El surrealismo según Kylie Minogue

-

- Publicidad -

El surrealismo según Kylie Minogue

kylie-surrealismoCualquiera que sea fan de Kylie Minogue está acostumbrado al surrealismo. A seguir sin rechistar una carrera musical de más de 25 años en la que la australiana es capaz de hacer casi a la vez lo peor y lo mejor sin que le salpique la mierda porque, bueno, ya sabes, es Kylie, la Mary Poppins del pop: simplemente perfecta.

Teniendo esto presente, nadie puede decir que su ‘Kiss Me Once Tour’ sea una gran decepción. Excepto por el nombre, cierto, ya que en las dos horas del espectáculo que estrenó el pasado miércoles en Liverpool apenas sonaron temas de su último disco. La australiana prefirió dejar en el tintero canciones que merecían ser defendidas en vivo como ‘Feels So Good’, ‘Million Milles’ o ‘I Was Gonna Cancel’ (¿segundo single? ¿Hola?) para que su espacio lo ocuparan otras que merecen un descanso eterno como ‘Kids’ o ‘Spinning Around’. Incomprensible. Pero claro, hablamos de la misma cantante que en la gira de presentación de ‘Fever‘, su disco más vendido, apenas incluyó seis del mismo en el setlist. Pues eso, que con Kylie, acostumbrados al surrealismo, todo es más sencillo.

- Publicidad -

Y no lo digo porque antes de salir al escenario la mujer proyecte en las pantallas un corto llamado ‘Sleepwalker’ para presentar cuatro nuevas canciones producidas por Fernando Garibay que dejan en ridículo mucho de lo que ha hecho en los últimos años para, acto seguido, regalarlas a través de Soundcloud, que también, sino porque sabiendo estas típicas incoherencias tan suyas se entiende, se justifica e incluso se aplaude que precisamente la obra de Dalí sea la que inspira el segmento con el que arranca el concierto con Kylie cantando ‘Les Sex’ sobre un sofá de labios. Es como si por fin entendiera su esencia. Vale, no es una entrada espectacular, pero sí la más sensual que ha hecho nunca. De haber seguido por ahí la cosa, al resto de la noche no habría que ponerle ninguna pega.

Pasada la excitación de tenerla en vivo en tus narices cantando ‘In My Arms’, ‘Sexy Love’, ‘Wow’ y por fin en directo ‘Timebomb’, llegó el momento de analizar el escenario, más barato y menos impresionante que el del anterior ‘Les Folies Tour’ pero muy bien aprovechado. Y es que a falta de chorritos de agua bienvenidos sean los mil láseres que inundan la puesta en escena de la siguiente sección, que por vestuario y proyecciones podría formar parte de cualquier gira de los Pet Shop Boys si estos cantaran cosas como ‘Your Disco Needs You’, ‘On A Night Like This’ o ‘Slow’. ¿Divertidas? Siempre. ¿Originales? Con los mismos arreglos de siempre, no mucho, desde luego.

- Publicidad -

Por suerte el mal sabor de boca que te deja no volverte loco con canciones que siempre te dejan afónico se pasa cuando por primera vez en toda la noche ves que Kylie se siente cómoda en el escenario defendiendo con ironía y mucho humor un medley de éxitos ochenteros como ‘Hand On Your Hearth’, ‘Never Too Late’, ‘Got To Be Certain’ y ‘I Should Be So Lucky’ –baño de espuma incluido–. De lo mejor que ha hecho nunca en directo, y no precisamente porque vaya perdiendo ropa en cada número hasta quedarse en sujetador y bragas, que la muchacha sabe muy bien cuál es su público, sino porque ya era hora de que reivindicara esas canciones sin vergüenza. Los pelos cardados, como los novios, forman parte de su vida y es lo que es gracias a ellos ¿O a qué viene entonces esa versión del ‘Need You Tonight’ de INXS con la que continúa su propuesta?

Lástima que no fuera ‘Suicide Blonde’, porque así nos habría dado algo en lo que pensar durante la sección más aburrida y fallida de la noche –pero mucho– en la que lo mismo suena ‘Sexercise’ que una versión electro de ‘Can’t Get You Out Of My Head’ random que ‘Beautiful’ y ‘Kiss Me Once’ en versión baladera. ¿Te parece poca bajona? Pues no creas que ‘Get Outta Of My Way’, ‘Love At First Sight’ y ‘All The Lovers’ levantan el ánimo. A ver, las canciones sí, eso siempre, pero el trajecito de fuente que me lleva puesto la muchacha… No hay ironía para defenderlo. No existe.

Y de repente, un ‘Into The Blue’ correctito a modo de encore, un good night y un hasta luego. Cuando las luces se encienden y abandonas la pista esquivando a grupos de guiris demasiado borrachas como para que alguna le sujete el pelo al resto, recuerdas guiños a los hardcore fans que agradeces a modo de compensación: un traje inspirado en tal actuación de hace años, una «córeo» sacada de un vídeo en concreto… Quiero creer que es la forma de pedirnos perdón por no haber confiado en su nuevo disco y habernos dado un ‘Greatest Hits Tour 2: peor y más barato’ apto solo para audiencias casuales. ¿Dónde está la épica? ¿Dónde las canciones olvidadas que hace años que no escuchamos? ¿Dónde la excitación, el sudor y el cansancio? ¿Dónde tu nuevo disco, tía? ¡Que no he salido afónico, coño! Lo dicho, porque es Kylie, que si no… 6.

La gira de Kylie Minogue llega a Madrid y Barcelona los días 13 y 14 de octubre. Entradas, aquí.

Lo más visto

No te pierdas

Greta Van Fleet, Ariana, Lizzo: la crítica musical no está para haceros la pelota

Greta Van Fleet sitúan a los críticos musicales escribiendo "desde el sótano de sus madres".

20 años de ‘Fallin’ de Alicia Keys, la gran canción de blues del siglo XXI

Este 2 de abril se han cumplido 20 años del lanzamiento de 'Fallin', el primer single de Alicia Keys....