Quantcast

Whinnie Williams, de «chica del domingo» a «chica mala»

-

- Publicidad -

Whinnie Williams, de «chica del domingo» a «chica mala»

whinnie williamsEl caso de Jade Williams es el de una de esas artistas con talento pero que tardan en dar con la tecla de lo que quieren y pueden hacer. Su carrera comenzó en su Broxbourne natal, una localidad próxima a Londres, cantando en bandas locales de versiones de jazz y clásicos de los años 40 y 50. Cuando se aburrió de canciones de otros, comenzó a escribir las suyas propias bajo el alias de Sunday Girl y con una coartada pop, hasta que fue descubierta por un manager que en 2010 logró que la multi Polydor publicara su primer single, ‘Four Floors‘ (que llegó a remezclar Diplo, nada menos), al que siguieron un par de versiones de Laura Branigan y Pixies, y ‘Stop Hey’, un single co-escrito con Jim Eliot (que había trabajado con Kylie Minogue, Ladyhawke y Ellie Goulding). En su haber también se cuenta un par de featurings con Bright Light Bright Light Bright Light y Martin Solveig. Su colaboración con este le daba el que, hasta ahora, era su gran mérito: firmar como co-autora de ‘Turn Up The Radio’, tema incluido en ‘MDNA‘ de Madonna que producía Solveig y que fue single.

- Publicidad -

En 2013, Jade decidió acabar con Sunday Girl y empezar de nuevo de forma independiente como Whinnie Williams, lanzando tres notables singles, ‘You Don’t Love Me‘ (que, como ‘Nothing Can Stop Us’ de Saint Etienne, samplea ‘I Can’t Wait Until I See My Baby’s Face’ de Dusty Springfield), ‘Break Hearts In Your Sleep‘ y ‘Oopsie Daisy‘, que en 2014 quedaron reunidas en el EP ‘Bad Girl‘. En todas ellas, tanto en lo visual como en lo sonoro, se mostraba profundamente inspirada por esos oldies y ese jazz y soul que versionaba en sus inicios, como una suerte de Duffy y Rumer pero familiarizada con la electrónica, aunque también podría convencer a los que gozaron del primer disco de Meghan Trainor. Ahora, Whinnie regresa a lo grande con dos singles que despiertan interés de inmediato, que la dibujan como la Natalie Prass de 2016, solo que además es capaz de rapear e introducir guiños a Shangri-La’s (‘Real Damn Bad’, con sampler de un clásico de Lee Moses) o hacer algún guiño trap en un medio tiempo soul (‘Too Strong’). Sumado a su espectacular imagen de «Ángel de Charlie», Whinnie Williams se adivina como una auténtica bomba que podría estallar con su álbum de debut.

- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas