Hermanos Cubero / Arte y orgullo

Por | 11 Abr 16, 12:59

Los-Hermanos-CuberoLo primero que pensé cuando escuché por primera vez a los Hermanos Cubero, a su folk alcarreño acústico con toque bluegrass, fue que me sonaban demasiado … rústicos. Pero, a medida que me los fui encontrando, fui entrando en esa música popular castellana que practican por gusto y, sobre todo, por convicción. Defienden a ultranza su sonoridad, su manera parca, terrenal y desnuda de hacer las cosas, sin dobleces. Como recompensa, están llegando a más público del que teóricamente parecía tocarles.

‘Arte y Orgullo’, su tercer álbum, es el más accesible. Los anteriores, aunque interesantes, podían acabar resultando un poco arduos para los no iniciados. Siguen los dos solos, haciendo canciones de raigambre popular, sin enchufar ni la guitarra ni la mandolina (basta escuchar esa contundente proclama con la que abren, ‘¿Quién electrificaría su alma?’). Pero han aumentado la cadencia, aproximándola de algún modo al ritmo de canción pop, la influencia bluegrass está más diluida, han virado hacia una temática más realista y aguerrida, menos bucólica y han aligerado el conjunto, dando lugar, también, a su mejor disco.

Lo reivindicativo se cuela en una serie de canciones laborales, desde la pizpireta ‘Por ganarme la vida’ a la tradicional ‘Ya se está poniendo el sol’, pasando por la divertida y combativa ‘Trabajando en la MCA’, que es la más americana de todo el conjunto y un alegato contra los sindicatos, donde aparecen hasta Lynyrd Skynyrd. Todas tienen en común su ataque no al trabajo en sí, sino a las condiciones laborales, a aquellos que convierten un empleo en algo alienante. Porque después, en ‘Arte y orgullo’, la canción que da título al disco (otra declaración de principios), lo que defienden es eso: el trabajo hecho con pundonor y dignidad. El que merece la pena, vamos. Los Cubero se muestran cabreados, pero optimistas y positivos. Aparte, no todo es currar; las mejores piezas son ‘Fabricando buenos tiempos’, canto a las salidas poco planificadas, a la diversión espontánea; el himno-anti pereza ‘Levántate’, las instrumentales ‘Isolda y Tonelilla’ y ‘Jota antigua’ (otro de los temas tradicionales que han recuperado) y la críptica ‘Maldita Urraca’.

‘Arte y Orgullo’ será una gran escucha para aquellos que busquen letras (y vivencias) cercanas, para los que gustan encontrar raíces tradicionales y locales en el pop y rock, más allá de las muy manidas referencias anglosajonas, para los fans Lorena Álvarez y su Banda Municipal o los de Klaus & Kinski reivindicando la jota.

Calificación: 7,3/10
Lo mejor: ‘¿Quién electrificaría su alma?’, ‘Por ganarme la vida’, ‘Fabricando Buenos tiempos’, ‘Trabajando en la MCA’, ‘Maldita urraca’
Te gustará si te gusta: El folk (pero el de verdad), el bluegrass, Lorena Álvarez.
Escúchalo: Spotify
Cómpralo: Amazon

Etiquetas:

Send this to a friend