Carta abierta a ‘Masterchef’

Por | 07 Abr 16, 0:48

masterchefEn un país en el que el Presidente del Gobierno en funciones se está planteando llevar a España al siglo XXI eliminando la siesta de la vida de sus ciudadanos (sí, por aquí también hemos flipado con los medios internacionales –1, 2 y 3-); bien podría empezar el susodicho apretando las tuercas a la televisión pública. ¿Cómo es posible que un programa acabe más allá de las doce y media de la noche? Si esta nueva edición tiene éxito, los españoles nos alzaremos como los responsables de una nueva crisis mundial, por ser incapaces de levantarnos a las siete de la mañana.

¿Hacen falta más de dos horas y media para contar quiénes son los nuevos concursantes de Masterchef? Querida Televisión Española: NO. Si lo dudáis, no tenéis más que echarle un vistacillo a los programas internacionales, y ver cómo son capaces de contarlo todo en menos de hora y media. ¡Y sin necesidad de fijar planos de gente que llora durante casi dos minutos!

Yendo más allá: ¿de verdad os hace falta contar un casting? Después de todas estas ediciones, ¿es necesario explicar cómo funcionan desde el principio, de forma pormenorizada? ¿No basta con presentarnos a los concursantes elegidos y ya? ¿De verdad da material suficiente como para robarnos ciento cuarenta y cinco minutos de sueño?

La pena es que el programa tiende además a fijarse en las historias de los participantes que no tienen ningún tipo de interés. ¿Nadie normal se presenta a Masterchef? Por favor, basta ya de huérfanos, de familiares muertos el día de antes y de gente que quiere cambiar su vida. ¿Aquí no se viene a cocinar? Pues eso es lo que queremos ver: queremos saber más de cocina, dejaos de rollos. ¿Que os queréis enfocar en sacar algunas curiosidades? Fenomenal. Poned el foco en la madre y el hijo que se presentan juntos, o en las gemelas, pero no en las trescientas personas cuya historia lacrimógena tiene bastante poco que ver con lo culinario.

Etiquetas:
  • Licia5

    WOW!! Esto bien podría referirse a cualquiera de los reality de Televisa o Tv Azteca. Mi solución fue renunciar a la tv, tiene años que no veo contenido alguno transmitido por los canales mencionados porque son un insulto a todo aquel con más de tres neuronas funcionando, de hecho la tv de cable si la veo unas pocas horas dos días a la semana es mucho.

  • Pincho

    Me pareció un primer programa super casposo. A lo que comentáis añado que me dio verdadero asco el rollo flirteo de la presentadora y alguno del jurado… Eva: “quería que entraras porque eres muy guapo!”. Pepe mirando con cara de viejo verde a la presentadora venezolana. Los jueces medio riéndose porque el chaval filipino le había dicho a Jordi que era guapo. En fin… una muestra de la España más rancia.

  • Pedro

    Toda la razón Pincho. Lo de Pepe con la venezolana fue de un viejo verde tremendo, pero es que lo de Samantha con en tontolaba ese de las greñas aún más. This is Spain.

  • Pedro

    No sé de qué os sorprendéis. Las sonrisas y lágrimas del primer día ya son un clásico, aunque la cosa vaya cada vez más a peor. A ver si con el nuevo gobierno, si es que lo hay, se lavan la cabeza de tanta caspa. Lo de los horarios no tiene nombre, y ayer aún que empezaban a las 22.15 porque a la que haya un día de futbol op cualquier mierda se va a las 22.45.

  • Cheshire Cat

    No voy a hablar de Master Chef en particular, que no lo veo, sino de la tv en general. La tv en España tiene tres problemas muy obvios, dejando aparte lo tarde que comienza el prime time.
    1. Cortes publicitarios eternos. 2 minutos de serie, 10 de anuncios. Está pasando.
    2. Excesiva duración de los programas y series, convirtiéndolo todo en tedio.
    3. Ser incapaces de fidelizar a la audiencia tratando sus productos como es debido.

  • Muy de acuerdo, en el programa de ayer hubo muchísimo baboseo, me pareció todo incluso más rancio que otros años.

  • Ding Dong

    Y siempre los mismos perfiles, una abuela, un hombre de campo, una jovencita ñoña…

  • Warp

    Estoy de acuerdo en cuáles son los males, pero no el tercer punto. T5 ha logrado que esos males sean sus cartas de triunfo: telerrealidad estirada hasta las cuatro horas de programa, personajes totalmente anodinos, contenidos inexistentes. Pero GH en sus distintas ediciones, Sálvames o Got Talents triunfan descaradamente.

    Lo peor es con las series. La duración de 45 minutos de los episodios en las series americanas me parece ideal ¿por qué no aprenden aquí a agilizar las tramas?

    No vi Masterchef ni pienso hacerlo y menos tras el artículo de JNSP.

  • 100% de acuerdo. He prescindido comentar cuando sacaron lo de la portada de Interviú de la venezolana. “Venga, que deje de cocinar y dale un delantal blanco”. ASCA VIVA.

  • GinTONIC

    Yo también estoy de acuerdo en esa crítica generalizada, especialmente a la duración de los programas y lo tarde que empieza el prime time. De hecho el otro día viendo El Caso, me sorprendió ver como en la mosca de arriba a la derecha ponía “este programa acaba antes de las 00:00” como si eso fuese algo tan novedoso, que lo es cuando debería ser lo normal. No entiendo que series o programas familiares como pueden ser Masterchef, Got talent, LQSA y demás acaben tan tarde y luego pretendamos que la juventud esté despierta para ir al cole o al instituto al día siguiente.

  • OSCAR

    se puede decir mas alto pero no mas claro… pero vamos esto se aplica también para la mayoría de Talet Shows… formatos que tomamos de otros ámbitos y aquí los convertimos en Frikitown porque parece que solo tarados y enfermos se presentan a estos concursos…y cuando aparece alguien “normal” se le crucifica y desecha

  • ray manta

    AMEN a todo. Yo no sigo ningún programa de la televisión, me es imposible trasnochar, no aguanto los cortes eternos para publicidad y el maltrato a pelis y series es terrible (y no es algo reciente).

    Tengo una tele grande y ya la usaba más como pantalla de ordenador que como televisión. Desde que tengo Netflix ya ni me molesto en ponerla en modo tele, esta siempre como pantalla de ordenador. Y a veces, a veces, veo on-line 10 minutos de algún informativo o el tiempo.

    Alguna vez me asomé a ver Master Chef y me pareció lamentable. A mejor seguro que no ha ido.

  • paninaroh

    SI FUE PURA MUY PURA EXTREMADAMENTE PURA CASPA

  • Beecher

    Lo más gracioso es que en Mchef, como en todos los talent shows, la palabra más repetida es “sueño” con todos los complementos imaginables (quiero cumplir mi sueño, siempre ha sido mi sueño, mi [email protected] tiene que estar ahí porque su sueño es la cocina/música/danza/macramé/whatever, blah blah blah…). Coñe, pues bien que se afanan los directivos en que los televidentes no puedan cumplir su sueño. Su sueño de dormir a la hora que deberían.

  • Pedro

    Una televisión pública debería fomentar valores de compañerismo y no ensuciarlos a costa de guionistas que buscan un conflicto inexistente desde el programa 1. No entienden que lo que queremos ver es competición y que nos la pela si una se lleva mal con sus padres o no. El rumbo que está pillando el programa se acerca más a Telecinco que a lo que debería ser TVE. Los presentadores caen cada vez peor, incluso Eva obligando a decir los motivos por los que está dando los cestos con lazo o sin. Pero a ver, tía, que no ves que el chaval lo está haciendo por afinidad? eso sí, luego a machacarlo por haber repartido los cestos como los repartió. Veo la tele para entretenerme, no para que me de mal rollo de lo sucia que puede ser.

Send this to a friend