Girl Band / Holding Hands with Jamie

Por | 08 Oct 15, 0:14

girl bandCuenta la leyenda que Dara Kiely, líder del cuarteto de noise rock irlandés Girl Band, sucumbió a un colapso emocional poco después de escribir una de sus mejores canciones, ‘Lawman’, que, al parecer, provocó en él un “complejo de superhombre” por el cual terminó ingresado en un hospital durante seis meses bajo los cuidados de su madre. Kiely, que ha llegado a vivir en una tienda de campaña… en el jardín trasero de su casa, en plan Bart Simpson, dedica varios pasajes a su estancia en aquel hospital en las canciones del álbum debut de Girl Band, ‘Holding Hands with Jamie’, que ha editado Rough Trade este mes de septiembre.

Si los primeros trabajos en corto del grupo, especialmente ‘The Early Years’, en el que además de ‘Lawman’ venía una versión absolutamente espectacular del clásico del techno ‘Why They Hide Their Bodies Under My Garage’ de Blawan, prometían, ‘Holding Hands with Jamie’ es la confirmación sólida de que Girl Band, que, por cierto, no incluye a ninguna chica entre sus filas, ha venido para quedarse y para demostrar lo que ya sospechábamos, que tras esas canciones interesantes pero sin tanta chicha había un grupo ambicioso con posibilidades de hacer algo notable de verdad.

La gran baza de ‘Holding Hands with Jamie’ es que el grupo, compuesto por Kiley (voz), Alan Duggan (guitarra), Daniel Fox (bajo) y Adam Faulkner (batería), ha sabido trasladar lo más atractivo de sus primeras composiciones, esto es, su tensión a puntísimo de volarlo todo en mil pedazos (atención a ‘The Witch Dr.’), su gusto por la experimentación con estructuras ortodoxas propias de la música electrónica, su enfoque en las texturas robustas y vigorosas de sus instrumentos y la fiereza destructiva de su aclamado directo en un álbum arrollador que, con los mismos ingredientes de siempre, logra algo que solo los buenos discos de verdad logran: sonar fresco y diferente.

‘Holding Hands with Jamie’ destaca por su sangrante visceralidad. No en vano, TIU ha descrito su sonido como “guitarras al borde de un ataque de nervios”. En este estado encontramos constantemente a Girl Band: desde la inicial ‘Umbongo’, portentosa en su ruidismo desinhibido y autodestructivo, hasta la final ‘The Witch Dr.’, pasando por cortes tan destacables como ‘Pears for Lunch’, en el que Kiley canta sobre masturbarse viendo ‘Top Gear’, o el psicótico ‘Baloo’, de compleja estructura, ‘Holding Hands with Jamie’ es un frenesí noise implacable y sin límites.

Aunque en realidad a lo que más se termina pareciendo Girl Band es a Big Black, a The Fall o a los primeros Liars, es imposible no pensar que el grupo ha conseguido en ‘Holding Hands with Jamie’ un sonido propio. Kiley, que se pasa la mayor parte del tiempo enunciando las frases de sus canciones como si estuviera a punto de volverse completamente loco, y sus compañeros de banda destacan aquí sobre todo en dos canciones: ‘Paul’, una exploración delirante, casi demoníaca de sus inquietudes post-punk que se desarrolla hasta un clímax imponente; y ‘Fucking Butter’, que es, en pocas palabras, la sublimación del sonido de este disco y, por extensión, su gran obra maestra.

Dado el gusto de Girl Band por la distorsión y la decadencia, no puedo dejar de pensar que ese Jamie al que el grupo le da la mano en el título de su disco es Jamie Stewart de Xiu Xiu, otro grupo que se las trae. Ambas bandas, de hecho, hacen buena pareja: con poco le sacan partido a su música de maneras pocas veces oídas y eso siempre es de agradecer en esta época donde Internet ha puesto a nuestro alcance a tantos grupos que resulta más difícil que nunca quedarse con el bueno de verdad. Pero Girl Band es uno de esos grupos y ‘Holding Hands with Jamie’ es motivo suficiente para comprobarlo.

Girl Band tocan hoy en la sala Almo2bar de Barcelona y mañana 9 de octubre en la sala Siroco de Madrid como parte del festival Villamanuela.

Calificación: 8/10
Lo mejor: ‘Paul’, ‘Fucking Butter’, ‘Pears for Lunch’, ‘The Witch Dr.’
Te gustará si te gusta: The Fall, Liars, Joanna Gruesome, Aliment
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • Juancho Powers

    Acaban de estar en Santiago dentro del festival WOSINC. Conciertazo BRUTAL con el cantante revolviéndose y saltando a lo loco en su silla de ruedas porque se había roto no sé qué ligamentos del tobillo. Fue antológico.

Send this to a friend