretensiones consiga triunfar en una época en la que parece que todo el mundo se la coge con papel de fumar. Discos como este o el de Black Lips hacen que la vida sea un poco mejor. Sencillos, directos y efectivos sin más pretensiones que la de ser tocados en directo para que el público se «engorile». Ojalá un disco así cada mes.

Calificación: 7,6/10
Lo mejor: ‘Velociraptor!’, ‘Switchblade Smile’, ‘Re-Wired’, ‘Days are forgotten’, ‘Neon Noon’ y ‘La fee verte’.
Te gustará si te gusta: disfrutar de la música sin necesidad de parecer un puto snob constantemente.
Escúchalo: en Spotify.

Etiquetas:

La Tienda JNSP