Haerts / Haerts

-

- Publicidad -

Haerts / Haerts

haertsA principios de 2013 Haerts publicó un EP, ‘Hemiplegia’, que contenía al menos 3 canciones prácticamente perfectas. ‘Wings‘, el primer single, hizo que muchos recordásemos ese tipo de temas, tipo ‘Let the River Run‘ de Carly Simon, que no necesitan más que una escucha para instalarse en tu cerebro y quedarse ahí para siempre. Los coros, la voz de Nini Fabi, la evocadora melodía y la producción synth-pop de St. Lucia hacían de ‘Wings’ una puta joya pop.

Pero ahí no se acababa la cosa: ‘Hemiplegia’ y, sobre todo, ‘All the Days‘ volvían a conseguir el milagro. Ambas, capaces de levantarte del sitio y con una producción elegante, eran como si a las canciones de Chvrches les hubieran dado un punto de épica gracias a las percusiones y, otra vez, al particular timbre de su vocalista.

- Publicidad -

A partir de aquí empezó la larga espera. Ficharon por Columbia Records y prescindieron de St. Lucia optando por la autoproducción. Prometieron que el Lp estaría para finales de 2013 y tuvimos que esperar hasta marzo del 2014 para poder saber por dónde irían los tiros. En ‘Call my name‘ no había ni rastro de épica pero a cambio nos regalaron una balada etérea que sonaba como si Fleetwood Mac hubiesen vuelto al estudio a grabar un compendio de synth-pop. También sonaba a ‘Lady in Red’ de Chris de Burgh y a canción para los títulos de crédito de ‘Drive’. En septiembre publicaron ‘Giving Up‘ -si buscáis «grower» en el diccionario aparece este tema- y por fin pusieron fecha de lanzamiento para el disco: 27 de octubre.

En estos casi dos meses, el quinteto de Brooklyn ha ido publicando en su web varias canciones en una estrategia de lanzamiento bastante absurda a la par que desesperante. ¿De qué sirve esperar la publicación de un disco del que conocemos 10 temas de 12? En este caso para comprobar que -además de a Fleetwood Mac, Chvrches y Chris de Burgh- también han metido a los Cardigans en la túrmix. Desde ‘Live and Learn’ no escuchaba unos coros tan buenos como los de ‘Heart’, el tema con el que abren el disco. Y no terminan aquí las comparaciones con la banda sueca: ‘No One Needs to Know’ podría ser perfectamente el ‘For What It’s Worth’ de Haerts. No cuesta nada imaginarse a Nina Persson cantándola.

- Publicidad -

Llevamos ya 7 canciones de 12, y la media no baja del notable alto, cuando nos encontramos con ‘Lights Out’ sin saber si vamos a salir a la calle con pancartas con el nombre del grupo a hacerles promoción o si entonaremos el «tiene mucho relleno» habitual. Tras un minuto y 12 segundos de misterio, vamos preparando la pancarta: tienen un don para adornar canciones aparentemente simples con arreglos finísimos ante los que es imposible no maravillarse. Sin excesos ni florituras. Todo en su justa medida.

La edición normal del disco termina con ‘Be the One’ y ‘Hope’. La primera no es que no esté a la altura del resto, es simplemente que como decía Kirk Douglas en ‘Cautivos del Mal’, no se puede hacer una película en la que todas las escenas son grandiosas porque entonces se pierde el ritmo (la cita es aproximada). ‘Hope’, por otra parte, supone el cierre perfecto para un trabajo así. Una balada marca de la casa, si es que se puede aplicar esa expresión a un grupo con sólo un larga duración en el mercado, que recoge todo lo mostrado anteriormente y te deja con ganas de más.

De los dos bonus tracks de la edición iTunes nos quedamos con ‘The Creek’, que, de nuevo podía haber estado en cualquiera de los dos últimos discos de los autores de ‘Long Gone Before Daylight‘ y nadie habría notado el cambiazo. ‘One Life’ llega tan tarde que apenas le haces caso porque lo único que quieres es volver a empezar de cero pero, ojo, que tiene toda la pinta de crecer con las escuchas.

La semana pasada, con motivo de la publicación de ‘Indies, hipsters y gafapastas‘, se dijo que el espíritu de esta web, más que cogérsela con papel de fumar con una actitud esnob y elitista, consistía en compartir y dar a conocer grupos que no gozaban de un reconocimiento masivo. A mí particularmente me cuesta mucho entender cómo un grupo con canciones tan accesibles y tan buenas como las de Haerts no está vendiendo millones de copias y acaparando la atención de todos los medios. De hecho, es lo que quiero. Un mundo con ‘Wings’ en el nº1 de todas las listas siempre será un mundo mejor y más justo.

Calificación: 8/10
Te gustará si te gusta: el POP, así en mayúsculas; los grupos que más que componer construyen las canciones; Chvrches, Fleetwood Mac, The Cardigans; ponerte un disco al llegar a casa después del trabajo e imaginarte como sería tu vida si fueras un personaje de una película.
Canciones destacadas: ‘Wings’, ‘Heart’, ‘All the Days’, ‘Call my name’.
Escúchalo: Spotify

Lo más visto

No te pierdas