Tim Hecker / Love Streams

Por | 11 Ago 16, 14:15

TImHecker_El camino andado por el canadiense Tim Hecker hasta llegar a su nuevo trabajo ‘Love Streams’ ha deambulado por varios sellos hasta estrenarse ahora en 4AD. Un tránsito variado en el que ha colaborado con artistas tan dispares como Sigur Rós, Ellen Allien y Mogwai o que, incluso, le llevó a ser nominado al Oscar a la mejor banda sonora por su trabajo para ‘La teoría del todo’, junto a Ben Frost y Jóhann Jóhannsson. Sus trabajos, quizá por su carácter solemne y oscuro, le han servido comparaciones con –salvando las distancias– This Mortal Coil o Dead Can Dance, si bien podría tener tanto que ver el entorno donde se han producido, como sucedió con el aclamado ‘Ravedeath, 1972’ (se grabó en un día en una iglesia de Reikiavik), como la propia música.

Grabado de nuevo en Islandia, lo primero que llama la atención de ‘Love Streams’ respecto a obras anteriores de Hecker son las aportaciones vocales del Coro Islandés de Reikiavik, para cuya dirección ha recurrido al citado Jóhann Jóhannsson con el que tan buenos resultados cosechó el pasado año. Ojo, porque nada tienen que ver con lo que nuestra memoria nos puede traer de inmediato: ‘Medúlla’, el quinto trabajo de Björk y su posterior gira. Hecker se encarga de disipar cualquier referencia o idea preconcebida, trasladándonos a un hábitat más denso e intrincado.

Otro carácter fundamental de este álbum es la reminiscencia religiosa que se palpa en la composición. No solo por la presencia de órganos eclesiásticos (de los que el canadiense es un apasionado) sino también por emplear melodías que bien pueden tener su reflejo en partituras de música sacra, inspiradas en la música coral del siglo XV. Y, en tercer lugar, ‘Love Streams’ también está marcado por la influencia estética post-‘Yeezus’: el tratamiento vocal como un instrumento más. Con menos piano que su antecesor ‘Virgins’, más accesible, ‘Love Streams’ invita a un singular estado de abstracción, que permite fantasear mientras mantienes un hilo con la realidad. Audacia sin prejuicios que pese a emplear disonancias incómodas, a veces desagradables al oído, logra mantener la tensión necesaria para no perder el hilo.

Tim Hecker actúa este próximo sábado, 13 de agosto, en Madrid, dentro de la programación de los Veranos de la Villa, en un fin de semana en el que la electrónica es protagonista. Porque, además del show de Hecker, mañana viernes, 12 de agosto, también se podrá disfrutar del británico Sebastian Gainsbourough, bajo el pseudónimo de Vessel, productor de Bristol que pese a su juventud ya se ha ganado un nombre en la facción más experimental. Ambos conciertos se celebran en el Pabellón Satélite del Recinto Ferial de la Casa de Campo, con entradas a un precio de 12€, si bien se han puesto a la venta 100 entradas con 3€ de descuento. Sólo hay que aplicar el código “PROMO_CV16” en esta web.

Calificación: 7,8/10
Lo mejor: ‘Music of the Air’, ‘Castrati Stack’, ‘Voice Crack’ y ‘Black Phase’.
Te gustará si te gusta: Onehtrix Point Never, Ben Frost y no tan de lejos Brian Eno.
Escúchalo: Spotify
Cómpralo: Amazon

Playlist del mes

Send this to a friend