Los 12 números 1 de las Supremes

Por | 23 Nov 12, 10:09

Esta semana Rihanna confirmaba su 12º número 1 en Estados Unidos, empatando en méritos con Madonna y las Supremes. Todo el mundo hablaba de Madonna (nuestros foreros ya organizan un «survivor» de los 12 números 1 de Rihanna frente a los 12 de Madonna), pero pocos recordaban los hits de las Supremes. Hoy le damos solución con un playlist de estos 12 sencillos.

The Supremes, que originalmente se llamaron The Primettes siendo un cuarteto, adoptaron este nombre cuando a principios de los años 60 firmaron con Motown. Sus dieciocho años de historia dieron para diversas modificaciones en su formación pero la época de más estabilidad, con Diana Ross al frente, fue la más prolífica en cuanto a éxitos se refiere. Y aunque no recordemos algunos de sus títulos a la primera, en cuanto empiezan a sonar las notas iniciales de ‘Where Did Our Love Go’ o ‘Baby Love’ todos sabemos que estamos ante clásicos del pop.

Holland–Dozier–Holland, el equipo de compositores y productores de la Motown, fueron los responsables de casi todos estos éxitos. En una época en la que las verdaderas estrellas eran los productores, era crucial cuidar hasta el más mínimo detalle, haciendo que las canciones tuvieran vida más allá de los propios grupos. Como ejemplo, ‘You Can’t Hurry Love’, que después de The Supremes volvió a ocupar los primeros puestos de las listas a principios de los 80 de la mano de Phil Collins.

No es de extrañar que canciones con inolvidables melodías como ‘Come See About Me’ o la jovial ‘The Happening’ estén enganchadas a nuestro subconsciente. Y sin necesidad de justificación, ‘I hear a Symphony’ o ‘Stop in the Name of Love’, elevadas a estas alturas a la categoría de himnos, son recurrentes hasta en las situaciones más inesperadas. Menos conocidas universalmente, por melodías y letras algo más complicadas, podrían ser ‘Back In My Arms’ o ‘You Keep Me Hangin On’, pero absolutamente todas coinciden con la época gloriosa de los girl groups y la más consistente para The Supremes.

La lucha de egos (y talentos) existente entre la hoy desaparecida Florence Ballard y Diana Ross es posible que fuera la causa que llevara a The Supremes a ocupar los primeros puestos de las listas norteamericanas sin descanso. Las canciones ya eran buenas, pero ellas se encargaron de hacerlas aún mejores. Florence Ballard dejó la banda en 1968 pasando Diana Ross a tomar el liderazgo único (se hicieron llamar oficialmente Diana Ross & The Supremes). Pero aún quedaban números 1.

‘Love Child’ fue una canción compuesta por otro equipo de productores conocido como The Clan (Taylor, Wilson, Sawyer, Richards, Cosby) con el objetivo de alejarse del estereotipo de canción ñoña de amor y adentrándose en los pensamientos más profundos de una mujer que le explica a su pareja las razones por las que quiere esperar para mantener relaciones sexuales. ‘Someday We’ll Be Together’ fue compuesta en 1961 por Johnny Bristol, Jackey Beavers y Harvey Fuqua y dada a conocer por el dúo formado por los dos primeros, Johnny & Jackey, bajo el sello The Tri-Phi. Éste fue posteriormente comprado por Motown y unos años después el tema fue rescatado para una versión gospel que Diana Ross y sus Supremes llevaron al primer puesto. Tuvieron el detalle de que el propio Johnny Bristol participara en los coros.

Dos años después de que Florence Ballard dejara la banda, lo haría Diana Ross. Hubiera sido lógico que la banda se disolviera cuando sus partes más emblemáticas dejaran de formar parte de ella. Pero los dirigentes de Motown siguieron exprimiendo el nombre que ellos mismos idearon durante casi una década más colocando a un sinfín de cantantes al frente de The Supremes hasta su completa disolución en 1977. Pero ya nunca The Supremes volvieron a estar tan arriba.

La Tienda JNSP