Quantcast

Real Estate / Atlas

-

- Publicidad -

Real Estate / Atlas

real-estate-atlasDays‘ era un álbum exquisito, un segundo disco en la carrera de Real Estate que borraba cualquier sospecha de hype en torno al grupo de Nueva Jersey, quizá lastrado por el azar de coincidir en el tiempo con bandas similares como Ducktails, Woods, Smith Westerns o Beach Fossils, todas de corte (al menos a priori) muy semejante. Pero aquel disco de 2011 mostraba con solidez y maestría sus cartas: lo suyo era (es) un pop de guitarras de hechuras clásicas y atemporales, que podría alinearse con bandas diversas pero de sonido próximo como The Feelies, The La’s, The Go-Betweens o los R.E.M. circa 1989, por mentar algunas.

‘Atlas’, su tercer álbum y segundo en el sello Domino, carece de un clásico incombustible como ‘It’s Real‘, canción que coronaba como un diamante su anterior obra. Al margen de eso, este es un disco tan valioso, evocador y emocionante como su predecesor. El trío formado por Martin Courtney, Matt Mondanile y Alex Bleeker, secundado en esta ocasión por Jackson Pollis (batería) y Matt Kallman (teclados) como nuevos miembros fijos y por el productor Tom Schlick (Rufus Wainwraight, Low) en The Loft, el estudio de Wilco en Chicago, destapa de nuevo el tarro de las esencias. Con Mondanile postulándose como un relevo de altura para guitarristas del corte de Tom Verlaine, Johnny Marr, John Squire o Peter Buck, ‘Atlas’ es de nuevo un derroche de exquisitez a las seis cuerdas, de sonido y textura verdaderamente deslumbrantes.

- Publicidad -

Pero, ojo, no hablamos solo de un disco de guitarras. Se trata, sobre todo, de un gran muestrario de canciones de pop rock difícil de ubicar en el tiempo, repleto de belleza y melancolía, que transmite de forma explícita el alejamiento en una relación, latente en cada rincón del disco. ‘Talking Backwards‘, ‘Had To Hear’, ‘Primitive’, ‘Horizon’ y ‘Crime‘ se posicionan como las más brillantes gemas del disco, si bien este destaca sobre todo por su discurso sólido y siempre bonito, bonito a rabiar. Quizá Real Estate nunca superen el escalafón de un grupo pequeño, ya que no muestran más ambición que trabajar y mimar el sonido de sus preciosas canciones. Pero a veces esos grupos pequeños con sus bonitos discos pequeños son los que más profundamente se instalan en nosotros, de forma sutil y sin esfuerzo, y se quedan ahí para siempre.

Calificación: 7,7/10
Lo mejor: ‘Talking Backwards’, ‘Had To Hear’, ‘Primitive’, ‘Horizon’
Te gustará si te gusta: The Go-Betweens, The La´s, The Dream Syndicate
Escúchalo: NPR, donde interpretan el álbum al completo en directo.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas