Top 10: Canciones para un rescate

-

- Publicidad -

Top 10: Canciones para un rescate

Nunca hemos sido muy buenos tomándonos las cosas en serio (bueno, sí), pero ya que hace días, semanas e incluso meses que no vemos ni una sola noticia halagüeña en los medios, qué menos que tomarnos las cosas, como mínimo, con música, tal y como lo hemos hecho siempre: con la huelga de Metro, los toros, el 15M, el estado de alarma, la victoria del Mundial o incluso el pulpo Paul. Así que, según se anuncia el rescate a nuestro país, propiciado por un sistema financiero que cada vez da más vergüenza ajena que otra cosa (sueldos millonarios, hipotecas concedidas con pocas o ningunas garantías, un lío de balances contables de no te menees y -sobre todo- una pésima costumbre de privatizar los beneficios y socializar las pérdidas) y después de escuchar a todo meter durante dos semanas el ‘Rescue Me’ de Madonna y el mismo título de Fontella Bass, nos hemos decidido a crear un top 10 con nuestras canciones preferidas para una tarde de rescate.

10.- Fangoria. ‘El dinero no es nuestro Dios’. La versión del tema de Killing Joke fue el segundo single de ‘Un Día Cualquiera en Vulcano 1.0’, y pertenece a esa época en la que parte de los responsables de ‘El bote de Colón’ entonaban este himno izquierdista, cercano al anti-capitalismo. Versos como «¿Cambiarías todo esto por poder? / ¿Cambiarías todo esto por tener?» están hoy alejados de la idiosincrasia del grupo (sobre todo para aquellos que hemos visto ‘Alaska y Mario’ en la MTV), pero la canción sigue siendo un pepino considerable.

- Publicidad -

09.- Tony Ronald. ‘Help! Ayúdame’. Para muchos innegablemente ligada a los guateques de nuestros padres y a esos años en los que el inglés se colaba, tímidamente, en el pop en español. Las líneas de esta canción son, a día de hoy, premonitorias: ¿quién no puede imaginarse a Mariano Rajoy cantándole a Angela Merkel «HELP! Ayúdame. En tu amistad he puesto toda mi fe. HELP! Ayúdame. Y tiéndeme la mano de un hermano».

- Publicidad -

08.- Mónica Naranjo. ‘Désatame’. Que tire la primera piedra el que, montado en un taxi y recibiendo una llamada de teléfono, no haya pronunciado la mítica «voy llorando en un taxi, no importa la dirección». Más apropiada para este momento nuestro es, sin embargo, la parte de «desátame o apriétame más fuerte», que es un poco lo que está haciendo el Gobierno con los recortes y la ciudadanía.

07.- Los Punsetes. ‘Los Tecnócratas’. Con un rescate como el de Irlanda, Portugal o Grecia, no nos espera otra cosa que ese grupúsculo de gente que más eufemismos atesora en los medios de comunicación. Los hombres de negro, la troika, los tecnócratas… Preparémonos para la pérdida total de nuestra soberanía económica y para cientos de noticias en las que «los números avalan su gestión / la tuya no». Con menos, Nostradamus se hizo famoso. ¿Son Los Punsetes los profetas del siglo XXI?

06.- Fundación Robo. ‘El milagro español’. Una de las pocas canciones de esta lista que realmente se basa en «el milagro español», ese buen trozo de mierda que nos vendieron durante los años que crecíamos al triquimil por ciento, construyendo casas como si no hubiera un mañana, endeudándonos a cascoporro y riéndonos en la cara de cualquier analista internacional. ¿Quién quiere un tejido empresarial de servicios, con un fuerte componente de I+D si podemos tener cientos de constructoras construyendo pisos a cascoporro? Es decir, los pisos no bajan, ¿no? Al fin y al cabo, la gente siempre va a necesitar un sitio donde vivir, y llegarán a endeudarse durante setenta años hasta… oh, WAIT. De aquellos polvos, estos lodos.

05.- Celine Dion. ‘My Heart Will Go On’. ¿Conocéis alguna canción más famosa asociada a un barco que se hunde?

04.- Mónica Naranjo. ‘Europa’. El equipo de JENESAISPOP no ha ocultado nunca su devoción por esta canción, presentación del cacareado trabajo de la pantera de Figueres que era (y nos vais a permitir otra referencia a El Cliché) tan innovador que todavía a día de hoy, cuando lo escuchas, parece que es 10 de junio en lugar de 9. Pero es que además este tema, a la postre uno de los más barrocos y recargados que nos hemos echado a la puta cara en toda nuestra vida, contiene partes que bien podrían hacer suyas los que aseguran que, como país, «nos hemos pasado treinta pueblos»: «tuve la gloria / tuve tu devoción. / Y me sentí querida / mimada por la vida / ciega de delirante ilusión». Por cierto, que si no habéis visto el vídeo nunca, o hace mucho que no lo veis, es preciso que os lo pongáis de nuevo porque es descacharrante. Nunca sabemos si quedarnos con el grito, con el momento en el que la Naranjo se queda sin aire, con el impasse en alemán en el que dice claramente «Abababuchnich» o con las imágenes en las que sale con… ¿una camisa de fuerza? Imperdible.

03.- Hildegard Knef. ‘Ich brauch’ ein Rettungsboot’. Era obligado incluir una canción alemana en esta lista, y nos hemos decantado lógicamente por la gran Hilde, que interpretó esta bonita composición llamada «Necesito un barco de rescate», que habla sobre estar con el agua al cuello, hundirse, estar solo entre toda la miseria… Seguro que Angela Merkel disfruta de su ritmillo disco.

Podéis disfrutarla en Spotify.

02.-Bibi Andersen. ‘Sálvame’. «Estalla el huracán / menudo plan». ¡Planazo! «Y yo no sé qué hacer / para no naufragar. / Sálvame / ven nadando a mí. / Sálvame / soy un náufrago. / Por favor sálvame, / que yo te pagaré». ¿Alguien se anima a traducir esta canción al alemán para que Rajoy se la cante a sus homólogos europeos?

01. Hidrogenesse. ‘ESTAFA’. No podemos dejar de canturrear esto tras ver cómo a los españoles se nos han recortado derechos por todos lados, desde en la Sanidad hasta la Educación, pasando por los de los trabajadores (y lo que te rondaré, morena). Después de ver a Soraya Sáenz de Santamaría cada viernes, tras el Consejo de Ministros, decir que había que hacer un esfuerzo porque «ESTAFA-tal, la cosa ESTAFA-tal, España ESTAFA-tal». Después de pagar más IVA, más IRPF, más todo porque había que ahorrar taytantos millones al Estado, ahora los españolitos estamos obligados a pedir un rescate porque empresas privadas, en un claro ánimo de lucro, se han cargado de millones de euros en forma de activos tóxicos, la han liado parda y están al borde de la bancarrota. Mientras tanto, sus directivos han cobrado sueldos que ni Cristiano Ronaldo (claro, que yo también pago esos sueldos si por otro lado me ahorro las cuotas a la Seguridad Social) y los españoles hemos seguido sufriendo los desmanes de la banca, pagando incluso por tener nuestro dinero allí hasta que han dicho «oye, ¿os acordáis de toda esa PANOJA que anunciábamos como beneficios a bombo y platillo en nuestras juntas de accionistas? Pues no existe, pero la hemos cobrado igual. Estamos al borde de la bancarrota, de dejar sin sus ahorros a millones de españoles». ¿Y qué ha dicho el Gobierno? Pues como si de una película de Almodóvar se tratase se ha preguntado: «¿Y esto quién lo va a pagar? Los españoles, totalmente«.

[Fotografía original: Austin Keys en Flickr]

Lo más visto

No te pierdas