Sidonie / El fluido García

-

- Publicidad -

Sidonie / El fluido García

Sidonie estuvieron en un momento dado tan contentos con el concepto «El Fluido García» que hasta parece que se plantearon cambiar de nombre. La insensatez les debió de durar sólo unos segundos y el líquido que se necesitaba en la novela ‘El Anacronópete’ para mantener la edad a pesar de viajar atrás en el tiempo simplemente titula su sexto trabajo.

Grabando el disco en directo e incluso rematando su producción en el estudio de Figueres donde trabajaron hasta en su primera maqueta, Sidonie han querido recuperar aspereza y contundencia y lo cierto es que lo han conseguido. Aunque no tan opuesto a su discografía, de la que nunca se alejan de manera tan radical como creen (la psicodelia siempre estuvo ahí), ‘El fluido García’ es uno de los álbumes más frescos de su carrera. Tanto que a veces casi parece que estamos ante unos debutantes y no ante la típica banda treintañera incapaz de registrar una buena idea aferrada a un glorioso pasado.

- Publicidad -

La inspiración ha sido recuperar los sonidos de entre 1966 y 1968 y realizar un tributo a los años dorados de Carnaby Street. Nada nuevo bajo el sol, pero sí disfrutable cuando se ve reflejado en la excitante coda rockera de la pegajosísima ‘El bosque’; en la casi instrumental ‘Negroni’, más de lo que habría necesitado el último de Lenny Kravitz, perfecta para abrir conciertos o cerrarlos o para la banda sonora de ‘Misión imposible’; en la épica del teclado de ‘El aullido’ o en esa canción dividida en cuatro partes llamada ‘Bajo un cielo azul (de papel celofán)’, que vuelve precisamente después de ‘No mires atrás’.

Las voces que abren esta pista son un homenaje declarado a las armonías de Los Brincos o Beach Boys, mientras las influencias de supergrupos como CRAG o Crosby, Stills & Nash son también palpables en pequeños guiños durante todo el minutaje del disco. A pesar de los intentos por ofrecer cosas distintas, nada sería ‘El fluido García’ sin sus estribillos pop, de los que el álbum va sobrado. Sirvan como ejemplos ‘Carnaval’, ‘Alma de goma’, ‘Mil años luz’ o ‘Perros’. Ya tardaban en tener un himno llamado como el peinado a que tanto tributo han dedicado ellos y casi todos los grupos que les han gustado. Y además uno tan bueno como este, tan clarísimo en su estribillo («y ladrar y ladrar y ladrar, somos perros, ¿nos oyes ladrar?») como fascinante en sus estrofas («Estás hermosa al lado del desecho industrial, tan flaca, tan viciosa y sin collar). La guinda, llena de humor, de un disco de lo más ameno.

- Publicidad -

Calificación: 7,6/10
Lo mejor: ‘Perros’, ‘El bosque’, ‘Bajo un cielo azul (de papel celofán)’, ‘El aullido’
Te gustará si te gustan: los 60, Los Brincos, todos los imitadores de los Beatles y Sidonie
Escúchalo: Spotify

Lo más visto

No te pierdas

El homenaje de Kid Cudi a Kurt Cobain tiene más miga de lo que parece

El rapero Kid Cudi ha actuado este fin de semana en el programa estadounidense Saturday Night Live para presentar...

‘CALLE’ de Lola Indigo se inspira en el primer reggaetón, sin ser tan divertido

La ristra de singles publicados por Lola Indigo en los últimos meses no dan una idea demasiado clara de...