Bourne sin Bourne

-

- Publicidad -

Bourne sin Bourne

La última entrega de la saga Bourne no está protagonizada por Jason Bourne sino por Aaron Cross y una pregunta se mantiene en el aire: ¿Cómo es Bourne sin Bourne? En la promoción que Jeremy Renner, protagonista de esta última secuela, realizó recientemente por Madrid, concedió una entrevista conjunta tipo «mesa redonda», en la que intentó dar respuesta a esta y otras cuestiones. Mientras los periodistas le esperábamos en la sala, pudimos hacernos una foto de recuerdo en un fotomatón casi obligados por la distribuidora (aunque sobra decir que nadie sale bien en esas fotos). Minutos después apareció Jeremy vestido con pantalón vaquero, americana y camisa de manga larga, y nos saludó muy sonriente con un: «¡Hola! ¿Cómo están?». Su traductora, muy simpática, en ocasiones daba la impresión de tener las respuestas aprendidas de memoria, cosa por otro lado lógica después de estar un día entero concediendo entrevistas.

En este largometraje, Renner interpreta a Aaron Cross, otro Jason Bourne que también se enfrenta a la persecución de las organizaciones de espionaje. Para poder hacer creíble su personaje, el norteamericano cuenta que se sometió «a un gran entrenamiento físico y un curso de dos años de artes marciales”, después de haber destacado más bien por sus papeles televisivos (memorable su aparición como músico en un capítulo de la cuarta temporada de ‘House’). El actor se muestra tajante con el tema: “la televisión es un terreno muy duro para un actor y conlleva un trabajo constante y sacrificado, aunque sin duda hoy en día muchos de los mejores productos audiovisuales proceden de la televisión de pago. Escoger entre cine y televisión es más bien un estilo de vida, y ahora mismo lo que me interesa es el cine”.

- Publicidad -

Tampoco está preocupado por encasillarse en papeles de acción (recientemente le hemos podido ver en ‘Los Vengadores‘ o ‘Misión Imposible: Protocolo Fantasma’): “Me preocupa quedarme atrapado en cualquier cosa, en general. Si solamente hiciera dramas, también me preocuparía. Lo que me interesa son los retos, algo que me estimule, los proyectos interesantes… eso es lo que más me importa. Me gustan esos proyectos en los que sé que los fans van a disfrutar en la sala de cine”.

Protagonizar una saga que en sus precuelas tuvo un actor diferente, fue para Renner un tema que le «preocupaba sobremanera», especialmente al ser fan de la saga original. «Pero cuando obtuve el guión de Tony Gilroy, la expansión que ideó para la historia original y el reparto que iba a formar parte de ella, todas mis dudas se despejaron” . Y no es para menos, el personaje de Matt Damon cobró carisma y fue apreciado por el público, así que el director decidió crear a Aaron Cross, alguien con un carácter diferente al de Jason Bourne. “Lo importante era darle a Aaron esencia, personalidad. Si acaso he tomado alguna referencia, ha sido de la entrega anterior, ‘El ultimátum de Bourne’, que revisé varias veces porque partimos de ella para definir los acontecimientos que se dan en ‘El legado de Bourne’. Aunque durante el rodaje nunca me pregunté cosas como: “¿qué haría Jason Bourne en esta situación?”».

- Publicidad -

La carrera cinematográfica de Jeremy Renner ha ido en ascenso y sobre el séptimo arte hace una acertada valoración: “Para mí, realmente solo existen doce tipos de historias que contar. Empieza con la mitología griega, para que después Shakespeare la reescriba bajo su visión… ¡y que luego llegue Tarantino y haga lo mismo! (risas). Pero lo que quiero decir es que, en general, las historias son constantes repeticiones contadas de forma distinta”. Si hay algo que le marcó fue encarnar en 2002 al psicópata Jeffrey Dahmer en ‘Dahmer, el carnicero de Milwaukee’. El actor admite: “este fue un papel realmente duro de interpretar, que me llevó al límite” y agrega: “Existe una cierta fascinación por los asesinos por parte de aquellos que los estudian… y yo no soy de esas personas, pero fue emocionante el explorar esa faceta humana. Terrorífico, de hecho, y a día de hoy aún me afecta. Por ejemplo, soy totalmente incapaz de estar solo en un bar”.

En el reparto de la última película de Bourne aparecen también Rachel Weisz y Edward Norton, actores con los que Renner se deshace en halagos: “Son de los mejores actores del panorama actual. Fue un auténtico reto trabajar con ellos. Estar rodeado de tanto talento asusta, pero a la vez te inspira e incita a ser mejor actor. Intentamos darnos mutuamente lo mejor de nosotros mismos. Son absolutamente increíbles como actores, y además excelentes personas”. En un caso hipotético, ¿cómo podrían coexistir Jason Bourne y Aaron Cross? Jeremy Renner espera que la gente se siga planteando esta pregunta tras ver ‘El legado de Bourne’, ya que él mismo piensa en las diferentes posibilidades para unir a ambos personajes en una sola película, pero no puede decir nada más, comenta. Con un español-mexicano, el actor entona un «¡vámonos!» para continuar con la maratoniana presentación del filme en la capital.

El legado de Bourne‘ podrá verse en los cines de toda España a partir del próximo 15 de agosto.

Lo más visto

No te pierdas