C. Tangana / Ídolo

Por | 10 Oct 17, 17:34

c-tangana-idoloAunque le está valiendo no pocas críticas por parte de muchos aficionados al rap más o menos ortodoxo de los primeros Agorazein, además de otros artistas –a los que dedica un 70% de sus barras en este disco–, lo cierto es que C. Tangana se propuso hace tiempo convertirse en una estrella del pop español. Ahora, tras el sonoro lanzamiento de ‘Ídolo’ dentro del acuerdo que ha firmado con Sony Music –“el contrato más caro en España de to el gremio”, insiste en ‘Espabilao’, que no falta en esta secuencia–, puede decirse que lo es. Al menos, más que cualquier otro artista de su generación y estilo artístico.

De forma muy inteligente, Antón Álvarez vio las posibilidades de crecimiento de las músicas urbanas en España, una proyección del dominio que ya ejercen desde hace tiempo en el pop anglosajón. Por eso, tras vislumbrar lo que podía conseguir al lanzar ’10:15’ –y así, tal cual, nos lo explicó entonces–, se alió con el productor que mejor entendía sus objetivos, Alizzz (alias de Cristian Quirante, con el que lleva trabajando desde los tiempos de ‘Trouble + Presidente’), y lo persiguió. Con ‘Antes de morirme’ y ‘Persiguiéndonos’ probó hasta dónde podía llegar, y la multinacional le dijo que lo querían. Y ellos se lo dieron: ‘Mala mujer’ es, quizá, la máxima expresión de ese deseo pero no es, ni mucho menos, representativo de todo lo que contiene ‘Ídolo’.

Antes de que los haters vengan con ello… Sí, es cierto que las ideas que plasma en sus letras son bien repetitivas –tanto sexo, drogas, coches caros y dinero como ego, orgullo y arrogancia–, con algún reprochable desliz sexista (pero muy pocos: es palpable que Puchito se ha esmerado en mejorar ese aspecto). Pero lo importante de ‘Ídolo’ es, en realidad, el cómo. Cómo Antón y Alizzz (con colaboraciones puntuales de El Guincho, Horror.Vacui, LivingLargeInVenus y Danni Ble) han creado una pieza cohesionada de pop moderno, un “becerro de oro” contemporáneo (como él mismo acuña) que despide deslumbrantes destellos de dembow, R&B, reggaetón, dancehall, hip hop marcadamente actual, jazz, glitch-pop y vaporwave. Una producción absolutamente brillante, fresca y sorprendente, de primer nivel, que no solo no tiene lo más mínimo que envidiar a las bases sobre las que riman y cantan MCs como Tory Lanez, Drake, Travis Scott, J Balvin o Lil Uzi Vert, sino que diría que –de conocerla– les gustaría tener para sí. C. Tangana y Alizzz trascienden en ‘Ídolo’ a sus referentes y acotan su espacio propio.

Pero, además del trabajo de Alizzz, en ‘Ídolo’ brilla también C. Tangana –algo que quizá no sea tan obvio como suena–. Este disco es mucho más que un conjunto de buenas bases gracias a un Antón que parece tocado por una varita, con un sentido de la musicalidad descomunal que le permite regalar incontables ganchos a la vez que trasciende el papel de MC ad-hoc –cantando a lomos de hondonadas de Autotune–. Lo cual no impide que sus rimas sean divertidas e ingeniosas (‘No te pegas’ e ‘Inditex’ se llevan quizá la palma, azotando sin compasión a sus rivales), al alto nivel de ingenio que siempre le ha caracterizado que le valieron el apodo de El Crema.

Hay más pop como el de ‘Mala mujer’ en ‘Ídolo’ –‘De pie’ es claramente su heredera directa– pero no es la apuesta principal del C. Tangana de 2017. Para decepción de sus haters, no ha renunciado al rap y lo hace brillar en esa atractiva amalgama de estilos que se concreta en temas como ‘Tiempo’, ‘Inditex’, ’Intoxicao’, ‘Demasiao tarde’ (mágico el uso de sonidos telefónicos que hace Querante en ella), ‘Pop Ur Pussy’ o ‘No te pegas’. Incluso los cortes más oscuros del lote, ’Caballo ganador’ (con ese “ahora mira mis cojones moviéndose al correr” que seguro será muy coreado) y la pseudo-filosófica ‘Otro hombre’, pueden parecer las más difíciles del conjunto, tienen un magnetismo difícil de evitar.

A sabiendas de que esto escocerá, que habrá quien llame vendidos a MC y productor por esforzarse en hacer todo el dinero del que sean capaces con su mejor arte –y de paso a nosotros por alabar este notable trabajo–, que muchos aludirán a la caducidad de este estilo –como si hubiera algo que no lo fuera–, no podemos poner paliativos a lo que es un triunfo radical del buen pop de nuestro país. Porque además de entregarnos lo que le pedimos desde hace tiempo al pop –mainstream o no– de nuestro país, lo hace con gusto y riesgo, con audacia y pasión. Quememos 2017 mientras suena ‘Ídolo’.

Calificación: 8,3/10
Lo mejor: ‘Mala mujer’, ‘Inditex’, ‘De pie’, ‘Tiempo’, ‘Demasiao tarde’
Te gustará si: alguna vez has soñado con un disco de Drake producido por Flume.
Escúchalo: Spotify

Etiquetas: ,

La Tienda JNSP