Quantcast

Belako arrasan el sábado en Santander Music

-

- Publicidad -

Belako arrasan el sábado en Santander Music

smf15s_vidalafoto-18El sábado disfrutamos de la última jornada del Santander Music Festival, donde el mayor éxito lo tuvieron los jovencísimos y guapos integrantes de Belako, Xoel López abrumó con su pesismismo naïve y los Crystal Fighters derrocharon su ya recurrente optimismo.

Como suele ser costumbre en todos los festivales, el sábado es el día con mayor asistencia, y el Santander Music Festival no ha sido una excepción. Con un lleno casi absoluto y un público mucho más joven que los días anteriores, el último día de conciertos comenzó a cobrar fuerza con el directo de Belako. Este cuarteto vasco demostró que hay mucho talento nacional emergente a tener en cuenta fuera del circuito habitual Madrid-Barcelona. Hace unos días hablamos con ellos sobre sus planes más inmediatos. Con respecto al directo, además de ser enérgico, sorprendió hasta a los más escépticos. Comenzaron su actuación con ‘False Step’, tocaron una versión de ‘Sinnerman’ de Nina Simone, y terminaron con ‘Haunted House’ y ‘Aargan Bez’. Cristina a la voz y las teclas; Lorena, encargada del bajo, el teclado y las voces; Josu con la guitarra y los teclados; y Lander a la batería, dieron un directo que llevó a un desfase en el que cada miembro del grupo terminó tocando otro instrumento y demostraron por qué son una de las bandas jóvenes más potentes a tener en cuenta.

- Publicidad -

El gallego Xoel López, icono de la tendencia indie-naïve-torturada patria encantó a sus fans y a los asistentes al festival. El músico antes conocido por su faceta angloparlante en el grupo Deluxe deleitó a sus seguidores con canciones de su último trabajo, ‘Paramales‘, que fue publicado el pasado mes de mayo. Tras ‘Reconstrucción’, publicado en el año 2008, y ‘Atlántico’, que vio la luz en 2012, han transcurrido tres años desde que diera a conocer un álbum. En su directo de catorce canciones no pudieron faltar ‘Historia Universal’, ‘Tierra’, ‘De Piedras y Arena Mojada’, ‘Todo lo que merezcas’ y ‘Yo sólo quería que vinieras a bailar’. A pesar de una buena puesta en escena, un gran sonido en directo y muchos años sobre los escenarios, es inevitable pensar si el indie tristón de metáforas poperas tiene cabida en un panorama actual musical, donde tanto el público como la forma de ver y entender la música están cambiando a pasos agigantados. La melancolía es bonita, pero quizá no tanto como para ser el tema central de cada una de las canciones.

smf15s_vidalafoto-30

- Publicidad -

Crystal Fighters dieron un concierto en el que cada uno de los asistentes brincó y cantó cada una de sus ya conocidas canciones. Con su habitual escenario bucólico floral en el que el verde, las buenas vibraciones/energías y el incienso son como un miembro más de la banda, no necesitan más que empezar a ambientar el directo con la batería para que la gente ya esté con ganas de bailar y abrazarse mutuamente. Sólo cuentan con dos discos a sus espaldas, ‘Star Of Love’ del 2010 y ‘Cave Rave’ del 2013, sin embargo, cuando comienzan a tocar ‘Solar System’, ‘You & I’, ‘Love Is All I Got’, ‘Wave’ y ‘Xtatic Truth’, el público se vuelve loco. ‘I Love London’ es, como siempre, la más esperada por todos los asistentes a sus conciertos. Los luchadores de cristal cumplen con su cometido en directo, consiguen que la gente baile, chille y se quede con más ganas de fiesta.

smf15s_vidalafoto-40

En cuanto a los DJ Sets de la noche, Virginia Díaz de Radio3 ambientaba en el escenario pequeño las pausas entre conciertos, y Nasty Mondays, los conocidos DJ de la sala Apolo de Barcelona, que cerraron el festival, consiguieron hacernos volver al pasado (en el buen y el mal sentido). Virginia Díaz pinchó cosas tan variopintas como ‘Cumpleaños Total’ de Los Planetas o ‘Such Great Heights’ de The Postal Service para terminar con ‘Killing In The Name’ de Rage Against The Machine. Una mezcla correcta y divertida, pero que no sorprendió a nadie. Los Nasty Mondays, que llevan diez años ayudando a ligar a distintas generaciones pre/post adolescentes y guiris en Barcelona, dieron lo que la gente quería, lo de siempre para gustar a todo el mundo. ‘Are You Gonna Be My Girl’ de Jet, ‘If You Wanna’ de The Vaccines, ‘Brianstorm’ de Arctic Monkeys, ‘What You Know’ de Two Door Cinema Club o ‘Chelsea Dagger’ de The Fratellis estuvieron en su selección. Una especie de vuelta al pasado donde el indie era todavía lo más nuevo y fresco del panorama musical.

Lo más visto

No te pierdas