Sampha / Process

Por | 03 Feb 17, 12:16

samphaLa voz de Louis Armstrong en ‘100% Plastic’, el sample de Chi-Lites en ‘Timmy’s Prayer’ (que solo ha podido ser idea de su co-autor y biblioteca de “samples” andante, Kanye West) o el instrumento tradicional africano protagonista de ‘Kora Sings’ son tres de los pocos momentos en ‘Process’ en que el álbum debut de Sampha abre un umbral directo al pasado. El resto del disco es tan contemporáneo como, por ejemplo, los últimos trabajos de ANOHNI o James Blake. De hecho, a nadie debería extrañarle que tres de los artistas más importantes del momento hayan dado la espalda a los Grammy: con la música tan imaginativa y decididamente moderna que se hace actualmente, ¿por qué Sampha tiene más posibilidades de acabar nominado a un Grammy alternativo que Adele sonando a 1978? Pero Sampha ya ha conseguido un éxito mayor del que cualquier premio pueda proporcionar, haber colaborado con artistas del renombre de Kanye, Drake, Frank Ocean y Solange antes de haber editado disco alguno, aunque él mismo no entienda qué ven ellos en su talento, como nos ha comentado en una entrevista que publicaremos próximamente. ‘Process’ es exactamente eso que han visto estas estrellas en Sampha, un disco de R&B y soul moderno y emotivo en el que Sissay nos habla honestamente de la muerte de su madre o de sus inseguridades ante la vida o el amor.

Como productor, Sampha maneja estéticas cercanas al “wonky” de Hudson Mohawke y, en canciones como ‘Reverse Faults’ o ‘Under’, abre panoramas espectaculares capaces de evocar un cosmos cibernético parecido a las fantasías de Oneohtrix Point Never o de desplegar espacios de producción explosivos que parecen sacados de una fiebre digital. Pero lo mejor es que Sampha también escribe buenas canciones y ‘Blood on Me’, el excitante sencillo principal del disco, en el que el artista huye despavorido de un ente desconocido, es solo la punta del iceberg: la bailable ‘Kora Sings’ es una estupenda modernización de los “grooves” del oeste africano de los que bebe, mientras el lustroso acabado de ‘100% Plastic’ no obstruye la belleza de su melodía y ‘Timmy’s Prayer’ logra un balance saludable entre canción R&B clásica y su visión como productor. Al final la canción que termina destacando aquí es la más clásica de todas, la bonita balada a piano ‘(No One Knows Me) Like the Piano)’, en la que Sissay regresa al pasado, eso sí, para cantarnos sobre el piano que solía tocar en casa de su madre.

‘Process’ nos deja algunos momentos menores, como las baladas ‘Take Me Inside’ y ‘What Shouldn’t I Be?’ que, lejos de ser mejores que “Piano”, son bastante justas y nos hacen echar de menos el buen material incluido en los EP previos al disco, pero como producciones abren sendas que Sampha debería seguir explorando en el futuro. Como demuestra la hermosa balada R&B ‘Incomplete Kisses’, Sampha es perfectamente capaz de crear canciones que hablan un lenguaje de belleza clásica y barnizarlas con estéticas contemporáneas que parecen “alternativas” pero no son otra cosa que rabiosamente actuales. Como él no quiere ser famoso, es probable que le volvamos a ver más colaborando con otros que a su aire, pero ‘Process’ deja una impronta notable en 2017, el de un disco que suena a su tiempo de verdad, sin recurrir apenas al pasado y dejando buenas canciones por el camino.

Calificación: 7,2/10
Lo mejor: ‘Blood on Me’, ‘Timmy’s Prayer’, ‘(No One Knows Me) Like the Piano’, ‘100% Plastic’
Te gustará si te gusta: Kanye West, Jessie Ware, James Blake
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • David C.

    Este álbum es por lo menos de 9. Es un debut excelente.

Send this to a friend