Quantcast

Pros y contras de ‘Tres anuncios en las afueras’: la gran favorita para los Oscar

-

- Publicidad -

Pros y contras de ‘Tres anuncios en las afueras’: la gran favorita para los Oscar

Los Globos de Oro han hablado. Aunque tengo la impresión de que ‘Lady Bird’ puede ser el ‘Moonlight’ de este año, no hay duda de que ‘Tres anuncios en las afueras’ parte como favorita para llevarse el premio gordo en los próximos Oscar (las nominaciones se anuncian el 23 de enero). Los premios del público que se llevó en festivales como San Sebastián o Toronto suelen ser más orientativos del gusto de los “académicos” que todos los galardones de la crítica que colecciona la película de Greta Gerwig.

Lo mejor de ‘Tres anuncios en las afueras’

1. El portentoso guión de Martin McDonagh. Aunque su nombre no sea muy conocido para el gran público, el anglo-irlandés McDonagh tiene un Oscar (por el cortometraje ‘Six Shooter’), una nominación (por el guión de ‘Escondidos en Brujas’) y una impresionante carrera como dramaturgo con obras como ‘El cojo de Inishmaan’ o ‘El hombre almohada’, representadas varias veces en España. El libreto de ‘Tres anuncios en las afueras’, premiado en el festival de Venecia, es fabuloso. Lo que empieza como una historia de los hermanos Coen, con mucho humor negro, va transformándose casi en un western de Clint Eastwood, en una historia de violencia, perdón y esperanza, llena de giros inesperados, estimulantes cambios de tono, diálogos ágiles y unos personajes con más complejidad psicológica y matices dramáticos que todos los de los blockbuster estrenados este año.

- Publicidad -

2. Arde Missouri, llega Frances McDormand. La cantidad de buenas interpretaciones femeninas que ha habido este año es apabullante. Tanto que, a su lado, la categoría de mejor actor va a quedar un poco como de función de colegio. No digo que Gary Oldman, James Franco, Tom Hanks o Daniel Day-Lewis estén mal, pero lo de Frances McDormand, Saoirse Ronan, Jessica Chastain, Sally Hawkins o una sorprendente Margot Robbie es de otra galaxia. El duelo entre las dos primeras promete ser tan encarnizado como el de las dos películas que protagonizan. McDormand borda su papel de airada madre en busca de justicia/venganza. La actriz es capaz de transmitir comicidad, brutalidad, vulnerabilidad, compasión y tormento interior con la misma naturalidad con la que lanza cócteles molotov. Y todo en una misma secuencia. Tampoco hay que olvidar a los secundarios, todos magníficos: Sam Rockwell, Woody Harrelson, Peter Dinklage, Caleb Landry Jones…

3. La fabulosa banda sonora. Menuda racha lleva Carter Burwell, compositor habitual de Todd Haynes y los hermanos Coen. Si hace unos días alabábamos su trabajo en la infravalorada ‘Wonderstruck. El museo de las maravillas’, completamente olvidada en los premios de este año, ahora nos inclinamos ante esta nueva demostración de talento. Su partitura con aires de western para ‘Tres anuncios en las afueras’ consigue que secuencias como la del inicio, cuando McDormand llega a cámara lenta a la agencia de publicidad, tenga tanta fuerza e intensidad dramática como un forastero entrando en un salón de un pueblo del Oeste. Pero también está la selección de canciones: Townes Van Zandt, The Four Tops o esa maravilla de Monsters of Folk, ‘His Master’s Voice’, que sirve como contrapunto a una de las secuencias más brutales (en todos los sentidos) de la película.

Lo peor de ‘Tres anuncios en las afueras’

- Publicidad -

¿No se parece demasiado esta película a una de los hermanos Coen? No solo es que esté protagonizada por la señora Coen, la música sea de Burwell o su ambiente recuerde mucho a ‘Fargo’ (pero sin nieve), sino que visualmente es muy parecida. De no ser por la manera en que se desarrolla el guión, casi podríamos estar ante un episodio (uno muy bueno) de la serie ‘Fargo’. A McDonagh le sobra talento para escribir diálogos brillantes e imaginar situaciones inesperadas, pero su ojo no parece tan entrenado como su pluma. Si en ‘Escondidos en Brujas’ y ‘Siete psicópatas’, sus anteriores películas, la sombra de Tarantino era del tamaño de una secuoya, aquí la de los Coen es como un cartel de cuatro metros en las afueras de un pueblo de Missouri. 8.

Lo más visto

No te pierdas