Billy Corgan: «Estoy tan emocionado como cuando tenía veintitantos»

Por | 24 May 12, 11:52

Smashing Pumpkins regresan a los titulares con la publicación de ‘Oceania’ el próximo 19 de junio. Digo a los titulares porque desde hace dos años Billy Corgan y la nueva formación (Jeff Schroeder en la guitarra, Mike Byrne en la batería y Nicole Fiorentino en el bajo) están embarcados en el proyecto ‘Teargarden by Kaleidyscope’, formado por once EP’s de cuatro canciones cada uno, de los cuales de momento lleva publicados de forma oficial dos. El mismo ‘Oceania’ forma parte del proyecto siendo, en palabras del propio Corgan, un «álbum dentro de un álbum», aunque en la entrevista afirma que está hecho para dar a su música una relevancia y una atención que no ha conseguido con los EP’s.

Las canciones del nuevo disco coparán la actuación sorpresa de la banda de Chicago esta noche en la sala Arena de Madrid, surgida tras la cancelación del festival Rock Coast de Tenerife, que debería haber tenido lugar este fin de semana. Las entradas se agotaron enseguida. Vistas sus últimas actuaciones en España y lo poco que le gusta hablar de su pasado, no es de esperar que se recree en sus grandes éxitos, resistiéndose a ser considerado, con cuarenta y cinco años, un dinosaurio del rock.

‘Zeitgeist’, tu último álbum, era más heavy que los demás discos de Smashing Pumpkins. ¿Cómo describirías ‘Oceania’?
Está en un punto intermedio entre todos los estilos de Smashing Pumpkins, no es heavy pero tampoco tan suave como ‘Ava Adore’, está más bien en el medio. Hay momentos fuertes y momentos bonitos, pero no es tan agresivo como ‘Zeitgeist’.

Hemos visto vídeos de canciones de ‘Oceania’ colgados en YouTube. ¿Su sonido en disco va a ser cercano a como suenan en directo?
No lo sé, probablemente es cosa mía pero es difícil de explicar, en el álbum hay más belleza de la que realmente se puede encontrar en directo, porque en directo todo tiene que ser más sencillo. Cosas como delays, incluir una tercera o cuarta guitarra… Incluso aunque pudieras recrear todos los detalles en el escenario, seguiría perdiéndose gran parte de ellos. Cuando tocas en directo tienes que intentar hacer una versión más simple de la canción, y a veces eso es bueno y a veces es malo.

En un principio iba a publicarse el pasado septiembre, ¿cierto?
Sí, lo que pasó es que lo terminamos y planeamos lanzarlo inmediatamente; pero la gente con la que hablamos nos dijo que era demasiado bueno para publicarlo de la manera que habíamos hecho hasta ahora con otra música. Tuvimos más reuniones, lo hablamos con más gente y de repente el interés por este álbum en la industria musical empezó a crecer. Tuvimos que frenar un poco todo para tomar decisiones, porque durante los últimos 5 o 6 años ha sido muy difícil saber qué camino tomar dentro del mundo de la música. Por primera vez desde hace tiempo el éxito de la música de algún modo nos ha hecho tomar muy buenas decisiones.

¿Cambia eso de algún modo el concepto de ‘Oceania’ como «álbum dentro de un álbum» dentro del proyecto ‘Teargarden by Kaleidyscope’?
Todavía lo considero parte de ‘Teargarden’. Todavía es importante para mí dado que estamos acabando el proyecto, pero creo que ‘Oceania’ no hubiera sido posible sin todo lo que he hecho en ‘Teargarden’. Para mí es como una evolución para volver a un lugar desde el que quiero hacer discos y estoy tan emocionado con la música como lo estaba cuando tenía veintitantos. Me está llevando un tiempo encontrar un lugar realmente orgánico y natural desde el que hacer música otra vez y no la típica tontería para la industria discográfica.

¿Cómo se relaciona este LP con los once EP’s que deben conformar ‘Teargarden by Kaleidyscope’?
Simplemente en lugar de hacer una canción cada vez y lanzar varios EP’s decidimos hacerlo todo en un disco. Cuando dije al principio todo aquello de los EP’s tenía también otras ideas sobre lo que serían otras maneras de llegar a los fans y mantenerme creativamente comprometido; algunas funcionaron y otras no lo hicieron en absoluto. No creo que los fans de Smashing Pumpkins estuvieran respondiendo de una manera realista y volver a la idea de un disco me pondría en el centro otra vez para intentar que la audiencia mirase nuestro trabajo bajo una luz diferente, porque de la manera en que estábamos funcionando nos estaba dejando en el olvido muy fácilmente. Un disco parece que suena muy oficial, sin embargo un EP es como «ah, es un single» o «cuatro canciones». Consigues respeto a través de esa relevancia que te da el disco. Y comparar mi música con alguien que nunca ha tenido un hit o que acaba de lanzar su primer disco y por la fama se les da un cierto nivel de importancia, que no es real, es una manera de buscar otro tipo de atención. Sé cómo hacer música, he hecho música pop, pero cuando intentas crear buena música psicodélica o rock requiere algo más que cinco segundos y en la cultural musical desechable de hoy en día la manera de hacer que la gente preste más atención es enfrentarles con un disco. Si por ejemplo enseño una canción, en lugar de un disco, la gente tiende a mirarla de manera diferente a si es dentro de un disco, pero sigue siendo la misma canción. Todavía tengo que averiguar diferentes maneras de hacer que la gente escuche música, no es tan simple como si es buena o mala porque hay mucha buena música que nadie escucha.

Un disco es un concepto diferente a un EP, más allá de contener más canciones.
Sí, eso es, creo que es algo que sentimos profundamente.

¿Entonces ‘Teargarden by Kaleidyscope’ seguirá de la misma forma como lo ha hecho hasta ahora?
Sí, tengo muchas canciones que no han sido lanzadas, probablemente treinta o cuarenta, y si fuera vago simplemente las pondría como demos pero ya veremos, hay que ir paso a paso.

Un proyecto tan grande como este me recuerda al de otro artista de Chicago, Sufjan Stevens, que pretendía hacer un disco por cada estado de los Estados Unidos, pero al final se desdijo. ¿Tienes miedo de «aburrirte» antes de acabar ‘Teargarden’?
No, para nada. Porque la razón por la que quería hacer este proyecto es porque… Imaginemos que ‘Teargarden by Kaleidyscope’ está teminado, si hablase con alguien al respecto sería como “mira, empecé aquí y terminé allí y si sigues este camino puedes ver que algo ha ocurrido de aquí a allí». Ese era el motivo de hacer ‘Teargarden’, quiero empezar aquí y terminar allí y que la persona que lo escuche pueda oír ese viaje. Es un poco más complicado que simplemente escuchar tres discos seguidos. Porque está todo ligado, hay canciones de ‘Oceania’ que te llevan de vuelta al principio de ‘Teargarden’. No se lanzaron pero las escribí, ¿entiendes? Hay una especie de ruta circular en este trabajo que conecta todo ‘Teargarden’. En lo que respecta a cómo funciona el mainstream no me importa si me creen o no. Si creen en ‘Teargarden’ o no, realmente no me importa, solo quiero que la gente escuche la música.

Smashing Pumpkins ha viajado desde el indie rock de sus inicios hasta estas trazas psicodélicas pasando por un sonido más metalero. Resulta difícil etiquetaros.
Para mí eso son tonterías.

¿Qué clase de música escuchas ahora? ¿Influye en tu propia música?
Sobre todo clásica, Beethoven y Bach.

¿No escuchas nuevas bandas?
No escucho nuevas bandas, para nada. El otro día escuché esta banda… Best Coast. Muy buenos, sí. Pero no, no busco nuevas bandas, dejé de hacerlo hace mucho tiempo.

Ahora muchas bandas miran hacia los 90, tratan de recuperar ese sonido, reivindican el legado de los Smashing Pumpkins.
(se ríe) Para mí todo esto simplemente no tiene nada que ver con lo que estoy haciendo ahora mismo. Si alguien viene y me dice que le encantan Smashing Pumpkins, ‘Ava Adore’, bla, bla… me siento halagado pero ya está, no tiene nada que ver con lo que hago ahora mismo.

En el vídeo en que explicabas las reediciones de ‘Gish’ y ‘Siamese Dream’ se te veía muy ilusionado.
Sí, por supuesto, porque es mi música.

Cuando me dijeron que te entrevistara, se me vino la cabeza la posibilidad de veros a vosotros tocando el ‘Siamese Dream’ en directo en algún festival, coincidiendo con el veinte aniversario de su publicación. ¿Os han hecho ofertas para tocarlo?
Diría que no, no me interesa. No tengo ningún interés en el veinte aniversario del disco, en tocarlo. Nada, cero.

En un mensaje que se puede leer en la web de Smashing Pumpkins dices que ‘Siamese Dream’ cambió tu vida.
Sí, lo hizo. Pero estás diferenciando algo que hice y lo que hago ahora mismo. Estoy orgulloso de lo que hice pero estoy igualmente orgulloso de lo que hago. Y para hacer lo que hago hoy no vivo en el pasado. Si alguien quiere hacerlo puede escuchar los discos, ver los vídeos, pero yo no vivo en el pasado. Si estuviera viviendo en el pasado estaría escuchando a Beethoven (risas).

Sí, pero ¿en qué forma lo hizo?
Fue un paso adelante artísticamente, fue el momento en el que forjé mi propio estilo de canción, de música. También estaba intentando encontrarme a mí mismo pero a la vez me dije: «puedo escribir una canción como ‘Silverfuck’ pero también puedo escribir una canción como ‘Today'». Y eso es muy raro en el rock, tener estilos tan opuestos, porque normalmente la gente tiene un par de estilos y tocan siempre las mismas cosas. Fue muy importante para mí reivindicarme como hombre, persona, artista y por eso es por lo que cambió mi vida. Pero no quiero volver ahí y revivirlo es muy aburrido.

Preparando las reediciones, ¿qué sentiste al volver a escuchar esa música?
No entiendo todo esto, siento como que me estás preguntando sobre mi pasado como si hubiera algo que no llego a comprender. Creo que tienes una idea que no es la mía. Tuve que escuchar la música para elegir las canciones, seleccionar las caras B y lo disfruté, fue genial, grandes recuerdos, estaba orgulloso y pensaba: «ah esa es una buena canción». Había suficiente distancia para poder ver claramente que estaba muy orgulloso de lo que habíamos hecho. Pero eso no quiere decir que volvería a trabajar en aquellos Smashing Pumpkins otra vez. Cuando la gente me pregunta por los viejos Smashing Pumpkins no sé qué decir, no es malo, sencillamente ya no soy esa persona y la gente quiere que sea esa persona porque les hace sentir bien, porque les recuerda a algo del pasado, pero es como un dibujo animado. Si hiciese las mismas cosas no creo que estuviese hablando contigo ahora mismo.

La Tienda JNSP