Paramore / After Laughter

-

- Publicidad -

Paramore / After Laughter

paramore-after-laughter«¡Igual somos emo pero nos estamos dando cuenta ahora!», exclamaban Chvrches en una entrevista de 2015 en la que hablaban largo y tendido sobre cómo ha cambiado el concepto emo. «La gente te dice cosas como «te has hecho mayor, así que ya no puedes ser emo. Puedes serlo por dentro, pero tienes que ponerte otro tipo de camisetas»». Eso han hecho Paramore, y la comparación entre los dos grupos no es casual: Chvrches, aunque mucho menos rockeros, han hecho después de aquellas declaraciones sus pinitos versionando a Paramore y, de hecho, Hayley Williams ha terminado interpretando una canción del segundo disco de Chvrches junto a ellos mismos, ‘Bury It‘. Después de esto no sabemos quién entona ‘Tell Me How’, la balada final del nuevo disco de Paramore, si Hayley o Lauren Mayberry.

Paramore no se han hecho popis de un día para otro. Sus canciones siempre han sido poperas, como muestran las melodías cristalinas detrás de las guitarras de, por ejemplo, ‘Ain’t It Funny’, pero ahora sus portadas son más coloridas, los vídeos tienen más tonos pastel y sí, los arreglos son un poco más indie pop. Ahora encajarían más todavía en un festival como Dcode, donde actuaron My Chemical Romance el mismo año que The Ting Tings. Y este álbum puede gustar a los fans de unos y de otros sin dejar de llamar la atención de sus viejos seguidores, para empezar, porque las letras del disco, tratando la depresión de Hayley (‘Hard Times‘) o la incomprensión que ha sufrido por parte de su pareja (‘Rose-Colored Boy’) no dejan de ser eso: lo mismo pero con otra camiseta.

- Publicidad -

La diferencia es que ahora Paramore afrontan su nueva etapa, que supone también el regreso de su batería Zac Farro, con luminosidad y brío, ayudados por la co-producción de Justin Meldal-Johnsen (M83, Tegan and Sara, ellos mismos). Al mal tiempo, buena cara. ‘Hard Times’ es una de sus canciones más pegadizas y directas, los tarareos hacia el final de ‘Fake Happy’ -pese a su título emo- están hechos para salir del agujero, y ‘Pool’ presenta un desarrollo instrumental bastante electrizante.

Otra cosa es que su propuesta sea original. El grupo ha cambiado básicamente tomando unas ideas de aquí y otras de allá, pero aportando muy poca cosa. Hay un punto muy The Go! Team en ‘Rose Colored Boy’, un tema que había empezado en plan Cyndi Lauper. Passion Pit se asoman por el momento cumbre de ‘Fake Happy’. ‘Caught in the Middle’ podría ser un single de Gwen Stefani o No Doubt. El curioso y trepidante tema en el que repasan su carrera después de su reflexión sobre la fama de ‘Idle Worship’, sin la voz de Williams, ‘No Friend’, parece un tema de relleno de Blur de 1994. Y puestos a buscar parecidos, el estribillo de ‘Just Dance’ de Lady Gaga puede cantarse por encima del de la mismísima ‘Hard Times’. Eso sí, aunque no hayan sido mucho más originales que Two Door Cinema Club (ni el Carlos Sadness de hace 2 años) hay que reconocer que hay cosas que les han salido bien. ‘Forgiveness’ logra reunir una producción un tanto Police con un punteo ligerísimamente Smiths y, desde el segundo estribillo, suma unos estupendos coros ochenteros -como los de ‘Pool’- recién sacados de ‘Tango in the Night‘ de Fleetwood Mac. Ahora Paramore son tan guays como Chvrches o Carly Rae Jepsen, aunque un poco tarde.

- Publicidad -

Calificación: 6,5/10
Lo mejor: ‘Hard Times’, ‘Fake Happy’, ‘Pool’, ‘Told You So’
Te gustará si te gusta: las melodías de Chvrches sobre el fondo musical de Two Door Cinema Club
Escúchalo:Spotify

Lo más visto

No te pierdas

5 cosas que echar de menos de Daft Punk y 1 que no

Daft Punk fueron el último grupo en adorar de verdad las grabaciones de estudio. Recordamos este y otros hitos... y una cuenta pendiente.

‘Eso que tú me das’: Pau Donés siendo hasta el final el mismo que cantó ‘Grita’

A finales de los años 90 las canciones de Jarabe de Palo eran omnipresentes. Cada vez que un ser...