León Benavente: “La clave del grupo fue el boca a boca que se generó a raíz de los directos que se hicieron”

Por | 27 Abr 16, 9:24

leonbenaventeLeón Benavente, que toman su nombre de un tramo de carreteras que hay entre León y Benavente, por el que los “del norte exiliados en Madrid” pasan muy a menudo, dicen ser “viejos, muy viejos”. La formación viene de tocar con Nacho Vegas hace ocho o nueve años, de ser “vecinos de Conde Duque, del Fotomatón”. En algún momento de inactividad de Nacho siguieron tocando y hasta hoy. Su primer álbum editado en 2013 fue un “sleeper” y hoy son top 5 de la lista de ventas con el segundo, el Recomendado2‘.

Hablamos con Abraham Boba y Luis Rodríguez sobre el nuevo disco del grupo, su carrera y los numerosos directos que les esperan, entre ellos el SOS 4.8 la semana que viene y el zaragozano CultureFest, del que incluso son cabezas de cartel, y se celebra el 24 y el 25 de junio. Después vendrán Bilbao BBK Live, Low Festival, Santander Music… Son decenas y decenas de fechas.

¿Esperabais o buscabais la repercusión que habéis tenido?
Luis: “Supongo que no lo buscábamos más que en cualquier otro proyecto que hubiésemos tenido por separado. Cuando haces algo siempre esperas que guste a la mayor cantidad de gente posible, pero en ningún momento nos planteamos: “vamos a hacer un disco, vamos a hacer música para muchísima gente o mucho más comercial de la que hacíamos por separado”. Nunca se planteó esa estrategia”.

“En ningún momento nos planteamos “vamos a hacer música para muchísima gente o mucho más comercial de la que hacíamos por separado””

Además del ritmo casi kraut, tan setentero, ‘California’ tiene un sonidillo que se repite todo el rato y que parece como de OMD, ¿es un sample de ellos o de otro artista o lo habéis creado todo desde cero?
Abraham: “No sé a qué sonidillo te refieres porque en el disco no hay ningún sample. Igual a lo que te refieres es a lo que suena al comienzo. Es una caja de ritmos de los 70 que también usamos en ‘Década’, que sale en el primer disco. Dimos muchísimas vueltas al comienzo de esta canción porque también intuíamos que es la que abriría. De hecho llegamos a hacer como nueve mezclas distintas de ella y probamos muchas cosas hasta que dimos con la idea de volver a incluir esta caja de ritmos que ya habíamos usado. Lo que pasa es que es una caja de ritmos que se usaba en los años de OMD. Además, es un sonido muy característico”.

Hay infinidad de canciones sobre ‘California’: Grimes, U2, Joni Mitchell, hay una muy chula de Lula, ¿qué aporta la vuestra?
Luis: “Cada canción es diferente pero en este caso ‘California’ es un lugar que no existe. Se llama ‘California’ pero se podría llamar de cualquier otra forma. Obviamente se está jugando con el referente pop que existe ya en la propia palabra, el que le han dado todas esas canciones a lo largo del tiempo, pero para nosotros es un lugar de huida que no existe”.

También he leído que hacéis una referencia a ‘La Broma Infinita’ de David Foster Wallace. ¿Por qué?
Abraham “Bueno, no es una referencia expresa a ese libro pero sí que es verdad que se juega con el doble sentido del título del libro y de la frase en sí, que tiene sentido dentro de la canción. No es una referencia explícita al libro pero sí, siempre me han hecho gracia esos dobles sentidos”.

Hay una referencia a Triángulo de Amor Bizarro en esta canción y un homenaje reconocido a El Columpio Asesino en la siguiente. No es que sea muy normal que la gente cite como influencias cosas tan recientes, lo fácil es reivindicar cosas más viejas y sobre todo extranjeras, ¿qué queréis decir con esto?
Luis: “Bueno, tampoco hay una intención. En el caso de El Columpio, el pequeño homenaje o lo que hacemos es una consecuencia de la amistad que tenemos con ellos y porque es un grupo que nos gusta. Nos pareció primero algo lícito”.
Abraham: “Tampoco es que nos saliera decir: “venga, vamos a hacer un homenaje a El Columpio””.
Luis: “No, no, en absoluto. Pero esa parte puede sonar a algo que también utilizan ellos en su música y ninguno de los cuatro tuvimos ningún problema en incluir esa parte”.
Abraham: “Sí que es verdad que es mucho más fácil tener referentes antiguos o extranjeros, pero todo eso se da por sabido y ya está más que bien entendido en la música independiente de este país, pero no creo que nadie deje de estar al tanto de la música que le rodea, los músicos con los que toca. Esos músicos posiblemente tengan las mismas referencias que tú, conocerán los mismos discos, y muchos de los grupos de ahora seguro que compartimos referencias. Para hacer canciones es muy interesante darte cuenta de lo que tienes más cerca y no irte tan lejos, aunque tengas muchos puntos de conexión con cosas antiguas. Por ejemplo, ‘Tipo D’ sí que es verdad que en el comienzo te puede llevar a El Columpio, pero te puede llevar a otras mil referencias que posiblemente a ellos también les llevaron a hacer esa canción. Nos parece genial reivindicar dos grupos como El Columpio Asesino y Triángulo de Amor Bizarro que nos encantan”.

“‘Tipo D’ es como el colmo de la ironía”

¿Tenéis pensado qué hacer si ‘Tipo D’ no se convierte en un hit después de intentarlo tan descaradamente?
Luis: “Es que creo que hay gente que no lo está entendiendo bien. Cuando Abraham canta “quiero que esto sea un hit” no es que nosotros queramos que esa canción sea un hit, hay que ver esa frase dentro del contexto de la canción”.
Abraham: “A mí siempre me ha gustado jugar con la ironía, al menos escribiendo. En la vida real es otra cosa, pero esta canción obviamente es como el colmo de la ironía. Está hecha expresamente para eso, con esa intención, desde el principio hasta el final. Estás diciendo cosas de forma irónica que no quieres en absoluto y metes esa frase, que es una especie de trampa también, porque obviamente es una canción irónica”.

¿Por qué un videoclip tan estético para una canción así?
Luis: “Cuando empezamos a hacer un videoclip intentamos huir del videoclip con historia, que a mí personalmente no me gusta nada. Me da mucha pereza. Entonces nos pusimos en manos de Sara Condado y lo que nos propuso nos pareció bastante guay, pero sí que había cierta alergia a la cosa de la historia”.
Luis: “Tampoco somos muy de los videoclips”.
Abraham “Partiendo de la base de que el videoclip tampoco es un formato que nos guste demasiado, a ella la conocemos bien, le pusimos esta canción y tuvo esta idea y la llevamos a cabo, es una idea sencilla y sobre todo que no despista. Quizá por ser un videoclip tan estético no despista de la canción, hay veces que el vídeo se acaba comiendo a la canción en vez de complementarlo”.

¿Por qué no sois amantes del mundo videoclip?
Luis: “No, no, si a mí me encantan los videoclips. Pero cuando los tengo que hacer yo, no. Es una pesadilla”.
Abraham: “Creo que es eso, a todos hay videoclips que nos gustan, pero a la hora de hacerlos no somos muy buenos”.
Luis: “El hecho de empezar a participar en videoclips hace que cuando veas un videoclip no solo disfrutes sino que también te pongas un poco en la piel de la gente que hay detrás haciendo las cosas y lo valoras de otra forma, con un poco más de cuidado, porque es una chapa muy gorda”.
Abraham: “Pero bueno, obviamente hay que trabajar muy bien, es un género muy interesante”.
Luis: “Nosotros lo último que hicimos fue bastante corto”.
Abraham: “Sí, acabamos de hacer otro videoclip ahora, al final nos va a acabar gustando, pero sí que es verdad que nos gusta hacer cosas sencillas que complementen la canción”.

¿Por qué cita a Lady Di exactamente esta canción y no a otra persona? Bruce Lee y James Dean, aunque con una sílaba menos, también cabían.
Abraham: “Porque es un icono pop igual que también lo es Marilyn Monroe. Norma Jean, al igual que el Watergate, aunque no tengan nada que ver, son iconos pop y esa canción es una enumeración y aparecen muchos de ellos. Podrían haber sido muchos otros, sí, de hecho, seguro que en directo acaba cambiando en algún momento”.

“Sin que suene muy pretencioso y aunque no queramos, acabamos como intentando resumir muchas de las cosas que se han hecho en España en los últimos años”

En el disco se citan grupos internacionales como The Smiths o Can, ya imaginamos por qué, pero hay otra cosa más interesante. ‘Gloria’ tiene un aire a ‘Mi DNI’ de Pony Bravo, ‘La vida Errando’ tiene referencias a Jesús Llorente de Acuarela y Nacho Vegas, junto con lo de Triángulo y El Columpio…  sabiendo que sois un supergrupo y que el disco es tan distinto al anterior, mola pensar en vuestro disco como si hubierais planteado recopilar lo mejor del pop español de los últimos años. ¿Ha sido la intención?
Abraham: “Pues hombre… es una intención bastante… Decir eso es querer pretender mucho, pero sí que es verdad que ya desde el primer disco hay una idea de querer resumir en nuestras canciones mucha de la música que se ha hecho en España durante los últimos veinte/treinta años. Es verdad que nosotros empezamos a vivir todo este panorama de la música independiente hace veinte años, cuando nacía. Supongo que viene de haber tocado también ahí, yo que sé, por ejemplo Luis viene de otro mundo totalmente distinto”.
Luis: “De Marte. Del rock no tan indie”.
Abraham: “Sí, bueno, siempre ha estado muy relacionado con ese mundo y al final no deja de ser música que se ha hecho en este país durante años y que de alguna manera siempre nos ha acompañado y siempre nos ha interesado. Entonces, sin que suene muy pretencioso y aunque no queramos, acabamos como intentando resumir muchas de las cosas que se han hecho en España en los últimos años”.

‘Nuevas tierras’ tiene un punto cósmico y espacial gracias a la colaboración de Banin, ¿buscabais expresamente ese toque escapista que le da o estabais abiertos a sus ideas?
Abraham: “Estábamos totalmente abiertos, de hecho le enviamos la canción desnuda prácticamente para que grabase lo que quisiera y fue él el que nos envió ocho pistas de sintes. Acabaron yendo todas, y de hecho la canción acabó teniendo todo el sentido cuando él aportó lo que tenía que aportar. La canción ya la teníamos grabada, nos encontramos en un concierto en Granada en el que coincidimos y le propusimos que colaborase porque creíamos que podía hacer algo que llevase la canción donde la tenía que llevar… y lo hizo totalmente”.
Luis: “Solemos tener bastante suerte porque damos toda la libertad a la gente que proponemos colaboraciones, sin darle ninguna directriz más que sean ellos mismos. En el primer disco estuvo Irantzu Valencia de La Buena Vida: aportó algo que hizo otra canción, la hizo mejor. También tenemos otra colaboración con Joseba Irazoki, que metió unas guitarras y unos ruidos fundamentales en la canción. Tenemos esa suerte a pesar o precisamente por dar toda esa libertad”.
Abraham: “Igual no son cosas que estén premeditadas de “¡Ah! Es que tenemos que colaborar”, sino que de repente cuando tenemos la canción pensamos: “hostia, pues estaría guay que aquí alguien grabase algo” y se lo proponemos y si lo acepta es estupendo. Y sí es verdad que todas las colaboraciones que hemos hecho han sido súper necesarias para las canciones”.

Con motivo de ‘Celebración’ decís que teníais una canción que no cabía en el disco. Sorprende porque no parece asustaros la variedad estilística. ¿Acaso era muy folk?
Abraham: “No, no era… no sé, no sabría definirla, no era folk. No tiene nada que ver con el estilo ni nada, es más con el conjunto de las canciones”.
Luis: “Cómo se relacionan con el resto”.
Abraham: “Jugamos mucho a eso, a que las canciones tengan sentido de forma independiente pero que también entren dentro de un conjunto y no tiene nada que ver con estilos ni con nada de eso sino más bien con la propia historia que tiene el disco. Y en ese caso sí, es una canción a la que dimos muchas vueltas también en la preproducción, antes de ir a grabarla. Acabamos grabándola y cuando la estábamos grabando pensamos que por qué le habíamos dando tantas vueltas antes de ir a grabar. No es que fuese una mala canción sino que no entraba dentro de este conjunto. Por eso decidimos hacer algo que en ese momento acompañase a todo ese momento de grabación, con ideas que ya teníamos. La última canción ya surgió en el estudio mientras estábamos grabando el resto del disco y ahí sí que vimos eso”.

“Cuando tienes que deshacerte en explicaciones con una canción es que la canción falla por algún sitio, no ha conseguido comunicar todo lo que tiene que comunicar”

Nos ha molado mucho el disco, pero ha de haber un poco de guasa en la frase “y qué queréis saber sobre las canciones / si están bien hechas, no hacen falta explicaciones” que sale en la última canción. ¡Pero si hemos recibido una nota de prensa de 6 páginas con las letras y una explicación de cada canción! ¿Por qué esta frase?
Abraham: “Porque, en el fondo, aunque la frase suene un poco a sentencia, no es irónica para nada. Es verdad. Lo que yo creo es que las canciones tienen que transmitir sensaciones, emociones, sin necesidad de que nadie te explique absolutamente nada, ni cómo está hecha, de qué trata, ni cómo se ha grabado, ni siquiera con qué instrumento se ha grabado, qué quiere decir lo que se está diciendo. Hay muchas maneras de enfrentarse a las canciones, pero sí que es verdad que cuando tienes que deshacerte en explicaciones con una canción es que la canción falla por algún sitio, no ha conseguido comunicar todo lo que tiene que comunicar”.
Luis: “Lo comparo a comer un filete, tiene que ser algo muy íntimo, te lo comes y sabes cómo sabe, no tienes que tener un tío que te diga “porque la proteína, porque la vaca estuvo…” Que pregunten tanto o tener que dar explicaciones sobre eso… es lógico que la gente quiera saber, pero por ejemplo, a mí, bueno creo que a todos, nos aberra un poco la entrevista típica que cogen frases, eso es ir muy, muy al detalle, destripar un poco la gracia que tiene escuchar una canción”.
Abraham: “También pienso en las canciones que más me gustan y yo nunca he oído al autor, al grupo que la haya hecho o al intérprete o lo que sea explicar de qué va la canción y a mí la canción me transmite lo suficiente. Por eso no sé, aunque suene a una intención un poco dura, creo que es así”.

Formáis parte de una liga ya de grupos triunfadores que puede vivir de esto, ¿no? Al menos vuestra gira es amplísima. ¿Hay otros artistas nacionales que os parece una injusticia que no hayan dado ese salto? ¿Qué recomendaríais a otros artistas para conseguirlo?
Luis: “¿Recomendaciones a otros artistas? No sé ni lo que voy a hacer yo como para encima pontificarlo, suena un poco a “tienes el truco, la fórmula”. No creo que tampoco seamos los más indicados para dar consejos sobre lo que hay que hacer. Sí que es verdad que hay muchos músicos y grupos interesantes y gente con muchísimo talento que quizá debería tener más repercusión, pero el mundo de la música siempre ha sido así, hay muchos factores externos, si yo lo supiese te aseguro que no estaría en esta entrevista, estaría en un yate ahí tomándome una langosta”.

Las letras del primer disco son muy distintas a este segundo ¿por qué? ¿Cómo creéis que han evolucionado?
Abraham: “¿Son muy distintas? ¿Te parece?”.

La sensación que me ha dejado el disco a nivel lírico ha sido de desconcierto, no sé si el mensaje que lanzáis es de optimismo, de cinismo, de si todo es una mierda.
Abraham: “Una cosa es el cinismo y otra la ironía. Sí que es verdad que las letras pueden tener más aristas que las del primero, pero es que en el primer disco también pasa, hay canciones que son más oscuras y hay otras que son más luminosas, hay otras que son más positivas, hay otras que juegan con ideas que pueden llevar más al optimismo, otras que van hacia el otro lado… no lo sé, creo que no hay ningún mensaje claro que queramos dar ni ningún mensaje concreto. En el disco aparecen muchas ideas, igual que aparecen muchas ideas en el día a día creo que de todos nosotros, de cuestionarse las cosas, de no tener razón de nada concreto y de estar continuamente como jugando con la duda. Sí que es verdad que el disco tiene un componente como de ir más hacia adelante, algo como mucho más enérgico y quizá como un poco más de esperanza que el primero, pero obviamente somos las mismas personas y hay cosas y temas que hemos tratado en el primer disco y que todavía se podrían ir tratando durante muchos años”.

“Este disco quizá sea más complejo que el primero en muchos aspectos, pero tampoco quiere decir que el primer disco sea un disco simple”

Si tuvieseis que poner una etiqueta al primer y segundo disco, ¿Cuál sería?
Luis: “A mí eso me cuesta mucho porque además siempre me costó bastante ponerle la etiqueta no sólo al grupo sino también a los discos. Sí que es verdad que podría decir del segundo que es un disco de un grupo de gente con más experiencia, pero no sabría qué más decirte”.
Abraham: “Este disco quizá sea más complejo que el primero en muchos aspectos, pero tampoco quiere decir que el primero sea un disco simple, nos gusta jugar con la simplicidad de las canciones, las estructuras y todo. Pero sí que es verdad que ha tenido un proceso de elaboración más meditado en muchos aspectos, por eso es más complejo que el primero”.

¿Por qué un título tan sencillo como ‘2’?
Abraham: “Con el primero propusimos un par de títulos y al final lo dejamos sin título y ya desde ese momento hablamos de titular todos los EP’s pero no titular los discos y seguir algo numérico y es por lo que lo hemos hecho. Y también porque el disco tiene demasiada información como para resumirlo en una frase o una palabra, yo al menos no lo he encontrado”.

¿Cuál es vuestra canción favorita del disco?
Luis: “Yo diría la última, ‘Habitación 615’, por muchas cosas, la canción me gusta mucho, la letra me parece acojonante, también de repente ver nuestros días, nuestra historia por México reflejada ahí, me gusta bastante. Y luego la canción tiene una cosa que me gusta mucho y es que realmente veo como tres canciones, veo tres ambientes muy definidos”.
Abraham: “En mi caso no tengo ninguna canción favorita”
Luis: “Bueno, ahora te digo esta pero mañana puede ser otra”.

A pesar de haber auto-producido este disco, habéis contado con Kaki Arkarazo para la grabación, lo ha mezclado Luca Petricca y lo ha masterizado Mike Marsh. ¿Por qué?
Abraham: “Trabajamos mucho antes de ir al estudio y eso ya hace que las canciones cuando van al estudio estén prácticamente cerradas en cuanto a producción. También nos gusta que las canciones sean bastante escuetas, bastante sintéticas y simples y esa es la idea que tenemos en la cabeza. No estamos cerrados a trabajar con nadie, de hecho planteamos varios nombres antes de empezar a hacer este disco y acabamos optando por la misma solución del primer disco porque es un método de trabajo que nos gusta y nos sirve, por eso acabamos produciéndolo. Luego ya otra cosa es la gente con la que contamos. Por ejemplo, fuimos a grabar al estudio de Kaki porque nos gusta cómo sonaban muchos discos que se han ido a grabar ahí y sabíamos que el entorno iba a ser propicio. Ya habíamos mezclado con él la primera vez, para las mezclas sí necesitamos un oído externo, alguien que venga de fuera pero con el que también sepamos relacionarnos y que la comunicación sea fluida. Si no es así puede ser un auténtico lío. Y luego lo del mastering es al final ir probando. La otra vez lo masterizamos aquí, pero como el proceso de mastering es una cosa tan misteriosa nunca sabes con quién vas a dar y acabas contando con las personas que han masterizado discos que crees que han sonado bien aunque luego todo cambia. Si un disco suena de una manera, por mucho que lo masterice una persona, no va a sonar mejor o peor y es un poco así, pero bueno. Quizá el próximo disco suene de otra manera, tengamos un productor, no lo sé, ya veremos”.

“La clave o el punto fuerte del grupo, más que venir de un artista conocido, fueron los directos y el boca a boca que se generó a raíz de los directos que se hicieron. Está mal que lo diga yo pero fueron muy buenos, veinte años en la música se notan”

Aunque tenéis mucho bagaje anterior, sí que es cierto que vuestro padrino cuando salió el primer disco en el año 2013 fue Nacho Vegas. ¿Creéis que estarías donde estáis si él no os hubiese apadrinado?
Luis: “Fue un apadrinamiento relativo porque lo que hicimos fue tocar con él y después nosotros montamos otra historia”.
Luis: “No fue sólo Nacho Vegas, también hubo mucha más gente, toda la gente con la que llevas trabajando toda tu vida, es decir, esto es casi un poco metafísica de la relación. No lo sé, está claro que perjudicial no es trabajar con alguien que es un artista consolidado con cierta visibilidad. Es lógico que, aunque sólo sea por curiosidad, todo ese público de Nacho se pueda acercar a León Benavente. Pero yo creo que la clave o el punto fuerte del grupo, más que venir de un artista conocido, fueron los directos y el boca a boca que se generó a raíz de los directos que se hicieron. Está mal que lo diga yo pero fueron muy buenos, veinte años en la música se notan. Eran conciertos muy enérgicos, donde la gente participaba mucho y se lo pasaba muy bien, son muchos factores, pero bueno. A Nacho como poco le tenemos que agradecer la nota de prensa esa tan chula que nos hizo porque es casi un relato”.
Abraham: “Está claro que al principio nos sirvió como carta de presentación. A día de hoy habría que ver cuánta gente que conoce a León Benavente sabe que formamos parte de la banda de Nacho Vegas, ojalá todo el mundo lo supiese. Al final el grupo ha acabado teniendo su camino, que Nacho ha sido el nexo y sin él este grupo no existiría”.

Ahora tenéis una extensa gira y ya vais a tocar en numerosos festivales como el SOS 4.8 y en otros como el Culturefest vais a compartir cabeza de cartel con grupos como La Habitación Roja, ¿cómo os sentís con esto? Es decir, tan sólo lleváis tres años como León Benavente pero ya os ponen al nivel de grupos que tienen veinte años como La Habitación, sois el gran reclamo.
Abraham: “Sí, sí, claro que nos gusta, obviamente, es un reconocimiento del trabajo que hemos hecho durante estos tres años y está bien. El tema de cabezas de cartel de festivales, como se rigen por leyes que ninguno de nosotros conocemos, entonces nunca lo puedes saber, pero sí, obviamente es genial”.
Luis: “Sí, sorprendidos y agradecidos. Es decir, son muchos años en la música, pero claro es que esto realmente a veces cuesta poder separar. Sí son tres años de León Benavente pero en realidad son veinte para poder hacer eso en tres años. No lo sé, muy contentos”.

Vuestros planes a corto/largo plazo.
Luis: “Hacer todos los conciertos que podamos”
Abraham: “Tocar, empezar la gira… vamos a hacer algunos conciertos de salas antes de verano, después algunos festivales y después de verano ya haremos gira de salas más extensa por toda la península, ir a México y si podemos hacer algún país más, mejor, también iremos. Ver el recorrido del disco…”

Etiquetas:

Playlist del mes

Send this to a friend