Otro triunfo incontestable de Suede

-

- Publicidad -

Otro triunfo incontestable de Suede

Que el retorno a la actividad de Suede está dando más alegrías que pena es algo de sobra sabido por sus seguidores y el público en general tras haber podido presenciar sus conciertos en diversos festivales veraniegos por nuestro país. Con un buen álbum de regreso, ‘Bloodsports‘, quedaba pendiente el deseo de verles a ellos como absolutos protagonistas de la velada y sin las restricciones de tiempo que conlleva actuar en un festival. Se saben queridos por aquí y por eso su gira había de pasar por territorio nacional, primero por Barcelona en el aniversario de Razzmatazz y finalmente en la capital. La Riviera los recibía con todas las entradas vendidas, buen anticipo de que lo que íbamos a vivir. Brett Anderson comentaba en la entrevista que tuvimos con él hace unas semanas que los conciertos de la gira iban a ser distintos de los de los festivales, centrando el set más en el nuevo álbum. La promesa la cumplieron, interpretando algún nuevo tema más, pero en un set cercano a la hora y tres cuartos tenía que haber más que eso y desde luego que lo hubo.

Es difícil imaginar de entre la abarrotada sala a un solo asistente que quedara descontento tras el concierto. De no ser porque la sala es la que es y suena como suena, estaríamos hablando del concierto perfecto. A la banda pocos peros se les podía poner y menos aún a Anderson, quien lo dio todo durante todo el show (a las tres canciones ya estaba casi descamisado). El público, principalmente fans de toda la vida (la media de edad, por encima de los treinta, no engañaba), respondió estupendamente, convirtiéndose el recinto en una celebración por todo lo alto de los londinenses y su música.

- Publicidad -

Para lograr que no decayera la fiesta en ningún momento, la banda eligió un set muy bien equilibrado entre sus hits más conocidos (‘Trash’, ‘Animal Nitrate’, ‘So Young’) y los mejores temas del citado ‘Bloodsports’ (‘Sabotage’, ‘For The Strangers’), pero también dejó hueco para deleitar los oídos de los fans, con sorpresas como ‘Killing of a Flash Boy’, ‘The Asphalt World’ o ‘Daddy’s Speeding’, con la que comenzaron el show. Más sorprendente aún fue que sonara ‘Oceans’, de ‘A New Morning’, disco del que Brett no está especialmente orgulloso y así se encargó de explicarlo al público, alegando que el tema era de sus favoritos de aquel malogrado disco. Tras ‘Beautiful Ones’ se fueron, pero evidentemente había un bis, formado por ‘She’s In Fashion’ y ‘New Generation’, con la que cerraron el set de la mejor manera, en perfecta comunión entre banda y público. Incomprensiblemente faltó ‘We Are The Pigs’, pero es peccata minuta si observamos lo vivido. Impresionante. 9.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas