Quantcast

‘The Bling Ring’: Oh my God! Paris Hilton!

-

- Publicidad -

‘The Bling Ring’: Oh my God! Paris Hilton!

bling-ringLa sombra de ‘Spring Breakers’ es alargada. El lengüetazo cinematográfico de Harmony Korine ha llenado de (mala) baba la ropa de marca de Sofia Coppola. El estreno internacional, con pocos meses de diferencia, de estas dos películas de planteamientos similares ha relegado a ‘The Bling Ring’ a un injusto segundo plano. Korine grita más, pero no por ello lo que dice tiene más interés que lo que susurra la Coppola.

La historia que narra ‘The Bling Ring’ está basada en un artículo de Vanity Fair titulado ‘The suspects wore Louboutin’. En él se cuenta el caso real de unos adolescentes pijos que entre 2008 y 2009 entraron en varias mansiones de famosos en Los Ángeles. Durante sus lúdicas incursiones se llevaron más de tres millones de dólares en ropa y joyas. Eso sí, después de probárselas y comprobar que les “quedaban bien”. Lindsay Lohan, Orlando Bloom, Megan Fox o Paris Hilton (cuya casa fue asaltada más de cinco veces, y ella hace un cameo en la película) fueron sus principales víctimas. ¿Por envidia? No, por desmedida admiración.

- Publicidad -

La directora se acerca al actual sueño americano adolescente sin moralismos, sin subrayar ni poner en negrita (salvo en la secuencia del autobús de presos) su discurso: la fascinación, enfermiza y de consecuencias funestas, de parte de la juventud contemporánea por la fama y el lujo. La superficialidad que impregna toda la película es la metáfora visual y narrativa perfecta para retratar a unos personajes banales, vacíos; unos adolescentes obsesionados por el mundo de las celebrities que llevan a cabo sus robos con la despreocupación de quien va de compras con las amigas un sábado por la tarde. Kanye West, M.I.A., Frank Ocean y, cómo no, Phoenix ponen música a la inconsciencia, a la vida vista como una fantasía fashionista.

Pero en la virtud está también el defecto. En ocasiones, esa superficialidad contagia a la propia puesta en escena, que acaba resultando plana y rutinaria, sin fuerza expresiva. La película avanza a trompicones, sin demasiada fluidez entre las secuencias. El recurso de las entrevistas colocadas a modo de flashbacks, más que hacer de pegamento narrativo, estorban. En ese sentido, y teniendo en cuenta su notable filmografía (incluyendo la infravalorada ‘Somewhere’), ‘The Bling Ring’ quizá sea la película más convencional de Sofia Coppola. ¿Y qué? 7.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas