Lissie / Back to Forever

Por | 18 Oct 13, 9:51

lissie-backtoforeverAunque haya quien no lo sepa, los discos todavía vienen de vez en cuando con una pegatina indicando sus singles o sus mayores méritos según la prensa. Si ‘Back to Forever’ se llega a dejar caer por nuestro país, debería hacerlo con una bien grande que dijera: «incluye tres de las mejores canciones del año». Como si seguir siendo una completa desconocida en su país, Estados Unidos, la hubiera mantenido motivada; como si haber logrado con su debut tan sólo un éxito moderado en algunos lugares como Reino Unido y Noruega; Lissie ha sabido crecerse en este disco después de que ‘Catching a Tiger‘ no terminase de aclarar si era «Revelación o Timo«.

Elisabeth Maurus, que co-escribe todas sus canciones, ha vuelto a ayudarse del mismo dúo de compositores que en pistas que conocimos hace cuatro años como ‘In Sleep’ o ‘When I’m Alone’. Estamos hablando de Jim Irvin, conocido últimamente por su trabajo junto a Lana del Rey y antes gente como Boyzone o Gay Dad; y Julian Emery, quien ha trabajado con artistas como Enrique Iglesias, Atomic Kitten o Annie Lennox. Ellos, conociendo al dedillo el mundo de la comercialidad, parecen las personas adecuadas para contener el sabor americano de Lissie y dar a sus canciones un toque más pop y deliberadamente «cool», que las liga a los mejores Fleetwood Mac -hace poco versionaba ‘Go Your Own Way’– y también a la Ladyhawke más desbocada del primer álbum.

De esta forma, ‘Further Away (Romance Police)‘, con una visión sobre el amor y un título que nos recuerda por qué le gustaba tanto el mayor hit de Lady Gaga, suena como un hit de los 80, solo de guitarra incluido. ‘The Habit’, que abre el disco, incluye un final perfecto para el «sing along»; mientras si Bruce Springsteen fue capaz de cantar con los Wallflowers en los 90, habría sido fácil imaginarle sumándose a Lissie en ‘Sleepwalking‘ -escrita junto a Martin Craft, guitarrista de Jarvis Cocker- en un hipotético concierto conjunto que hubieran podido dar si la artista hubiera nacido 30 años antes. ¿Stevie Nicks y John Hughes, otra vez? Sí, pero estas tres pistas son capaces de llevarte tan lejos que por mí como si después de esto se marca descaradamente un ‘Tusk’.

Otra cosa es el resto del disco. ‘Back to Forever’ contiene un par de temas más aceptables y entretenidos para rellenar su repertorio, pero también otros que pasan más desapercibidos. Entre los primeros están su canto a la libertad, casi adolescente, ‘I Don’t Wanna Go To Work’, o ‘Mountaintop Removal’, que cuestiona América con unas cuerdas muy bien contenidas, probablemente con un sonido tan acertado gracias a la producción de Jacknife Lee, experto en tratar con artistas del país, desde R.E.M. a Taylor Swift (Lissie está a medio camino entre ambos).

También entre los momentos al rescate de la segunda mitad del álbum estaría ‘Cold Fish’ escrita junto a Justin Parker, involucrado en temas recientes tan importantes como ‘Video Games’, ‘Born to Die‘ y ‘National Anthem‘, entre otros de Lana del Rey; ‘Stay’ de Rihanna o ‘Laura‘ de Bat for Lashes; o ‘Can’t Take It Back’, con Greg Kurstin (Lily Allen, P!nk, Rita Ora). Se pueden encontrar atractivas baladas como el corte titular y ‘They All Want You’ o el sencillo ‘Shameless’ sobre la fama, pero aparecen un peldaño por debajo, cerca de un aviso ya «sólo para fans»… como si la era digital no nos hubiera enseñado que los «fillers» perjudican mucho el formato largo. Sin embargo, exactamente como los vinilos de los 80 a los que remite, como un ‘Tango in the Night’, un ‘Slippery When Wet’, un ‘Faith’ o un ‘The Final Countdown’, ‘Back to Forever’ logra establecer una relación especial con el oyente gracias a su mitad muy buena, a pesar de esas imperfecciones. Ojalá pudiera vender una décima parte de aquellos…

Calificación: 7,5/10
Lo mejor: ‘Further Away (Romance Police)’, ‘The Habit’, ‘Sleepwalking’
Te gustará si te gustan: Fleetwood Mac, Bonnie Tyler, Shivaree, Ladyhawke con un punto americano.
Escúchalo: Deezer

Etiquetas:

La Tienda JNSP